Menú

José Luis Garci salta al ring

El cineasta publica Campo del gas, un homenaje a los mejores días del boxeo, una de sus mayores pasiones.

1

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Los Libros: 'Campo del Gas' " en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
José Luis Garci salta al ring
Combate de Gene Tunney | Cordon Press

En la España actual, publicar un libro a favor del boxeo no es nada habitual; si ese volumen, además, canta a la lucha libre, se sitúa ya en las antípodas de lo políticamente correcto. Eso es lo que acaba de hacer José Luis Garci, colaborador y amigo de esta casa, con su nuevo título, Campo del gas.

Como es habitual en sus libros, reúne Garci varios artículos previos. La unidad viene del lugar que le da título: el viejo recinto del boxeo madrileño, donde él presenció tantos combates. Y nace del enfoque: evocaciones de ambientes, lugares, personas... También, de una época, la de su tránsito de la adolescencia a la edad adulta. En estas páginas, todo está envuelto en el blanco y negro de la nostalgia.

¿Por qué le atrae a Garci el mundo de los boxeadores? Porque son "gente sencilla, que buscaba el éxito y la fortuna, y, con ella, la felicidad, que es esa alegría continuada" (p. 24). ¿Por qué le gusta el boxeo? Porque la lucha es "el drama más antiguo" (p. 26). Y, a la vez, "lo que más tenía que ver con eso de enfrentarse a la vida" (p. 218). Y ve a la denostadísima lucha libre , el catch, como un arte "pop", que enlaza con ese "tablado de la antigua farsa", cantado por Benavente en el prólogo a Los intereses creados.

Los aficionados a estos dos deportes encontrarán, aquí, evocaciones de Jim Corbett y Gene Tunney, de Primo Carnera y Joe Louis, de Ray Sugar Robinson y el recientemente desaparecido Clay... También, de escritores como Manolo Alcántara, Fernando Vadillo y Manolo el Pollero.

Recrea Garci olores y sabores, marcas cuyo simple nombre evoca ya una época: el Orange Crush, el papel de fumar Abadie, la roja crema dental El Torero, los cigarrillos Buby, los del elefante... Todo eso le lleva a hablar de muchas películas, de muchos libros queridos, de muchos amigos. Y de su padre, que le llevaba al Campo del Gas, como a tantos sitios...

En una carta, sueña Hemingway con un cielo donde él tendrá una mansión llena de mujeres hermosas y un abono perpetuo a la barrera de una Plaza de toros. Para Garcí, el paraíso sería el lugar donde, saltándose la cronología, podría ver a Joe Louis peleando con Cassius Clay o a Jack Dempsey, con Rocky Marciano...

Al fondo, una creencia seria e importante, resumida en una frase que atribuye a su padre: "La mejor cultura es la que forma parte del entretenimiento" (p. 134).

Reivindica Garci algunas palabras que ya no están de moda, como si formaran parte del castellano antiguo: "Emoción... aventura... honestidad" (p. 34). En el boxeo, lo mismo que en la literatura y en la vida, busca Garci, ante todo, las emociones. Ya lo dijo don Antonio Machado: "Poesía, cosa cordial"; es decir, lo que nace del corazón.

Este Campo del Gas significa la "busca del tiempo aprendido" (p. 224) de José Luis Garci. Y de todos los que, leyéndole, somos sus amigos. A él se aplica el elogio que su padre – citado, una vez más – hizo de Manolo Alcántara: "Leerle es como recibir cartas de un amigo" (p. 173).

José Luis Garci. Campo del gas, Madrid, Notorious Ediciones, mayo de 2016, 237 págs, 17’95 euros. ISBN: 978-84-15606-35-2.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation