Menú

Pedro Insua: "Cuando se llega a la historia real, la documental, la Leyenda Negra se diluye completamente"

El escritor de 1492. España contra sus fantasmas define su libro como una obra de filosofía, antes que como una obra histórica

0
Estatua de Cristóbal Colón, en Madrid | Cordon Press

Aunque Pedro Insua no sabía lo que iba a ocurrir en Los Ángeles cuando comenzó a escribir su libro, la reciente retirada de la estatua de Cristóbal Colón de esas calles, bajo el pretexto de que no se debería homenajear al hombre que desató "el mayor genocidio de la historia de la humanidad", ha hecho que los"fantasmas" a los que se refiere en su título continúen estando de rabiosa actualidad. Esa fue, por consiguiente, una de las principales razones por las que la presentación de ayer invitase tanto al debate y suscitase la curiosidad de un público que llenó las sillas que tenía preparada la librería El olor de la lluvia, todas rodeando en un cercano semicírculo a la mesa donde se había colocado el escritor.

"Primero tengo que aclarar que este es un libro de filosofía de la historia, antes que de historia en sí", mencionó. "Y el problema de la historia es que es fácil degradarla y convertirla en un relato ideológico". Comprendió de esa manera el peligro que había llevado a mucha gente a renegar de la idea de España, movida por la supuesta concepción de que, "por lo visto, hablar en nombre de España es ser nacionalista y de derechas". "Las izquierdas deberían volver a hablar en nombre de la nación política, y no rechazarla. Porque no por hablar de naciones uno se convierte automáticamente en nacionalista o chovinista", se escuchó.

1492. España contra sus fantasmas (Ariel) pretende derribar algunas de esas barreras que impiden mirar el legado español con los ojos liberados de la vergüenza que propició, principalmente, el auge de la Leyenda Negra. "Es como en El retrato de Dorian Gray, pero a la inversa. Lo que pulula por las calles es la versión afeada y degradada de España, portadora del mal y de la intolerancia, y lo que existe dentro de la documentación histórica, no digo que sea una España inmaculada, como el señor Gray, pero sí una nación imponente, con sus luces y con sus sombras". Llegado a ese punto Insua recalcó uno de los puntos centrales del libro: "Existen personajes y naciones que repercuten de una manera clara en la Historia Universal. Y España es, indudablemente, una de esas naciones. Por eso es tan importante estudiarla con imparcialidad".

La historia como ciencia

El tema central sobre el que giró la tertulia, sin embargo, fue la disciplina histórica en sí, siempre tan controvertida. "Desde el punto de vista gnoseológico, es cierto que en historia siempre existe un margen de interpretación, y que por eso no es una ciencia que hable de evidencias irrefutables. Pero eso no quiere decir que no existan verdades históricas. Existen bases documentales muy sólidas, que se apoyan además unas en otras y se complementan, y por eso es absurdo decir, por ejemplo, que Cataluña es una nación desde el siglo XIII".

Insua cargó contra el relativismo extremo que entiende que "la historia que convence es la historia verdadera". "No. La historia es la historia, y si se acude a las fuentes pueden encontrarse evidencias suficientes que avalen acontecimientos ocurridos realmente. Cataluña se podrá independizar, y ese será un hecho histórico. Pero por más que se independice, su versión inventada de la historia, que sustenta su relato de nación, no se convertirá en verdadera". Extrapolando esa idea al asunto de la Leyenda Negra, entonces, sentenció: "Cuando se llega a la historia real, la documental, la Leyenda Negra se diluye completamente. Lo que pasa es que lo que se ha divulgado ha sido una caricatura de la historia".

Antes de acabar, Insua también criticó un argumento que, para él, carece de fundamento: Todas las naciones están condenadas a desaparecer. "Es evidente, pero la gente que lo sostiene se olvida de un detalle: que las naciones actuales aún no han desaparecido. Si ese argumento fuese aceptable todos nosotros ya estaríamos muertos, porque como todos vamos a morir algún día…". Y así, se despidió vendiendo su libro: "Generalmente cuando tratamos temas relacionados con la Leyenda Negra, la gente no para de sacar argumentos que buscan dejar a uno sin respuestas: '¿La Inquisición qué? ¿El declive de al-Ándalus qué? ¿el genocidio americano qué?'. Pues bien, con este libro ya no hará falta callar. Si quieren hablar de la Inquisición, hablemos de la Inquisición".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco