Menú

'Otra realidad. Diario filosófico', Agapito Maestre entre México y España

Después de casi dos años fuera, ocupando un puesto de responsabilidad en la difusión de la cultura, vuelve a su tierra y nos regala este libro.

Jesús Esteban
0

Agapito Maestre observa el mundo con mirada limpia. Y casi en tiempo real escribe sobre lo que ve. Mira con objetividad y capta rápido lo que pasa a su alrededor. Pero escribe después de haber reflexionado sobre lo que ha visto. El resultado de este proceso se puede disfrutar leyendo su nuevo libro: Otra realidad. Diario filosófico.

Agapito sigue la tradición de la mejor filosofía en lengua española. Para conocerla hay que leer a nuestros grandes literatos. Desde Cervantes y Teresa de Jesús, hasta Galdós, Baroja y Azorín, pasando por tantos otros. Algunos con vitola más evidente de filósofos como Unamuno y Ortega. ¡Hay gente para todo!

Después de casi dos años en México D.C., ocupando un puesto de responsabilidad en la difusión de la cultura en lengua española, Agapito Maestre vuelve a su tierra y nos regala este libro.

D. Agapito Maestre, como le llama el Padre Mindán, vive su vida con filosofía y nos transmite la filosofía de la vida. En esta ocasión la vida cultural que le rodea, a caballo entre Madrid y México, en los últimos meses de 2014 y primeros de 2015. Por eso su libro va más allá de una crónica cultural y es un diario filosófico. Y, además, realmente ameno. Porque la amenidad es una cualidad que hay que agradecer a los filósofos que la practican. Agapito es ameno porque escribe con lenguaje sencillo sobre lo que pasa en la calle. No quiere describir los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa. Escribe con un castellano limpio y clarísimo. No en politiqués. Ese dialecto tan extendido en nuestros días, que usa y abusa de los circunloquios y de lo políticamente correcto. Agapito ha escrito su libro en español, limpio y clarísimo. Transparente como un cristal. ¡Su estilo habitual! Sujeto, verbo y predicado. Y punto. Como nos enseñaban en el colegio. Y así destila su filosofía y la recoge en frases que usted podría encontrar escritas en las paredes de su ciudad. Verdades como puños y, a veces, como puñetazos.

Leer Otra realidad. Diario filósofico, como muchos otros libros de Agapito Maestre, es como beber un buen vino. Entra fácil, pero tiene excelente retrogusto y deja un recuerdo en nuestros sentidos difícil de olvidar.

En esta ocasión Agapito Maestre, ha enfocado su pensamiento en sus experiencias culturales y vitales. Nada de política en primer plano. Aunque la política siempre salga a relucir. Ahí está su crónica de la muerte anunciada de UPyD y la paradoja democrática, al hablar de los libros y artículos del profesor Sosa Wagner. O su reflexión sobre el estado de la ciencia y la investigación en España. También se tropieza varias veces con la corrupción, esa gusanera que se extiende por toda España, desde Sevilla a Cataluña, y de Valencia a Madrid. Tampoco falta a la cita el independentismo y el origen de sus actuales mantras en las ideas de algún intelectual de izquierdas de los años 70.

Libros, cine y vida cotidiana

Agapito agrupa las páginas de su diario filosófico en tres apartados: De libros y escritores; De cine, teatro y pintura; y De la vida cotidiana. La vida. Entre ellas hay muchas, muchas, interesantísimas. Cada lector hará su propia selección de acuerdo con sus gustos y preocupaciones.

Personalmente si tengo que destacar alguna, citaré dos que me emocionaron al leerlas. No puedo olvidar la recreación de la exposición fotográfica organizada por la Comunidad de Madrid con el título de "El Rostro de las letras". Agapito hace que el lector sea testigo silencioso de los diálogos entre los fotógrafos y los escritores de la Generación del 14 presentes en sus retratos. Un viaje en el tiempo y por nuestra cultura. El segundo es un canto que, con motivo del Foro Católicos y Vida pública, organizado por el CEU, Agapito hace a la familia. A la familia tradicional ahora sometida a examen, cuando es la única red de consuelo y ayuda para tantos que, sin ella, no habrían visto salida a la situación catastrófica que ha vivido, y aún vive en gran parte, nuestra sociedad.

En el apartado de libros nos anima a leer a José Luis Garci, creador de bellas y exactas metáforas. A descubrir libros que no han recibido el trato que se merecerían como es el del ruso/español Boris Cimorra que bajo el título de El último maravedí, nos entregó una novela histórica realista y utilísima para acercarnos a la verdad sobre la historia del Oro de Moscú. Y cómo no, a leer y releer, el imprescindible Don Quijote.

Al escribir sobre espectáculos nos invita, casi nos empuja, a ver el cine hecho vida por Gonzalo García Pelayo en sus Alegrías de Cádiz y el teatro de El Brujo.

También es de gran interés ver cómo un filósofo reflexiona frente a las exposiciones del Greco, o en la que el Palacio Real se dedicó a El Retrato en las colecciones reales. Cuántas cosas se pueden ver en cualquiera de estos cuadros y en concreto, y de un modo especial, en el Retrato de la familia real de Antonio López.

¡Hay tantas páginas interesantes! ¡Tantas pequeñas joyas!

Agapito observa las cosas sencillas con extraordinaria agudeza y nos hace comentarios y valoraciones muy valiosas para sobrellevar estos singulares momentos que estamos viviendo. Para sobrevivir en esta sociedad, que parece que no quiere recordar su gran cultura, hay que estar atentos y saber ver la otra realidad. Para esto, el libro de Agapito es como un manual de primeros auxilios.

Una recomendación final lea este libro: Otra realidad. Diario filosófico. Es un placer. No le defraudará. Se trata del placer de la lectura.

Agapito Maestre. Otra realidad. Diario filosófico. 2015. Madrid. Editorial Tecnos

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation