Menú

Javier Romero: "El narcotráfico está viviendo un gran momento en Galicia y la prueba es el precio de la cocaína"

El periodista presentó en Es la mañana de Federico su libro Operación marea negra, la historia del primer narcosubmarino que llegó a Europa.

Federico Jiménez Losantos entrevista a Javier Romero Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

En Galicia encontró destino del primer narcosubmarino transoceánico interceptado en Europa, procedente de Colombia. Tres hombres trasladaron a ras de agua más de 3.000 kg de cocaína durante veintiocho días. Eran Agustín, un excampeón de boxeo, y sus dos amigos de Vigo. El periodista Javier Romero (Xinzo de Limia, 1980) ha recogido la crónica de los hechos en Operación Marea Negra (Plan B), en el que incluye los testimonios exclusivos de policías, jueces, especialistas y testigos.

Romero, especializado en narcotráfico en un medio gallego, decidió escribir este libro porque la historia merecía ser contada de forma extensa. Este submarino nunca debió llegar a España, sino que se tenía que haber quedado frente a las costas de Portugal, a 269 millas a la altura de Lisboa. "Esas eran las coordenadas exactas para hacer el trasvase de la mercancía y la tripulación. Los narcosubmarinos nunca llegan a la costa, se construyen con válvulas para hundirlos, son de usar y tirar", aseguró en Es la mañana de Federico.

Romero tuvo oportunidad de visitar este transporte y destaca el "hedor tan espantoso" que tuvieron que soportar sus tres tripulantes. "Es inhumano", aseguró. "A esto hay que sumarle el espacio en el que tenían que convivir, en pocos metros cuadrados tres hombres corpulentos transpirando. Atravesaron tres temporales, casi mueren aplastados por un buque". Cuando lograron llegar a la coordenada correcta, nadie acudió a recogerlos. "Uno de los dos motores de las planeadoras que debían haber salido de Portugal falló, les pidieron 24 horas más, pero los ingleses interceptaron uno de sus teléfonos y la armada de Portugal salió con medios marítimos y aéreos. Decidieron ir a Galicia".

De esta manera, la travesía que tenía que haber durado 14 días se complica. "En Galicia, no consiguen que los narcolancheros de la vía de Arousa, taxistas que recogen alijos, salgan a por ellos, síntoma de que algo estaba viciado por detrás. Consiguen que un pesquero procedente de Asturias salga al encuentro, pero el buen hacer de la Guardia Civil disuade al barco. El único piloto europeo del submarino, que era gallego, lo acaba hundiendo frente a una cala donde veraneaba de niño. El procedimiento judicial dice que la intención era volver a recoger los fardos, pero eso era una quimera", contó el escritor y periodista.

Agustín, un prometedor boxeador

Este piloto gallego era, presuntamente, Agustín: "Hasta los 23 años mantuvo una disciplina deportiva, fue campeón junior de boxeo y ganó títulos a nivel autonómico. Era lo que se dice un joven sano. Tenía un ambiente familiar totalmente estructurado, con apego, buena educación, y amistades con trayectorias normales". La reconstrucción policial que se hace a partir de su detención ubica su salto al mundo del narcotráfico, presuntamente, en Lérida, coincidiendo con su trabajo en el mundo de los kars: "Allí encuentra el puente de plata al mundo del narcotráfico, siempre hablando de presunto".

De igual forma, esa reconstrucción policial lo ubica en Madrid en 2016, para trabajar, presuntamente, de transportista haciendo viajes de Algeciras a Madrid e introduciendo la cocaína en la capital. Precisamente, esta es otra de las zonas calientes de España en lo referente a la entrada de droga. Romero aseguró que Gibraltar "es la selva" y que tiene vínculos con las organizaciones gallegas puesto que "casi todas las narcolanchas que se están usando para el comercio de hachís se están construyendo entre Galicia y el norte de Portugal".

Tras estos comienzos, hay un vacío sobre cómo Agustín llega a pilotar presuntamente un submarino, un hecho que "supone un ascenso en la organización". "Nadie de su entorno sabía que tenía formación náutica", aseguró Romero.

Los orígenes

Javier Romero explica los orígenes de los narcosubmarinos. "Se cree que Pablo Escobar ya contaba con algunos, pero empiezan a constituirse como un medio de referencia con la caída del telón de acero, gracias a toda esa formación de los ingenieros rusos que huyeron de la URSS y se entregaron al capitalismo más obsceno". Cuba tuvo un papel completamente "constatado" en la historia del narcotráfico y alegaban, dice Romero, que era para envenenar al enemigo imperialista yanqui. "Los millones no dejaban de caer en la isla".

"En Galicia, las organizaciones gallegas son un servicio de taxi, recogen y descargan la mercancía, tienen la logística, las embarcaciones, conocen el litoral. Ese es su papel. El narcotráfico se asienta en Galicia hace treinta años, pero ahora tienes una estructura criminal autóctona que está enraizada. Está viviendo un gran momento y se puede decir por un termómetro infalible: el precio del kilo de la cocaína en Galicia, que está en 27 mil euros el kilo, siempre ha estado en 33 mil. Tiene un precio bajo porque hay stock", concluyó.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios