Menú

El esperado regreso de Anna Todd, el último fenómeno editorial estadounidense

Anna Todd publica Stars, la primera novela de su nueva saga después del éxito abrumador de la anterior: After.

0

Inició su andadura literaria casi de casualidad, cuando se arrancó a publicar por fascículos una novela en la red social para escritores Wattpad. Ella no se lo esperaba, pero en muy poco tiempo el éxito de su relato cambiaría su vida drásticamente. Se trataba de una historia de amor, ambientada en el mundo universitario y orientada a un público joven que no tardó en enamorarse perdidamente del universo After, el título de la saga que acababa de comenzar. Su vida hasta entonces tampoco podría ser catalogada como normal. Casada desde los dieciocho años con un militar que se vería obligado a combatir en tres ocasiones en Afganistán, tuvo que ganarse la vida en sitios tan dispares como una conocida franquicia de tortitas o una famosa empresa de maquillajes. Ahora, Anna Todd representa mejor que nadie el milagro del "sueño americano" y de la nueva revolución editorial.

Después del éxito de su primera saga, la joven escritora estadounidense —con solo 27 años tiene diez novelas publicadas— regresa con una apuesta cuya temática puede recordar a sus trabajos anteriores, pero que "es mucho más adulta y madura que After", según sus propias palabras. Con Stars. Estrellas fugaces (Planeta) regresa un romance entre dos personajes distintos pero complementarios, enfocado desde una óptica más compleja. Los protagonistas, por ejemplo, tendrán que hacer frente a situaciones problemáticas como las secuelas que siempre deja la vida en el ejército, tanto a nivel individual como a nivel de pareja, y que superar juntos muchas dificultades derivadas de traumas del pasado. A modo de innovación, los lectores tendrán la oportunidad de meterse más de lleno en la lectura gracias a una aplicación desarrollada exclusivamente para esta historia.

"Lo cierto es que la aplicación facilita mucho mi trabajo", comenta Todd. "Ayuda a que los lectores se comprometan con la historia de una manera distinta y hace que no me tenga que convertir en ese tipo de autora en aislamiento… Es mucho más divertido escribir de esta manera". Ella pertenece a una generación de escritores revolucionaria, marcada por las nuevas formas de comunicación y con un concepto de su trabajo completamente distinto al que pueden tener autores de la vieja escuela. El uso de Wattpad, por ejemplo, que por su inmediatez no deja casi tiempo a la edición, "es la única manera de escribir" que conoce. "Es bastante más social. Cuando estoy escribiendo no pienso en si está todo perfectamente editado, o en si hay errores… Es puro entretenimiento. Escribo y publico simultáneamente, por lo que de alguna manera desaparece esa barrera entre el lector y el escritor".

Todo tiene que ver con su propia concepción de la escritura, puramente lúdica y sentimental. "Para mí escribir es contar historias", comenta tranquilamente. "Es simplemente eso. Contar historias a personas que se comprometen con ellas desde el principio hasta el final". En ese sentido reconoce que sus principales influencias son las obras de Cassandra Clare y el reciente fenómeno de Cincuenta sombras de Grey, aunque añade que para la última novela ha introducido una gran cantidad de referencias poéticas. Su principal fuente de inspiración, pese a todo, continúa siendo su propia vida, de la que saca la mayor parte de los elementos que conforman sus historias. "Todo está ficcionalizado, por supuesto. A mí no me han pasado las cosas que cuento y yo no soy Karina. Pero es evidente que mucho material está sacado de mis propias experiencias. El caso de Kael, por ejemplo, tiene muchos rasgos de mi marido, como el trastorno por estrés postraumático y otros problemas que aparecen en la novela".

Todd ha tenido que responder a una serie de críticas que achacaban a su primera saga un machismo y una idealización de una relación insana que ella, por otro lado, se esfuerza en matizar. "Es evidente que en After se relata una relación tóxica. Es bastante obvio… Por eso precisamente los personajes pasan bastante tiempo separados… Pero aún así no pienso que sea una historia machista, porque el machismo se da cuando un hombre se ve por encima de una mujer, o cuando controla la vida de una mujer, y eso no se da en After". De todas formas, su nueva novela afronta esos problemas de otra forma. "Ahora soy bastante más consciente de lo que significa ser una mujer. Creo que ahora mismo no escribiría muchas de las cosas que escribí hace cuatro años, pero tampoco necesariamente estoy de acuerdo con todas las críticas que he recibido".

También trata otros problemas. "Karina tiene una visión opuesta a la mía, por ejemplo, con respecto a las sociedades actuales. No le gusta el mundo en el que vive. En el fondo es muy infeliz, pero no se da cuenta, y por eso culpa al mundo de sus problemas", afirma. "La historia es distinta a After, pero tiene elementos parecidos: todavía existe un gran componente dramático; todavía hay una historia de amor; todavía es todo bastante caliente, aunque de una manera más intensa y al mismo tiempo más madura. Me gustaría decirles a mis lectores españoles que entiendo que su primer amor haya podido ser After, pero espero que puedan darle una oportunidad a Stars", termina.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios