Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Mira Milosevich: "Nadie elige voluntariamente el comunismo y no se sostiene sin el terror"

Pese al frío y la nieve los asistentes desbordan la presentación en Madrid del nuevo libro de Federico Jiménez Losantos, Memoria del Comunismo.

Este lunes se ha presentado en el Auditorio de Unidad Editorial en Madrid el nuevo libro de Federico Jiménez Losantos, Memoria del Comunismo. A pesar del temporal de agua y nieve que azotaba Madrid a esa hora de la tarde los asistentes han colapsado el auditorio. Incluso los pasillos de la sala estaban repletos de personas que han seguido la presentación de pie.

En la mesa, junto al director de La Mañana de esRadio, se encontraban el presidente ejecutivo de Unidad Editorial Antonio Fernández-Galiano, moderador del acto, la escritora e investigadora Mira Milosevich, y el escritor y filósofo Gabriel Albiac, presentadoresdel libro.

Entre los invitados hemos podido ver al el escritor Stanley Payne, al vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular Pablo Casado, al portavoz parlamentario de Ciudadanos Juan Carlos Girauta, a la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, a la expresidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, a la expresidenta del PP vasco, María San Gil, al exministro Jaime Mayor Oreja, al escritor Carlos Alberto Montaner, al crítico Andrés Amorós, a la portavoz de la asociación Libres e Iguales Cayetana Álvarez de Toledo, al abogado de VOX Javier Ortega, al portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez Almeida, a la exconsejera Alicia Delibes, al director del diario El Mundo Francisco Rosel, a la editora de La Esfera de los libros Ymelda Navajo, además de numerosos periodistas y colaboradores de El Mundo, Libertad Digital y esRadio.

El primero en intervenir ha sido el filósofo Gabriel Albiac, que con gran precisión ha destacado cómo el comunismo "no es una ilusión política como cualquier otra". Federico desde "el arranque mismo del libro indica", ha continuado, que es una "religión de suplencia y así ha operado en el siglo XX" y "nada en el siglo, ni para bien ni para mal, escapa al comunismo, ni para los horrores ni para la resistencia", ha concluido. El escritor ha definido el comunismo como un "monoteísmo salvacionista" y una "religión mundana, sin regulación externa y por lo tanto, una máquina de matar eficaz en cuanto autosatisfecha". Albiac echaba cuentas con ironía, "si el sacerdote de la religión mundana tiene el acceso de la humanidad a un infinito sin límites entonces 100 millones de muertos es una gota de agua".

A diferencia de Federico Jiménez Losantos, el filósofo cree, "como Pipes", que ha sido una religión que "quedó cerrada con el siglo pasado", es decir, "tiene un pasado pero dudosamente un futuro". Y añadía que "no es ningún signo de optimismo" porque "en materia de abominaciones religiosas solo una abominación desaparece para dar origen a otra".

Sobre el título del libro, Memoria del Comunismo, y no Historia, Albiac lo justifica porque trata de cómo "demonios" el comunismo "ha configurado nuestra cabeza", "cómo construye las conciencias esa religión en sí" y "cómo percibes la dimensión del mal". Albiac cerraba su intervención con esta frase de Borges: "Todos los hombres creen vivir en el peor de los mundos posibles".

La segunda en intervenir ha sido la investigadora principal del Real Instituto Elcano, Mira Milosevich, que empezaba su intervención con un apunte personal. Según la historiadora Federico demuestra que "Lenin está muerto, pero el leninismo no". Ha explicado que hay "muchas razones personales por las que le gusta este libro". Por ejemplo, ha contado que tenía "mucha curiosidad" por conocer "la experiencia de alguien que voluntariamente se hace comunista", como Federico, algo "raro" para ella porque nació en "un régimen comunista donde era obligatorio ser comunista". Milosevich es de origen serbio. Más tarde, contaba, comprendió cuando se vino a vivir a Occidente que "es muy cómodo y agradable ser de izquierdas viviendo en Occidente".

La historiadora ha explicado las razones por las que le gusta Memoria del Comunismo. La principal, por esa frase que dice el libro de que "la única manera respetable de acercarse al comunismo es acercarse a sus víctimas", es decir un "punto de partida necesario y ético". Milosevich sobre este asunto señalaba que Federico "no se cansa de repetir eso de '100 años y 100 millones de víctimas'".

La investigadora ha destacado que "Federico capta muy bien que el problema del comunismo es el comunismo mismo". Porque aunque "los bienpensantes defendían que la teoría del comunismo era muy buena pero la manera de ponerla en práctica fue equivocada" no fue así. Y es que "la lógica interna de una utopía es la lógica del terror, no hay manera de poner en práctica la utopía si no es mediante el terror. Nadie elige voluntariamente el comunismo. El comunismo no se sostiene sin el terror".

Se lamentaba de que "la idea de la justicia social esté tan bien vista" cuando "la primera víctima de cualquier ideología totalitaria es la libertad individual, es la propiedad privada y es la no separación de la vida pública y privada".

Mira Milosevich-Juaristi también ha animado a la lectura de este libro porque se lee de forma "muy amena", es "una magnífica narración".

Tras un vídeo promocional de Memoria del Comunismo realizado por Libertad Digital, su presidente ha iniciado el turno de palabra con esta cita: "El destino de los libros depende de los lectores". En dos semanas Memoria del Comunismo, ha conseguido llegar a la sexta edición. Cosa que según Federico Jiménez Losantos podría explicarse porque "antes de salir era un libro demandado". Hacía referencia a Podemos, un partido que se define como "leninista" y obtuvo "cinco millones de votos justo en el 25º aniversario de la caída del Muro de Berlín". Por tanto "algo está pasando aquí". La pregunta del millón: ¿por qué sobrevive el comunismo?

La antítesis del comunismo es la civilización. "El ser humano es malo. Y construimos una civilización para tener un sistema por el que la crueldad infantil no se convierta en una constante", apuntaba Losantos.

Jiménez Losantos empezó este libro "hace 20 años", pero lo fundamental para enfocarlo fue intentar contestar a la siguiente pregunta: "¿Qué es lo que nos mueve a imponer a los demás una visión del mundo por su bien, o por su mal?". El director de Es la Mañana ha reflexionado varias veces sobre una ideología que "para hacer el bien te permite hacer todo el mal. Me salvo yo, salvo a la humanidad y voy a hacer lo que me dé la gana", añadía.

Federico cree que lo que define al comunismo es que "es una ideología contra la propiedad privada, porque se ataca al individuo que es propietario de sí mismo. Esa es la primera libertad, es propietario de su fuerza de su trabajo, de su salario, de su vida. No se puede diferenciar ser y tener, el que es, tiene y el que tiene, es". Precisamente es clave para combatir al comunismo entender que "la propiedad es un hecho moral, la integridad del individuo, y no económico. El escritor recomendaba volver a leer a los autores de la Escuela de Salamanca, es "la esperanza".

Lenin tiene un largo capítulo en el libro y se refería a él también en la presentación "Lenin es el big bang del terror, todo está en Lenin", el origen de la práctica del terrorismo comunista. "Lenin les roba todo a todos los rusos y, si se quejan, los mata; y por si se quejan los mata también; y por si se quisieran quejar en el futuro, los sigue matando". Por eso el comunismo dura tanto, según Federico, "porque da miedo y porque es mentira". En resumen, el bello ideal de Lenin, Bakunin, Marx o Netcháyev... "Mató tanto que sólo la demografía nos permite aproximarnos a ello", decía Federico.

Mirando a uno de los invitados, al escritor Carlos Alberto Montaner, ha recordado la cantidad de víctimas del castrismo que ambos han visto salir de Cuba. Federico sentenciaba: "Frente a la tiranía siempre hay una persona desnuda en una celda de una cárcel, una persona desnuda que dice no. Que no se viste, que se queda desnudo. Esa es la libertad, esa es la dignidad, esas son las víctimas del comunismo".

Federico Jiménez Losantos se despedía de los asistentes a la presentación, en cuyas manos está ahora la memoria del comunismo, con una cita de Quevedo: "Yo he hecho lo que he podido; Fortuna, lo que ha querido".

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Manuel Llamas: 'Pablo Iglesias e Irene Montero son los mayores hipócritas del Reino'
    2. Federico Jiménez Losantos: 'Kim Il-Torra reta a Mariano Tse-Tung y el Zar de Galapagar reta a Podemos'
    3. Colocan la pancarta "Bienvenidos refugiados y ocupas" en el chalé de Iglesias y Montero
    4. Las dos imágenes de Doria Ragland en las que nadie ha reparado
    5. La lista definitiva de Lopetegui para el Mundial de Rusia

    Servicios