Menú

Seis cuentos para aprender a tomar buenas decisiones

Anna Morató reúne seis herramientas para enseñar a los pequeños la utilidad de tomar buenas decisiones y resolver favorablemente muchas situaciones.

0
creo-en-ti-portada.jpg

No hay una fórmula mágica que nos ayude a tomar buenas decisiones en campos decisivos de nuestra vida, pero sí que podemos elegir la predisposición que mostramos ante ciertos conflictos, problemas y obstáculos. Trasladando este enfoque a las edades más tempranas, la escritora Anna Morató publica Creo en ti, una compilación de seis cuentos que presentan herramientas para ayudar a los niños a tomar buenas decisiones mediante "metáforas sencillas pero muy potentes". "Una de las cosas más importantes que podemos hacer es preparar a nuestros hijos para el futuro", incide la autora.

Anna Marató es referente del panorama infantil y ha vendido más de 150.000 ejemplares de sus libros De mayor quiero ser.. feliz 1 y 2 y Vamos a llevarnos bien (publicado en Italia, Corea del Sur, México, Argentina, Chile, Colombia o Estados Unidos). En Creo en ti basa sus cuentos en situaciones muy cotidianas a las que se habrá enfrentado cualquier familia. "Son situaciones del día a día. Les enseñamos que está en sus manos hacer el problema más grande o elegir que se convierta en algo pequeño. Si toman buenas decisiones en cosas sencillas, van tomando el hábito desde pequeños, se sienten bien y esa sensación ayuda a que confíen en ellos mismos. Es importante que sepan que creemos en ellos, que los apoyamos y que pueden contar con nosotros", explica la autora.

Un contratiempo hace que un niño pueda ponerse de 0 a 100 en pocos segundos. Con estos cuentos aprenden que en su mano está la opción de "apretar el botón del pánico o el botón de la solución", uno te lleva al traje de "me rindo" y el otro al traje "s" de "seguir, seguir, seguir". "Evidentemente, no evitará que los niños, igual que nos pasa a los adultos, le den de vez en cuando al botón del pánico. A veces, sabiendo la teoría, no es fácil".

creo-en-ti-interior1.jpg
Interior de 'Creo en ti' | Beascoa

Los cuentos de Creo en ti, ilustrados por Brenda Figueroa, Marina Pérez y Mape, inciden en seis cuestiones: perseverancia, pensar en uno mismo, creatividad, paciencia, enfado y valorar lo importante. "No son herramientas para solucionarlo todo de una manera inmediata", alerta Morató, que insiste en no esperar que "los pequeños tengan un nivel de gestión emocional que ni los adultos somos capaces de alcanzar". "No son fácil controlar ciertas emociones. En el cuento sobre el enfado hablo de la tormenta y el timón. A veces, a los adultos se nos olvida manejar el timón hacia aguas tranquilas. No les podemos pedir a los niños lo que ni nosotros somos capaces, pero nos sirven para reflexionar, para dar pequeños pasos y, una vez que pasa el conflicto, desde la calma, podemos hablar sobre cómo podríamos haber actuado mejor".

creo-en-ti-interior2.jpg
Interior de 'Creo en ti' | Beascoa

"Son cuentos sencillos, que no fáciles", explica Morató. La autora trata de potenciar la creatividad con la intención de eliminar esos típicos "me aburro, déjame la tablet", algo que suena más fácil de decir que de hacer. "El cuento está enfocado para que los propios niños vean que son ellos mismos los que tienen que salir del cuarto del aburrimiento, ellos tienen esa llave. Hay que sumarle paciencia, que la trato como un condimento. Pueden hacer que la espera sea más dulce o más amarga, tenemos en nuestra mano hacer que esa espera sea menos o más pesada. Tenemos más poder del que creemos".

El confinamiento ha puesto a prueba la relación de muchos padres con sus hijos. "Ha permitido a muchas familias parar, revaluar la relación entre los hijos y los hermanos. Unos han visto que deben trabajar con los niños ciertas cuestiones y otras familias han recogido el fruto de la buena armonía trabajada".

Anna Morató García. Creo en ti. Beascoa, 2020. Ilustrado por Brenda Figueroa, Marina Pérez y Mape. PVP: 17,95 € Páginas: 128

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios