Menú

Reconstruyen en Madrid la tumba y los tesoros del faraón Tutankhamón

Llega a Madrid una exposición que reproduce el tesoro funerario hallado en el Valle de los Reyes por Howard Carter en noviembre de 1922.

0
Llega a Madrid una exposición que reproduce el tesoro funerario hallado en el Valle de los Reyes por Howard Carter en noviembre de 1922.
La exposición 'Tutankhamon: la tumba y sus tesoros', llega a Madrid

El 14 de noviembre de 1922, hace 97 años, el egiptólogo inglés Howard Carter descubrió en el Valle de los Reyes la primera puerta a la tumba de Tutankhamón, un faraón que ascendió al trono de niño y murió con sólo 19 años. Inmediatamente, Carter selló la zona y envió un telegrama a Londres anunciando a su mecenas el hallazgo. Llevaban cinco años de trabajos infructuosos y una fortuna gastada. Esta era su última oportunidad. Solo unos días más tarde, el 24 de noviembre encontró el nombre "Rey Tutankhamón" en la puerta de la tumba. Había permanecido oculta durante más de 3.300 años y estaba prácticamente intacta. Ningún saqueador de tumbas se le había adelantado. Este descubrimiento sorprendió al mundo entero y acrecentó el interés de la sociedad por la arqueología y la historia de Egipto.

El momento decisivo había llegado. Con manos temblorosas hice un diminuto agujero en la parte superior izquierda, introduje un candelero y di un vistazo. Al principio no pude ver nada, pero a medida que mis ojos se acostumbraron a la luz, los detalles de la habitación que había al otro lado de la pared empezaron a emerger lentamente, extraños animales, estatuas y oro, ¡el centelleo de oro por doquier! Durante unos momentos, quedé anonadado ante el asombroso descubrimiento. Cuando Lord Carnarvon me preguntó, nervioso. "¿Puede ver algo?" lo único que fui capaz de musitar fue. "Sí, veo cosas maravillosas".

Llega a Madrid la exposición "Tutankhamón: la tumba y sus tesoros" (Espacio 5.1, IFEMA) una reproducción del tesoro funerario que incluye las tres cámaras del faraón tal y como las encontraron hace casi un siglo Howard Carter y su equipo: la Antecámara, la Cámara del Tesoro y la Cámara Funeraria. Han conseguido darle un toque muy cinematográfico que permite que el visitante, con la ayuda de una audioguía, piense como un arqueólogo y viva la emoción de aquel que sabe que está a punto de cambiar la historia. Es el propio Carter el que guía al público con una narración llena de suspense en la que relata cómo fue encontrando aquellas "maravillas" tras lo que parecían simples escombros. La reproducción de las estancias es exacta.

tumba-tutankhamon2.jpg
Tumba de Tutankhamón | Institute Oxford

"Las anotaciones que Carter hizo sobre su hallazgo han sido plasmadas en esta exposición a modo de guión. Los visitantes podrán fascinarse con este tesoro como quienes lo descubrieron, un hito que estuvo reservado solo aun círculo muy selecto", explicó Paul Heinen, autor de la idea y el concepto de este proyecto.

tumba-tutankhamon3.jpg
Tumba de Tutankhamón | Institute Oxford

El descubrimiento de la tumba del faraón fue fotografiada casi al milímetro. Howard Carter y Lord Carnarvon, el promotor de la excavación, tenían buena relación con el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y esta institución facilitó un excelente curador, Arthur Mace, y el mejor fotógrafo museístico del momento, Harry Burton. Documentó el trabajo que realizaron los arqueólogos en la tumba, cada objeto de forma individual y cómo fue retirado de la excavación. De ahí, que la muestra corresponda fielmente a la realidad y presuma de un gran rigor científico.

Tras las tres cámaras funerarias, el visitante descubrirá cada uno de los objetos que componían el ajuar funerario del joven faraón de forma individual, réplicas muy cuidadas, elaboradas en Egipto por artesanos nativos. Como resulta obvio, no se ha elaborado con los mismos materiales pues, por ejemplo, el ataúd dorado original contiene 110 kg de oro sólido. Se ha optado por una reproducción de cobre recubierto de oro mediante un procedimiento de electrolisis. Hay más de 1.000 piezas.

tumba-tutankhamon.jpg
Tumba de Tutankhamón | Institute Oxford

La doctora Esther Pons, egiptóloga y asesora de la exposición en España, resalta la importancia de este faraón que, hasta el hallazgo de su tumba, era prácticamente un desconocido: "Murió muy joven, de forma repentina tras una infección de rodilla y fue enterrado en una tumba que seguramente no era para él. Su ajuar funerario estaba compuesto por casi seis mil objetos, muchos de oro. Eso da muestra de la importancia de su figura".

Una de las piezas que más curiosidad despierta en el visitante es la Máscara de Oro de Tutankhamón. También está su carro de caza o el trono, con sus iniciales grabadas. No faltan deidades y otros objetos que dan cuenta del complejo ritual que se realizaba para que los reyes lograsen su ascensión a las estrellas. El visitante descubrirá, sin salir de España, las lujosas capillas doradas en las que se encontraba la tumba y los tres ataúdes que protegían la momia del rey.

La leyenda negra y la daga del espacio

El misterio siempre ha rodeado a la figura de Tutankhamón. Hace unos años, un estudio reveló que una de las dagas que aparecieron sobre el cuerpo del joven rey estaba elaborada con pomo de cristal de roca y hoja de hierro procede de un meteorito. Todo un regalo para los aficionados a crear fantasías que relacionan a los egipcios con supuestos extraterrestres.

Luego, además, están las teorías sobre la maldición de Tutankhamón, que ha alimentado la literatura y el cine desde que se encontró su tumba. La muerte de Lord Carnarvon, patrocinador del proyecto, poco después de la apertura del sarcófago y el fallecimiento por causas desconocidas de algunos de los hombres que habían entrado en la cámara prendieron el rumor sobre la mortal venganza del faraón.

Para los egipcios, es una leyenda. La radio nacional se inauguró con la música de un clarinete hallado en 1934 en esta tumba.

Historia de Egipto

La exposición, concebida como "entretenimiento a pesar de su alto nivel didáctico" según apuntó Sold Out, promotora de la misma, es una oportunidad para conocer más sobre una de las civilizaciones más adelantadas de su tiempo y descubrir el importante papel que jugaba la muerte en sus vidas. Asimismo, permite acercarse a Howard Carter, un nombre que siempre estará ligado a la figura del faraón.

Carter llegó a Egipto como dibujante arqueológico con 17 años. A los 21, ya era Inspector Jefe de Antigüedades del Alto Egipto. Toparse con Tutankhamón le encumbró en su carrera aunque también supuso problemas serios de salud a causa de la deficiente calidad del aire y la iluminación artificial de la tumba. En 1932, dio por finalizado su trabajo en la excavación y regresó a Inglaterra. El 2 de marzo de 1939 murió en Londres de cáncer.

Ficha:

Título: Tutankhamón: La Tumba y sus Tesoros
Fecha: Del 23 de noviembre de 2019 al 19 de abril de 2020
Lugar: Espacio 5.1 | IFEMA – Feria de Madrid Avd. del Partenón, 5, 28042 Madrid
Horario: De martes a domingo de 10:00 a 21:30.
Último pase una hora y media antes del cierre. Lunes cerrado excepto festivos, puentes y períodos vacacionales.
Precio: Entrada general (+13 años) a partir de 15€ / Entrada Niño (4 a 12 años) a partir de 8€
Entradas a la venta en www.tutankhamonlaexposicion.es y en las taquillas de Espacio 5.1

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios