Menú

Tres novelas policíacas con las que acertar en Navidad

Andrés Amorós propone en Es la mañana de Federico algunos títulos con los que asegurar hacer el regalo perfecto.

0
Los Libros: Tres novelas policiacas Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Andrés Amorós propone en Es la mañana de Federico algunos títulos con los que asegurar hacer el regalo perfecto.
Serie 'El comisario Montalbano' | Fotograma

Andrés Amorós ha seleccionado para Es la mañana de la Federico dos novelas de género policíaco con las que acertar seguro en estas fechas. Se trata de dos clásicos que se acaban de publicar en español, separadas por siglo y medio.

lasadivinacionesdekalapersad.jpg

La primera de ellas es Las adivinaciones de Kala Persad (1895), de Headon Hill. Como agradecimiento por haberle salvado la vida en azarosas circunstancias, el hindú Kala Persad, sabio y descreído encantador de serpientes, unirá sus inescrutables dotes adivinatorias al dinamismo de Mark Poignand, avezado caballero inglés, oportunamente convertido en detective.

"Es un detective inglés, algo esnob, que presume de ser muy listo. Conoce a este personaje, Kala Persad, un viejecito de sesenta años, un indio encantador de serpientes. Es una novela que responde al esquema más clásico de novela policíaca", asegura Amorós.

La segunda de las propuestas de Amorós nos traslada a Sicilia de la mano de Salvo Montalbano. Muerte en mar abierto (Salamandra) es una serie de relatos escritos por Andrea Camilleri, una precuela ambientada en los años ochenta en la que presenta una versión "más ingenua" del famoso comisario.

Antesdelacaida.jpg

La propuesta de Federico Jiménez Losantos es la novela Antes de la caída (Reservoir Books) de Noah Hawley, el creador de la serie de televisión Fargo. En una noche de verano, once personas despegan en un jet privado rumbo a Nueva York. Diez de ellas pertenecen a la alta sociedad de Estados Unidos y el undécimo pasajero es Scott Burroughs, un artista en horas bajas. Dieciséis minutos después sucede lo impensable: el avión se estrella en el océano. Solo sobrevivirán el pintor y un niño de cuatro años, último miembro de una familia inmensamente rica y poderosa. "Es un flashback bien administrado. Noah Hawley tiene un control del producto extraordinario", asegura Losantos.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios