Menú

Trapiello y la "traumática" relación de los españoles con 'El Quijote'

Traducir es "como jugar a las 7 y media". Andrés Trapiello lleva 14 años con la incertidumbre de no llegar o de pasarse. El resultado: muy ajustado.

16

Borges fue un provocador, malvado, capaz de negarse a sí mismo, a favor de sus múltiples y falsas personalidades refractarias. A esta actitud tan saludable se pueden atribuir declaraciones del tipo, "cuando leí Don Quijote en versión original, me pareció una mala traducción". Jorge Luis probó la pócima milagrosa de Cide Hamete Benengeli en inglés -por su abuela Fanny Haslam- lengua en la que arrancó a hilvanar palabras, paradojas y emociones.

Es una excentricidad de argentino sobrado pero en esta anécdota está la esencia del lifting que ha hecho Andrés Trapiello a Don Quijote de la Mancha. No tiene ni menos grasa ni ha perdido volumen. El Quijote, la mejor novela jamás escrita, se postra ante nosotros, se abre como un capullo -para muchos la capullada ha sido traducirlo al español actual- en un reportaje festivo-floral de La 2.

Valor no le ha faltado al Pierre Ménard de nuestros días. 14 años ha estado consultando, interpretando, borrando, añadiendo, explorando el estilo, midiendo frases y contando letras, captando ritmos, trabajo filológico para desvelar el tesoro al que muchas personas normales -a las que un día ofendió Rajoy nombrándoles en balde- consideran que leerlo es una empresa quijotesca. Compartir aventuras de Don Quijote, con miles de notas a pie de página, es un viaje con altos en el camino. Hacerlo sin notas, es coger la alta velocidad, hacia ese destino inolvidable que acaba con "Vale". El camino de la erudición y el de la vida se unen. El placer generado supera al esfuerzo.

El friso del Partenón, la primera frase permanece incorrupta, en el Quijote de Trapiello pero en la segunda ya nos topamos con ese "de lanza en astillero", del que salieron más de una decena de jugadas alternativas a la original. Alguna descartada porque recordaban a Cernuda y no a Cervantes.

¿Tenía Cervantes una idea sagrada del arte y de la literatura?

Siempre se ha habla de las parejas literarias. Pero Sancho y Quijote no quieren ir solos los dos. La atenta mirada de un lector es el tercer compañero siempre bienvenido. Por los siglos de los siglos.

La edición de Francisco Rico maneja 5.252 notas a pie de página. El propio libro de Trapiello se convierte en una super nota a pie de todo el Quijote. Los españoles lo leerán con la misma ventaja de salida que los ingleses, alemanes, franceses, rusos, chinos, japoneses....

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco