Menú

Karina Sainz Borgo: "Venezuela ha retrocedido como país más tiempo que el que tiene como nación"

La periodista y escritora presentó en esRadio su primera novela, La hija de la española, un libro con vocación de contar cómo los países naufragan.

LD / esRadio
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Federico Jiménez Losantos entrevista a Karina Sainz Borgo Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Federico Jiménez Losantos entrevista a Karina Sainz Borgo" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

La periodista Karina Sainz Borgo (Caracas, 1982), afincada desde hace años en España, publica su primera novela La hija de la española (Lumen), vendida a 22 países antes de su publicación. "Tiene una vocación de contar cómo los países naufragan, ese proceso progresivo de deshumanización y borrado del individuo", contó la autora en Es la mañana de Federico. "Quería que en esta novela mucha gente se sintiera retratada, todo aquel que ha perdido, que es migrante, que siente que esta de paso".

La novela está protagonizada por Adelaida Falcón, una maestra caraqueña, que fallece tras una larga enfermedad. Su hija Adelaida, de treinta y ocho años, no tiene a nadie y vive en una ciudad donde la violencia marca el ritmo diario de la existencia. Poco tiempo después del entierro, encuentra su casa tomada por un grupo de mujeres a las órdenes de la Mariscala. Llama a la puerta de su vecina sin hallar respuesta: Aurora Peralta, a quien todos llaman "la hija de la española", ha muerto. Encima de la mesa del salón, una carta le comunica que le han concedido el pasaporte español. Adelaida solo tiene que deshacerse del cadáver que yace en el suelo y usurpar la identidad de su vecina para huir del infierno.

Sainz Borgo ha tardado dos años en construir este relato que "debía ser un aparato que se sostuviese por sí solo". "Está llena de alegorías. La Mariscala, un personaje que goza de mucho poder, es la representación del totalitarismo, del exceso del poder. Otro personaje es la alegoría de la patria", explicó en los micrófonos de esRadio. "La reflexión del libro es cómo una nación se hace con el concurso de otros. Aparecen gallegos, madrileños, argentinos, chilenos…. La sociedad en la que yo me crié es de una gente que añoraba pero que estaba construyendo una sociedad, un país", aseguró.

La escritora, hija de español, ha tratado de mostrar "ese país que aspiraba al progreso" y esa evolución "de una sociedad que tiende a la barbarie". "La muerte se convierte en el termómetro de cómo una sociedad puede sabotear y socavar lo que debía haber construido, a lo que iba a aspirar", insistió.

"Procuré hacer siempre una novela con aspiración literaria y, para que eso pudiera ser posible, debía pasar por la universalidad de lo que contara. Hay fantasmagorías, no hay nombres, no hay años, hay conceptos. Es una manera muy plástica de crear un mundo de sombras. Había que recuperar la belleza, los colores. Hay mucha música, mucho tambor, son nuestros recuerdos. Tenemos derecho a vivir en ellos cuando ya nada existe. Muchas de las personas de España van a saber de lo que estoy hablando. Lo han visto, lo han olido, lo han vivido", insistió.

Karina Sainz Borgo no ha volcado su propia vida en la novela, pero sí que ha trasladado historias reales. "Yo me dediqué a llamar... La precisión del dato me iba a permitir que fuera verosímil. Daba piel y dolor al libro. La novela se mueve entre el dolor y lo bello".

La escritora desveló que ya está trabajando en su próxima novela: "No me siento la misma narrativamente hablando. Pero si hay algo, un valor con el que yo me crié, es el trabajo. Hay que picar piedra".

En cuanto al futuro de su país, no quiere lanzar las campanas al vuelo. "Las euforias no son buenas. La transformación democrática va a ser lenta y muy dolorosa. Venezuela como país ha retrocedido más tiempo que el que tiene como nación. Nosotros estamos en preguerra federal. Me preocupa cómo nos vamos a reponer. La represión va a ir a más. El proceso de machacar a la población civil va a ser mayor. Hay una iniciativa en la oposición, representada por Juan Guaidó, de abrir un camino".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco