Menú

'Sigue Leyendo', la plataforma que quiere ayudar a mantener vivas las librerías de barrio

En tiempos de pandemia nace una iniciativa altruista para que las personas puedan apoyar a las librerías de España por medio de bonos canjeables.

0
En tiempos de pandemia nace una iniciativa altruista para que las personas puedan apoyar a las librerías de España por medio de bonos canjeables.
Una joven lee un libro en una librería | Pj Accetturo

La periodista Alejandra Meléndez García y el abogado Esteban González Guitart han puesto en marcha Sigue Leyendo, una plataforma online que surge con el objetivo de ayudar a que las librerías puedan seguir vendiendo durante el tiempo que dure la cuarentena por medio de bonos canjeables.

El propósito de la web, que nace como una iniciativa sin ánimo de lucro, es agrupar a todas las librerías que así lo deseen y convertirse en un sitio de referencia para los lectores que quieran sumarse a la campaña.

De esta manera, podrán contribuir a una mínima liquidez a las librerías, ya que en este momento la entrada de ingresos es prácticamente nula. Sigue Leyendo no cobra por formar de la plataforma ni comisión por las transacciones realizadas en el sitio web.

Cómo funciona

Las personas entran a la página www.paraseguirleyendo.com eligen la librería a la que quieren ayudar y adquieren los bonos llamados #ValeParaLeer, que van desde 5 euros hasta 50 euros. El importe es destinado a la librería seleccionada y el usuario podrá canjearlo por libros cuando se levanten las medidas de confinamiento a causa del coronavirus.

Las librerías que quieran sumarse a la iniciativa, lo pueden hacer por medio de un formulario en la página web o mandando un correo a hola@paraseguirleyendo.com.

Formar parte de la plataforma no supone exclusividad, por lo que las librerías podrán seguir participando en otras iniciativas de este tipo que les ayuden a solventar sus problemas de liquidez.

Sigue Leyendo ayuda a libreros, pero también a editores y a distribuidores, aportando "un granito de arena" para sostener la cadena de distribución de un sector especialmente castigado por esta crisis.

"Una librería independiente es mucho más que un comercio; es un punto de encuentro, un catalizador social y cultural, un pequeño pulmón del barrio que habita. Eso es lo que queremos salvar", señalan los promotores de la iniciativa.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios