Menú

Doce filósofos que nos enseñan a desdramatizar ante crisis cotidianas

La escritora Marie Robert propone acercarse a Aristóteles, Platón o Kant para aprender a sobrellevar problemas en Cómo salvar una mala racha.

0
La escritora Marie Robert propone acercarse a Aristóteles, Platón o Kant para aprender a sobrellevar problemas en Cómo salvar una mala racha.
El grito, de Munch | Wikipedia

No están las cosas para más dramas. Pero eso no quita que tengamos días en los que las crisis salen hasta de debajo de las piedras. Problemas cotidianos —sin importancia en una jornada cabal— que nos conducen de forma desbocada al enfado, el llanto o a la vergüenza y que pueden hacernos creer que atravesamos una mala racha. Quizás no se nos había ocurrido invocar a Platón, Spinoza, Wittgenstein, Kant o Aristóteles para pedirles consejo, pero sí a Marie Robert, profesora de filosofía y escritora bestseller. Su ensayo Cómo salvar una mala racha (Ariel) es un manual en el que doce filósofos se bajan del pedestal de los grandes pensadores para echar un cable a la gente de a pie.

Robert ha querido aplicar los principios filosóficos a las preocupaciones de la vida cotidiana con una dosis importante de sentido del humor, un método que le ha valido el éxito en las librerías.

FriedrickNietzsche.jpg
Friedrick Nietzsche (1844-1900)

La estructura de Cómo salvar una mala racha es sencilla. La autora describe una escena personal que a la mayoría nos sonará familiar y después interpreta, según las consignas filosóficas, lo que Nietzsche o Spinoza nos recomendarían. Obviamente, son consideraciones sencillas, un acercamiento tenue al pensamiento de cada autor y basado en una interpretación libre, pero invita tanto a la reflexión como a seguir leyendo a estos grandes teóricos. Cada capítulo finaliza con una breve biografía de cada uno de estos doce filósofos.

Desde una visita a Ikea a una cita a ciegas

Son circunstancias tan cotidianas como desquiciantes en un mal día. Por ejemplo, perderse en Ikea, angustiarse entre muebles de "nombre vikingo" y terminar por comprar mil objetos decorativos que, seguramente, son innecesarios. Para aliviar ese estrés está Spinoza, que nos habla de la pulsión y el deseo, de conatus. "Es importante admitir, ya desde el principio, que Spinoza sin duda jamás quiso comprar una estantería Billy (…) El primer mérito de su pensamiento, en caso de depresión postsábado en Ikea, es hacernos comprender los mecanismos de nuestra humanidad, y por tanto de nuestros actos. Quiere tranquilizarnos, y explica que cada individuo está caracterizado por un conatus. 'El deseo es la esencia del hombre’", escribe la autora.

Si el problema es esa resaca insoportable que se instala en la cabeza por culpa del exceso de alcohol —a pesar de habernos prometido a nosotros mismos aquello de "nunca más"—, deberemos convocar a Aristóteles para que nos enseñe a transformar ese momento incómodo en el inicio de la sabiduría, aprender de nuestros sinsabores a través de sus conceptos del bien y la virtud: "Si acabar el sábado por la noche demasiado alcoholizado no parece ser un fin en sí mismo, ni un objetivo altamente recomendable, a través de sus palabras (las de Aristóteles) se llega, sin embargo, a hacer de ese momento patético un momento de experiencia, y por tanto, inicio de la sabiduría".

platonyaristoteles.jpg
Platón y Aristóteles en el fresco 'La escuela de Atenas' (1509), de Rafael.

Para remediar un corazón vilipendiado o superar el vértigo de una cita, buceamos en los pensamientos de Platón, quien dice que la esperanza en hallar a esa persona es la que nos permite no renunciar y continuar buscando. "Resulta difícil de imaginar que alguien cuyo nombre está tan asociado al amor platónico, despojado de sus escarceos sensuales, pueda ayudarnos a legitimar unas pasiones de una sola tarde y nuestros intentos de pareja. Sin embargo, Platón nos entrega un relato liberador, que hace de la búsqueda del amor una ambición más que legítima", dice Robert.

blaise-pascal.jpg
Blaise Pascal

Asumir el paso del tiempo puede resultar menos dramático con Pascal como consejero: "En sus Pensamientos, la relación que tiene el hombre con el tiempo ocupa un lugar privilegiado". Dice la profesora francesa que Pascal concluye que la idea es que "conseguimos recordar el pasado o bien montar un plan de conquista para el futuro, pero desertamos del instante actual con una facilidad desconcertante, como si vivir el presente estuviera destinado únicamente a aquellos que no tienen nada que hacer. Por tanto, pasamos los días llegando tarde, o llegando pronto". No está todo perdido. "Envejecer es una buena noticia, ya que, con la edad, aprendemos a convertirnos en actores del instante presente y aprovecharlo", concluye Robert.

El pensador alemán Heidegger nos puede ayudar a superar la muerte de nuestra mascota. Robert recomienda acudir a Ser y tiempo, una obra publicada en 1927, referencia de la metafísica contemporánea, donde explora el significado de ambos conceptos.

Marie Robert. Cómo salvar una mala racha. Ariel, 2020. Traducción de Ana Herrera. 169 páginas.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios