Menú

'Los tesoros de Bruce Springsteen': una biografía ideal para devotos y principiantes

La escritora Meredith Ochs presenta una obra fresca, bien escrita y contextualizada –ingredientes ausentes en muchos libros sobre rock.

0
Portada del libro | Libros Cúpula

Cuando uno ve a Bruce Springsteen (Long Branch, Nueva Jersey, 1949) sobre un escenario se pregunta si de verdad si tiene 66 años –los mismos, por ejemplo, que Sabina-, dónde nace ese torrente de nervio y energía contagioso, cómo narices conserva ese físico, y así.

Leyendo Los tesoros de Bruce Springsteen (Libros Cúpula, 2015), de la escritora y presentadora de radio Meredith Ochs, las respuestas se convierten en evidencias. The Boss siempre fue un profesional. Rehuyó de las drogas. Practica fitness. Se sabe artista, se sabe grande, se sabe ya mayor, pero quiere –y lo consigue- seguir siendo el macho alfa del escenario, un titán del rock&roll, un líder.

Contra lo que reza la nota de prensa, la biografía que publica Ochs no es exhaustiva: el lector no encontrará el trabajo más completo sobre el artista de Jersey, el detalle milimétrico o la exclusiva recóndita. Los tesoros de Bruce Springsteen es una obra, por un lado, para devotos; por otro, para principiantes. Los primeros disfrutarán de un capricho, de una magnífica colección de fotos inéditas y reproducciones del inventario personal del músico –su hoja de reclutamiento, pósters de sus bandas juveniles…-; los segundos encontrarán un cauce cómodo, bien escrito y contextualizado –ingredientes ausentes en tantos libros sobre rock, ay- para descubrir y conocer, sin exhaustividad, ya digo, a uno de los músicos más importantes de la Historia.

Los tesoros… presenta, con sencillez y frescura, al hijo de una madre protectora y de un padre que "daba miedo" (Steve Van Zandt dixit); al niño monaguillo de misa de domingo que, pese a sus idas y venidas, nunca dejó de ser creyente –"Si has sido católico, lo eres para siempre"; al joven que se mudó a Asbury Park y, desde sus subsuelos, se introdujo en el ecosistema musical de la zona; al líder de Steel Mill que, tras descubrir a Van Morrison, tuvo una epifanía; al líder copulativo de la E Street Band; al tipo que empezó a funcionar con Born to Run y lo reventó con Born in the USA; al superviviente de la depresión; al marido de Patti Scialfa y padre de tres hijos; al demócrata influyente y cada vez más combativo; al gran tipo que, entre otras muchas causas, se volcó con las víctimas del 11-S, y, en definitiva, al astro galáctico y luminoso que es desde hace no se sabe cuanto.

Escribe Ochs que el autor de canciones como "Wrecking Ball", "Radio Nowhere" o "Thunder Road" es "un artista con la extraña capacidad de generar controversia sin perder apenas seguidores". Seguro que, con Los tesoros..., la escritora sumará a algún que otro lector a la monumental familia springsteeniana.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios