Menú
Fernando Suárez, autor del libro de memorias ‘Testigo presencial’, asegura que "la memoria democrática no puede empezar el 18 de julio" o que "el Régimen de Franco transformó España".

Libros con Marco. Fernando Suárez: "España estaba más reconciliada cuando murió Franco que ahora"

Fernando Suárez, autor del libro de memorias ‘Testigo presencial’, asegura que "la memoria democrática no puede empezar el 18 de julio" o que "el Régimen de Franco transformó España".

Nuria Richart y José María Marco entrevistan al político y catedrático de Derecho del Trabajo, Fernando Suárez González (León, 10 de agosto de 1933)​ que ha publicado su libro de memorias Testigo Presencial (Real del catorce editores), un testimonio "de lo que ha vivido".

Suárez fue director general del Instituto Español de Emigración, secretario general técnico de la Presidencia del Gobierno, vicepresidente tercero del Gobierno y Ministro de Trabajo. En el libro relata "sus esfuerzos por la mayor apertura del Régimen de Franco y su participación en la reforma política de 1976". Fue miembro de la ponencia del Proyecto de Ley para la Reforma Política. El autor militó en Alianza Popular, fue diputado entre 1982 y 1986 en el Congreso de los Diputados, y miembro del Parlamento Europeo entre 1986 y 1994.

En la charla destaca que las nuevas leyes de memoria "ocultan el fracaso del Frente Popular", último gobierno de la Segunda República, que "la memoria democrática no puede empezar el 18 de julio" o que en los "años 70 la historia no fue un instrumento político". Añade que "el Régimen de Franco transformó España" y califica el paso de la dictadura a la democracia como algo "prodigioso".

Recuerda que en las últimas entrevistas que mantuvo con un Franco anciano, allá por el año 1975, que "estaba lucidísmo".

Como muchas familias españolas la de Suárez fue víctima de los dos bandos. En el libro cuenta cómo la Guardia Civil casi mata una paliza a su padre durante "la represión que siguió a la revolución de 1934 en las provincias de Palencia, Asturias y León". Malherido le hicieron firmar una declaración falsa de tenencia de armas y documentos vinculados al partido comunista. Cuando la madre del autor se encontró con su marido "tuvo que hacer grandes esfuerzos para reconocerle" de los golpes que había recibido.

Escribe Suárez:

Jamás nos habló de ello, a pesar de que pasamos los veranos de 1944 y 1945 en Golpejar de la Tercia, un pueblecito bien cercano a Villamanín, donde había empezado aquella tragedia. Lo cierto es que el suceso debió influir no poco en el concepto que él tenía de la República. Está documentado que mi padre, como la mayoría de su generación, había recibido con alborozo la República.

Temas

0
comentarios