Menú

Alemania se prepara para la reedición de 'Mein Kampf'

En diciembre de 2015 expiran los derecho de autor del libro de Adolf Hitler y quedará bajo dominio público.

81
En diciembre de 2015 expiran los derecho de autor del libro de Adolf Hitler y quedará bajo dominio público.
'Mein Kampf', de Adolf Hitler. | Portada

Adolf Hitler se suicidó con una pistola Walther el 30 de abril de 1945 en un búnker de Berlín, hace 70 años. Tras el juicio celebrado en Múnich en el 48, la Corte otorgó al ministerio de Finanzas de Baviera todos sus bienes, incluidos los derechos de autor de Mein Kampf (Mi lucha), el libro que resume la ideología antisemita del régimen nazi. Sin embargo, la sentencia impedía que la obra volviera a ser editada. El último día de 2015 expiran esos derechos y quedará bajo dominio público.

El mercado editorial alemán se preparaba para este nuevo escenario con incertidumbre. La primera edición de Mein Kampf fue lanzada el 18 de julio de 1925, aunque su éxito no se disparó hasta 1933, con Hitler ya en el poder. Se vendieron más de un millón de ejemplares ese año y así hasta la caída de la Alemania nazi. No había un cuartel o una escuela que no lo tuviera en su biblioteca. En los años treinta, lo más común era recibir una copia de la autobiografía de Hitler como regalo de bodas. Este best seller era una gran fuente de ingresos para el dictador.

"Es un libro esencial para los historiadores, para quien quiera conocer lo más espantoso que ha sucedido en el siglo XX y posiblemente en toda la historia humana. Hay que estudiar el horror porque es el único modo de no repetir errores", explica Gabriel Albiac, intelectual filósofo, y escritor. "Hay que enfrentarse a este libro del mismo modo que un oncólogo se enfrenta a un cáncer", añade.

El Consejo Central de los Judíos de Alemania, la principal organización representante de esta comunidad en el país, se ha declarado a favor de una reedición crítica del libro, comentada por historiadores. "Reeditar un libro con comentarios de los historiadores es fundamental para todo clásico, y por clásico no quiere decir positivo, sino todo aquello que ha quedado para la historia. Si no contamos con una ayuda, nos es imposible comprender", aclara Albiac.

Sin embargo, hay quien teme que sirva para impulsar el odio antisemita. "Por supuesto, habrá todavía quien se sienta fascinado por este tipo de barbarie, pero de todos modos, ha habido hasta ahora ediciones clandestinas. Quien quiera conseguirlo, lo consigue".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios