Menú

El amor en los tiempos de Tinder

Laura Santolaya (P8ladas) se ríe de la deriva de ligar por internet en Diremos que nos conocimos en un bar, una novela gráfica cargada de humor.

0
El amor en los tiempos de Tinder
Detalle de la portada 'Diremos que nos conocimos en un bar' | Lunwerg

Laura Santolaya, conocida en las redes sociales como P8ladas, ha hecho acopio de todo su humor y su ironía para analizar cómo funciona el amor en los tiempos de los likes y los matches. El resultado es Diremos que nos conocimos en un bar (Lunwerg), una novela gráfica con la que quitarse complejos y reírse de uno mismo. España es el tercer país del mundo que más utiliza internet para buscar una relación, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil, así que más de uno se sentirá muy identificado.

La protagonista, poco después de irse a vivir sola, se embarca en la búsqueda del amor y convierte su móvil en "un bar para solteros abierto 24/7". Llegan a su vida Tinder, Happn, Meetic, eDarling, Adopta un tío y unas cuantas app más con las que aprenderá el significado de términos como stalkeo y ghosting, descubrirá el postureo digital que más matches atrae (del tipo "estudió en la Universidad de la Vida" o soy "repartidor de alegría e inventor de momentos") y se verá perdiendo el tiempo mirando fijamente la pantalla a la espera de que el otro se digne a contestar (al menos, se consuela, WhatsApp no envía notificación sobre eso). "Son anécdotas de amigas de amigas", bromea la autora. "Claro que hay historias que me han pasado a mí. He estado en mil aplicaciones para ligar, así que puedo decir que he hecho bastante trabajo de campo. También la gente más cercana a mí me han contado sus casos", cuenta la ilustradora pamplonica a Libertad Digital.

Santolaya bromea con el ligoteo 2.0. No es que ya no nos guste ese primer encuentro cara a cara, cree, sino que, simplemente, las redes sociales se han convertido en el complemento perfecto. "El mundo virtual no puede sustituir a la vida real, pero es un buen complemento. ¿Puedes saber si alguien te gusta solo viéndolo en una pantalla? Pues creo que no, pero es un buen filtro. Es como ligar en una discoteca. Puedes estar hablando con alguien que te encanta, pero al día siguiente quedas con él y no te gusta nada".

En Diremos que nos conocimos en un bar, la protagonista mantiene conversaciones disparatadas con amigos y familiares, entre ellos, su abuela, interesadísima por que su nieta le instale Tinder. "Es la abuela que me hubiera gustado tener hoy en día". Pero no todos son así, claro, y tiene que lidiar con "situaciones que cualquier persona soltera ha soportado alguna vez": la presión familiar y social por no tener pareja, la falta de planes porque todos los amigos emparejados tienen intimidad o lo complicado que resulta pagar un piso en solitario.

Además, tira abajo estigmas. Porque no, no todos los que usan las redes sociales son psicópatas al acecho. "Una vez alguien me dijo 'eres divertida, tienes trabajo, en las fotos sales bien, entonces ¿por qué estas soltera?'. La soltería se ve como una tara y qué tontería. Creo que antes era más tabú, pero hoy a nadie le debería dar vergüenza estar en Tinder". Además de pasar un buen rato, de paso el lector puede reflexionar sobre la vida en pareja, la soltería, la soledad y el uso que le damos a nuestros móviles.

Laura Santolaya ha desarrollado su carrera en el mundo de la comunicación, el marketing y la publicidad. En el año 2008 nació P8ladas (Pocholadas), su álter ego. "Envidio de su personalidad que no envejece, y su irreverencia. El ser políticamente correcta siempre te limita", reconoce. Con ella, ha conseguido miles de followers. "Las redes sociales no son la panacea. He trabajado muchísimo y muy duro. ¡Durante un año me propuse hacer una viñeta al día y a veces estaba a las 3 de la mañana! Sin trabajo duro y sin constancia, las redes sociales no sirven de nada".

Laura Santolaya. Diremos que nos conocimos en un bar. Lunwerg, 2019. Novela gráfica. 160 páginas. PVP: 17,95 €

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios