Menú

Lucía Etxebarria denuncia una campaña de acoso alentada por Irene Montero y Dina Bousselham

"No puede ser que la ministra de Igualdad apruebe y aplauda el acoso y la calumnia hacia una mujer", ha escrito en Twitter.

0
"No puede ser que la ministra de Igualdad apruebe y aplauda el acoso y la calumnia hacia una mujer", ha escrito en Twitter.
Lucía Etxebarría, escritora. | Cordon Press

La escritora Lucía Etxebarria decidió desparecer de las redes sociales hace un mes ante la campaña de acoso que sufría. Este jueves ha reaparecido para explicar su "historia de terror" en la que implica directamente a Irene Montero, ministra de Igualdad del Gobierno de Pedro Sánchez.

En enero de 2021 Etxebarria fue denunciada ante la Fiscalía de Madrid por plagio y por delito de odio por una persona cercana a Montero, asegura la escritora, aunque ninguna de las denuncias han sido admitidas a trámite. "Eso sí, la persona que interpuso la denuncia hizo un crowdfunding para ponérmela y se llevó su dinerito de paso, porque nunca dejó claro ni cuánto dinero había recibido ni qué había hecho claramente con él", escribe en Twitter.

La escritora continúa el relato de la campaña contra ella apuntando directamente a Dina Bousselham, expolítica de Podemos y asesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo, a la que describe como "esa mujer a la que Pablo Iglesias le escondía tarjetas del móvil 'para protegerla'.…". "Bousselham publicó que 'me habían condenado por plagio' y que 'yo había iniciado una persecución contra las personas trans'. Así de fuerte, pero es que ahí no acaba la cosa", continúa.

La complicidad de Irene Montero

La escritora segura que Irene Montero ha contribuido a su desprestigio: "¿Y qué tiene que ver Irene Montero en esto? Pues que sale en fotos con la persona que interpuso denuncia, y además hay un vídeo en el que aplaude a esa persona cuando habla de mí y se ríe cuando de fondo alguien grita 'plagiadora, terf' Pero por si eso no fuera todo... Hago constar que llamé personalmente a personas en cargos de mucha responsabilidad en el Gobierno, tanto de Podemos como del PSOE, y la respuesta que escuché vino a ser un 'hasta luego maricarmen', con lo cual no pueden escudarse en que no sabían lo que pasaba".

"A la persona que inició esto (amiguete personal de Irene Montero) no pienso ni nombrarla. Se ha hecho famosa a mi costa, y puedo probar que desde que inició esta campaña sus seguidores han subido y también sus "bolos" (charlas y conferencias pagadas). Así que... ", escribe. "Pero sí quiero que quede claro que Dina Bousselham alentó este acoso, y que Podemos y algunos sectores del PSOE eran conocedores del tema", sentencia la autora.

"No puede ser que la política española se base en tirar ladrillos a la gente, o alentar a lanzar piedras en mítines, o excusar a los que rompen escaparates, o canonizar a los que hacen canciones amenazando a personas(…) No puede ser que la ministra de Igualdad apruebe y aplauda (no metafóricamente, no, sino con sus dos manitas, y entre risas) el ACOSO y la CALUMNIA hacia una mujer", denuncia públicamente.

Etxebarria enumera las consecuencias personales y familiares que esta campaña le han acarreado: "Retiraron mi libro de librerías, perdí trabajos, pero lo peor: a mi hija empezaron a insultarle en el instituto. No voy a hablar de la salud de mi hija, pero le afectó muchísimo, y a día de hoy está en tratamiento". En este sentido, asegura que fue a comisaria varias veces para explicar que le llamaban a casa: "Les enseñé las amenazas de muerte, les enseñé el parte médico de mi hija en el que el doctor aseguraba que la niña le había relatado lo que sucedía en el instituto y que la menor estaba sometida a estrés extremo. Me trataron amablemente, pero nada más".

Lucía Etxebarría (Valencia, 1966) tiene publicados una treintena de libros, en varios géneros literarios. Esta polémica viene por el libro publicado en 2019, Mujeres extraordinarias: una historia de mentiras. La usuaria de Twitter Gem Muay la acusó de plagiar a cien autores diferentes en más de ciento cincuenta artículos. Etxebarría siempre ha mantenido su inocencia. Sin embargo, no es la primera vez que se ve salpicada por un asunto así. En 2003 perdió una demanda contra la revista Interviú que la acusó de copiar al poeta leonés Antonio Colinas y de que en su primera novela, Amor, curiosidad, prozac y dudas (1997), incluía frases literales de Nación Prozac, de la escritora estadounidense Elizabeth Wurtzel.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia