Menú

"Ambicioso", "sin escrúpulos", "Killer", Pérez-Reverte analiza a Pedro Sánchez en 'La Sexta Noche'

El novelista se encuentra promocionando su última novela, Línea de fuego, sobre la batalla del Ebro en la Guerra Civil española.

0
El novelista se encuentra promocionando su última novela, Línea de fuego, sobre la batalla del Ebro en la Guerra Civil española.
Arturo Pérez-Reverte | EFE

La polémica saltó antes incluso de que la entrevista pudiese verse en televisión. La cuenta de Twitter de La Sexta Noche quiso promocionar la charla entre Iñaki López y Arturo Pérez-Reverte prometiendo que el novelista ofrecía en ella su visión acerca de la gestión de la pandemia por parte de Pedro Sánchez. El problema es que no era cierto. El propio Reverte salió acto seguido para desmentir al programa, alborotando la red social.

De lo que sí que habló fue del propio Pedro Sánchez, del que dijo que le tiene "fascinado". Le comparó con "los políticos renacentistas" o con "los secundarios de Shakespeare", en el sentido de que "realmente le importa todo un huevo de pato". "Es inmune a las hemerotecas. Es ambicioso, sin escrúpulos, valiente. Es un killer. Los ha matado a todos. Y a los que no ha matado los va a matar. Mató a Rajoy, mató a González, mató a Guerra, matará al Rey si puede… A Pablo Iglesias no, porque lo necesita, pero cuando llegue el momento lo matará también. Cada vez que le abraza le está buscando el lugar de la costilla donde le va a meter la navaja. Para un novelista es un personaje extraordinario". Y sentenció, avisando de que no descontextualizasen sus palabras después en los tuits, de que él, en "esta España de políticos moñas", es "un fan de Leo Harlem, de la Guardia Civil y de Pedro Sánchez".

Acerca de su novela, Línea de fuego, y de la necesidad de contar la Guerra Civil a las generaciones más jóvenes, reconoció que su intención era precisamente esa. "Hay una irresponsabilidad enorme en la política española. Cuando no existen doctrinas políticas sólidas, lecturas, conocimiento del mundo y de la política que aporte un peso intelectual, se va a lo fácil", dijo. "La Guerra Civil, contada así, es perfecta. Franco malo, rojos buenos; República perfecta y paradisíaca, franquismo nefasto, ni valientes eran los franquistas… Claro, estos analfabetos políticos están manejando con una alegría enorme conceptos muy peligrosos, muy complejos, para un público que, por otra parte, no está preparado". En ese sentido, añadió que "la educación en España ha desaparecido. No estamos creando ciudadanos lúcidos y críticos, estamos creando otra cosa. Pero cuando no existen ciudadanos críticos, no hay debate. No hay vacuna contra la manipulación".

También habló de la actual situación política del país. "Estamos en un proceso de demolición del Estado y sus instituciones. Es un proceso evidente. Unos por unas razones y otros por otras, pero el Estado se está demoliendo. Yo escribí un artículo defendiendo a la monarquía actual. Se llamaba Para qué necesito un rey. Yo soy republicano. He sido educado en los valores republicanos serios. Pero también he leído. Conozco la Primera República española, conozco la Segunda. También sé una cosa, que parece que la gente ignora, y es que existen republicanos de derechas. Que todos lo eran. La Falange también. Es decir, una república no significa expulsar a la derecha de la vida política", señaló, aún asumiendo que fuese cierto "que se hiciese mal la Transición" y que hubiese que "dinamitar el Estado". "Echamos al Rey. Estupendo. ¿Ahora quién me va a reconstruir ese imperfecto Estado? ¿Rufián? ¿Echenique? ¿Espinosa de los Monteros? ¿Ortega Smith? ¿Esos son los que me van a construir a mí el futuro y los que van a hacer una España estable y convivible? ¿Esos son los que van a hacer una Constitución? Váyase usted al carajo". Para terminar, defendió al actual monarca. "En ese putiferio político en el que estamos inmersos de una manera cada vez más disparatada, Felipe VI me parece una buena persona. Y nadie que le haya tratado dirá que no lo es. Es un hombre que ama a España, que intenta mantenerse al margen de las disputas, que hace lo que puede, y me parece un buen referente, un buen árbitro. ¿Te imaginas una República con un presidente que fuese Sánchez y un presidente del Gobierno que fuese Casado? ¿Te imaginas una república en manos de esa gentuza que todos los días nos está disparatando la convivencia? En ese sentido el Rey me es útil. No es mi figura ideal en el plano político, pero lo necesito en defensa propia. Porque está fuera de toda esta basura. No digo que sea mejor o peor, aunque es mejor, claramente, pero está fuera".

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios