Menú

La luz 'genital' y el cólico 'frenético' arrasan en el mundial de lapsus linguísticos

La Fundeu organizó un curioso concurso en redes sociales para determinar cuál era la mejor expresión errónea del español.

0
La Fundeu organizó un curioso concurso en redes sociales para determinar cuál era la mejor expresión errónea del español.
Un diccionario de la RAE | Pixabay/CC/mohamed_hass

Hace tan solo unos días, Rosa María Mateo, administradora única provisional de RTVE, tuvo un lapsus bastante sonado en el Senado al referirse al ente público como "Radio Televisión Espantosa". Inmediatamente, Mateo rectificó. Es muy común que las prisas, los nervios o el subconsciente nos jueguen malas pasadas. Que se lo digan al expresidente Rodríguez Zapatero, al que las ganas de negociar con Rusia le llevó a decir que el acuerdo era para "estimular, para favorecer, para follar, para apoyar ese turismo". A veces, la equivocación se produce en una expresión o juego de palabras que de tanto escucharlo, casi lo hemos incorporado como correcto. Son muchas las personas que, como Sofía Mazagatos, les encanta "estar en el candelabro".

La mayoría de las veces, los lapsus lingüísticos se quedan en una simple anécdota y un recuerdo para echarse unas risas. Por eso, la Fundeu (Fundación del Español Urgente) organizó hace unos días un concurso en redes sociales para encontrar cuál era la equivocación más divertida, una competición que ha tenido una magnífica acogida.

Fundeu eligió 16 de sus lapsus preferidos, algunos protagonizados por famosos españoles —aunque no señaló a los culpables—, y pidió a los usuarios de Twitter que votasen. La expresión luz genital (en lugar de cenital) ha sido la ganadora de este mundial, seguida de cerca por otro clásico: el cólico frenético (por nefrítico).

Otras de las equivocaciones escogidas fueron nadar en la ambulancia (por la abundancia), encargar los preservativos (por preparativos) de la boda, vivir una auténtica aborigen (por vorágine), tener una lengua vespertina (por viperina), ver la televisión por la antena diabólica (por parabólica) o estar sórdido (por sordo) como una tapia.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios