Menú

Ariza: "La mafia Lavanda, tristemente, cada vez tiene más poder en la Iglesia"

Visitan Es la mañana de Federico Gabriel Ariza, director de Infovaticana, y Francisco José Fernández de la Cigoña, comentarista de asuntos eclesiales.

Libertad Digital
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Federico entrevista a Gabriel Ariza y a Fco. José Fernández de la Cigoña Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Federico entrevista a Gabriel Ariza y a Fco. José Fernández de la Cigoña" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

Gabriel Ariza es el director de Infovaticana, portal especializado en información de la Iglesia que nació "para explicar que algunas personas, desde que Jesucristo fue crucificado, se han beneficiado de la Iglesia", ha recogido en el libro Conversaciones con Paco Pepe (Homo Legens) una entrevista con Francisco José Fernández de la Cigoña, el comentarista de asuntos eclesiales más leído de España gracias a su blog La Cigüeña de la Torre. El libro recoge algunos asuntos claves para la Iglesia actual, como sus posibilidades de regeneración o el problema de la mafia Lavanda (como se conoce al grupo de homosexuales activos que se protegen entre ellos para tomar el control de las diócesis).

Portada-Conversaciones-con-Paco-Pepe.jpg

"Hay una mafia Lavanda que, tristemente, cada vez tiene más poder en la Iglesia", aseguró en Es la mañana de Federico Gabriel Ariza. Estos estarían detrás, explicó el director de Infovaticana, de los abusos sexuales en los que se ha visto inmersa la Iglesia. "La solución –aseguró Ariza– está en más celibato. El celibato no es renunciar al sexo, es elegir todo el tiempo y toda la disponibilidad para Jesucristo y para el pueblo. El celibato es una riqueza en la Iglesia. Los sacerdotes buenos sufren mucho en algunas diócesis rodeados de esos sacerdotes con tendencias homosexuales".

"Lo sorprendente es que el papa Francisco ha confirmado esa norma (acerca de que no puede haber curas gays). Bastaría con que se aplicara. No estamos hablando de pedofilia, sino de efebofilia. Son relaciones homosexuales entre adultos o entre seminaristas de entre 14 y 18 años", añadió Ariza.

Francisco, el papa con "poco fundamento intelectual"

Fernández de la Cigoña habló del "francisquismo", una especie de "tumor que lo domina todo". "Francisco tiene un control absoluto del Vaticano y se rumorea que podría querer elegir sucesor. Es un papa mandón y con poco fundamento intelectual. Lo mandaron los jesuitas a hacer un doctorado a Alemania y regresó sin doctorado. Intelectualmente vale poco. No me creo ese bulo de que a los papas los elige el Espíritu Santo, son ganas de blasfemar porque ha habido papas malísimos".

En este sentido, criticó que Francisco nunca se haya referido a España: "Nunca le ha mostrado afecto, no tiene raíces hispanas, sino italianas de poco nivel. Ha contribuido a la leyenda negra sobre la evangelización y la colonización de América. Cuando le propusieron venir al 500 aniversario de Santa Teresa, no fue. El de la mirada torva no parece considerar la obra católica de España. Eso tampoco es que sea una cosa necesaria en un papa", aseguró.

El experto en la Iglesia conoce de cerca a los sacerdotes españoles y criticó asimismo a Carlos Osoro, nombrado arzobispo de Madrid, en cuyo currículo figuraban cuatro licenciaturas –Filosofía, Teología, Ciencias Exactas y Pedagogía–, pero posteriormente "tuvo que reconocer que no tenía ninguna". En cuanto a Aragón, aseguró que "a Cantero, su clero hizo todo lo posible para cargárselo. Pero a Ureña se lo cargaron. Quizá con intervención de Omella, con este jesuita que dicen que es omnipotente".

Benedicto XVI fue su favorito. "No sé por qué se fue. Unos dicen que los médicos le dijeron que le quedaban cinco meses de vida con pérdida progresiva de conocimiento. A su edad, los 85 años, se debió sentir incapaz de seguir gobernando ante el follón que había en la Iglesia. Tuvo la Iglesia mala suerte. A mí, al fin y al cabo, la fe no me la marca un papa. Es un don de Dios".

Federico, "desde su agnosticismo, ha hecho más por la Iglesia"

Francisco José Fernández de la Cigoña regaló un libro a Federico con la siguiente dedicatoria:

A Jiménez Losantos, desde la admiración y el afecto agradecido, y desde el convencimiento que desde su agnosticismo hace mucho más por la Iglesia que otros de negro, morado, rojo y blanco.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios