Menú

¿Otegi lehendakari? Diferencias y similitudes entre Bildu y Sinn Féin

El experto Rogelio Alonso analiza la victoria del brazo político del IRA en las elecciones a la Asamblea de Irlanda del Norte.

Entrevista a Rogelio Alonso por 'La derrota del vencedor' Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La noticia se terminó de confirmar este fin de semana. La victoria electoral del partido republicano Sinn Féin, brazo político del IRA, en las elecciones a la Asamblea de Irlanda del Norte, ha sido histórica y, por sus posibles paralelismos con la situación española en el País Vasco, una advertencia a lo que podría llegar a pasar aquí. Para hablar sobre el asunto, el experto Rogelio Alonso, autor, entre otras cosas, de La derrota del vencedor (Alianza Editorial), ha acudido a Es la mañana de Federico, en esRadio.

"Lo que ha pasado, concretamente, es que es la primera vez que el Sinn Féin obtiene el mayor número de escaños en una elecciones autonómicas en Irlanda del Norte", ha comenzado. "Ahora, bien, poniendo las cosas en perspectiva, hay que decir que los partidos unionistas han acudido a la cita muy divididos, y han posibilitado que esto haya pasado". Para Alonso, la primera conclusión que se debe sacar del resultado electoral es que "no significa un avance para la unificación de toda Irlanda". "Lo que sí que es es un nuevo paso en el proceso de blanqueamiento y legitimación de una organización terrorista, ya que no hay que olvidar que el IRA sigue activo".

En el resultado de estas últimas elecciones ha tenido un peso notable el Brexit, fuente de controversia en Irlanda del Norte debido a su frontera directa con la República de Irlanda, es decir, con la Unión Europea. "El tema del debate ha sido muy controvertido, y la realidad es que en Reino Unido se ha jugado muchísimo durante el Brexit", ha comentado Alonso. "Lo lógico hubiera sido que si el Reino Unido se va de la Unión Europea, automáticamente se colocase una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda". Esto, sin embargo, no ha ocurrido así. "Los republicanos que han romantizado la idea de la unificación preferían fronteras suaves. Y Boris Johnson ha cedido a esas pretensiones, pero colocando aduanas marítimas, lo que ha encarecido muchísimo la vida en Irlanda del Norte". Todo eso ha tenido un peso en el desarrollo electoral.

España, Psoe y Bildu

Preguntado por las similitudes entre lo que ha ocurrido en Irlanda del Norte y lo que puede llegar a ocurrir en España, con Bildu como aliado del actual Gobierno de Pedro Sánchez, Alonso ha sido claro. "Existen diferencias entre lo que pasa allí y lo que pasa aquí. Porque aquí no tenemos esa misma situación de dos bandos violentos absolutamente enfrentados. En lo que sí que hay similitudes es en el modelo que se ha llevado a cabo después de derrotar al terrorismo".

Alonso ha explicado que, de las diferentes estrategias a la hora de desarticular completamente a un grupo terrorista, lo que se está haciendo tanto en España como en Irlanda es aplicar todas las concesiones posibles. "Lo que están intentando los Gobiernos es fortalecer lo más posible la renuncia a la violencia de esos grupos terroristas. Ceden en prácticamente todo para que no tengan motivos para volver a matar. Pero lo que pasa es que lo que acabó realmente con su actividad terrorista fue la estrategia contraria. La persecución y desarticulación paulatina de su organización".

Alonso ha recordado que las políticas llevadas a cabo durante el Gobierno de Aznar en España, incluyendo la ilegalización de Batasuna con la Ley de Partidos, fue la que terminó realmente con ETA. "Después, Zapatero abandonó ese modelo y pasó al de la conciliación. Pero el problema del fortalecimiento de los brazos políticos de ese tipo de organizaciones criminales es que terminan legitimando a partidos desleales", que no tienen ninguna intención de contribuir al buen funcionamiento del Estado democrático del que reniegan.

Jiménez Losantos, en ese punto, ha incidido en que la verdadera intención de Zapatero era normalizar la alianza a largo plazo de la izquierda con el nacionalismo, para garantizarse el Gobierno y la exclusión de la derecha. Y ha recordado el "atraco" que cometió el Constitucional al revocar ilegalmente al Supremo cuando optó por ilegalizar a Bildu. "Zapatero lo avisó, diciendo que eso lo solucionaba el Prostitucional, como lo bauticé yo", ha dicho. Alonso se ha mostrado de acuerdo, subrayando además que "la investigación excelente" que se llevó a cabo en ese proceso demostró claramente las conexiones entre Bildu y ETA, y llevó al Supremo a considerar que "Bildu era el testaferro de la organización terrorista. Una parte fundamental de su estrategia".

Más allá de todo eso, Alonso también ha querido recordar que el principal problema de las políticas del Psoe con los nacionalistas es que legitiman la ideología que se esconde detrás del terrorismo. "Una estrategia muy asentada entre los historiadores manipuladores es culpar a un movimiento, pero no a una ideología. El Psoe, desde Zapatero, culpa a ETA, pero no al nacionalismo independentista que sigue justificando sus asesinatos". "En el fondo, es una forma de legitimar implícitamente el terrorismo, ya que se toleran las ideas que siguen sin condenarlo".

Temas

En Cultura

    0
    comentarios