Menú
Andrés Amorós

Lo último de Lorenzo Silva: Bevilacqua en Afganistan

La pareja de la Guardia Civil viaja a Herat. Silva crea una obra de género, muy bien documentada, verosímil, con un mérito básico: nos informa de una realidad española que no debemos desconocer.

Andrés Amorós
0

A la nómina – ya abundante, a pesar de los tópicos – de narradores españoles del género policial que han alcanzado el reconocimiento popular se incorporó, hace una docena de años, Lorenzo Silva (Madrid, 1966), un autor  que también ha destacado en otros géneros. En las listas de los libros más vendidos está su serie de novelas, centradas en la pareja que forman Bevilacqua y Chamorro.

donde-los-escorpiones-lorenzo-silva-port

Acaba de aparecer su última entrega, Donde los escorpiones, con una importante novedad: el crimen que deben investigar los dos ha tenido lugar a seis mil kilómetros de Madrid, en la base española de Herat, en Afganistán: aparece degollado un militar español, destinado allí. El arma del crimen es una hoz plegable, de las que suelen usar los afganos para cortar la amapola (de la que se extrae la droga, el gran negocio del país). El muerto era un personaje irascible, mujeriego, inestable, en trámites de divorcio. Bevilacqua y Chamorro, al frente de un pequeño equipo, deben averiguar si se trata de un suicidio o un asesinato y, en este caso, quién fue el autor.

Aportan estas novelas tres novedades, que han contribuido decisivamente a su éxito: 1/ La pareja de investigadores, hombre y mujer, funciona bien como recurso narrativo. 2/ Se localizan en la España actual, con mucho uso de la tecnología: ordenadores, correos electrónicos... 3/ La principal novedad: los dos protagonistas no son policías sino que forman parte de la Guardia Civil. Creo que estas novelas han contribuido mucho a que la sociedad española se aleje de los tópicos rancios y adquiera una visión, puesta al día, de ese Cuerpo.

Ha pasado ya una década desde el comienzo de esta serie. Rubén Bevilacqua (Vila, de apodo) ya ha cumplido los cincuenta años y alcanzado el grado de subteniente. Hace años, estudió psicología; se considera “un verso suelto”; ha leído a Onetti (su familia procede de Uruguay) y a Pessoa. Su actitud es la de un estoico solitario, desengañado, que vive la etapa de aceptación de la realidad: “hay un momento en la vida en el que uno acepta que todo cuanto es y tiene no pasa de ser una contingencia a la que tampoco hay que exagerar el apego”(P. 46). No es ningún superhombre pero, sobre las ruinas de muchas cosas, mantiene algunos valores morales básicos. Su compañera profesional, Virginia Chamorro, con diez años menos, es mordaz, inteligente y experta en tecnologías variadas.

A lo largo de su investigación, los dos van entrevistándose  con militares españoles, norteamericanos, italianos y algunos afganos... Así, el lector va recibiendo una interesante información sobre la vida cotidiana de estos militares, tan alejada de la suya habitual. El título alude a un país desértico (se menciona “El desierto de los tártaros”),  con temperaturas terribles en invierno y en verano: “Un arenal inhóspito donde sólo vivían escorpiones”.

No hay moralina en la novela pero sí una constatación evidente:

lorenzosilva1.jpg
Lorenzo Silva

Un país y una sociedad que desde hacía más de una década tenia hombres en armas, en zona de guerra, sin pronunciar jamás la palabra tabú, ni asumir las consecuencias antipáticas que se derivan de esa decisión, tanto para los propios como para los enemigos, o, lo que es peor, para los inocentes que quedan en medio (p. 157).

Los norteamericanos, más pragmáticos, sí asumen que están en guerra y eso supone, entre otras cosas, una mayor protección – a todos los niveles - de sus soldados. En los momentos de desaliento, surgen las dudas:

Cosas así son las que te hacen preguntarte qué narices esperamos conseguir con todo esto (p. 178).

Las novelas de esta serie no son breves (ésta, 350 páginas) pero sí amenas, se leen con facilidad. La resolución del enigma no busca los juegos de ingenio, a lo Agatha Christie, sino una razonable explicación, psicológica y sociológica, de las miserias humanas. Es una obra de género, muy bien documentada, verosímil, con un mérito básico: nos informa de una realidad española que no debemos desconocer.

Lorenzo Silva: Donde los escorpiones, Barcelona, ed. Destino, junio 2016, 350 págs., 19 euros. ISBN: 978-84-233-5103-9.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios