Menú

'Ofensa al frío', una ficción que nace de experiencias reales con lo paranormal

El guionista Toni Sánchez Bernal debuta como novelista con un thriller psicológico que navega entre el terror gótico y el género policiaco.

El guionista Toni Sánchez Bernal debuta como novelista con un thriller psicológico que navega entre el terror gótico y el género policiaco.
Toni Sánchez Bernal, autor de 'Ofensa al frío' | Javier Ocaña

Una presencia fantasmal aterroriza a una pareja en una vieja casa de la sierra de Madrid. Cada vez que aparece, la temperatura se vuelve gélida, insoportable, casi tan apacible como la relación entre ambos. Sin embargo, ninguno quiere huir. La vivienda y ese frío es el último vínculo con lo que más han querido en esta vida.

"Sigue entre nosotros, solo que está manteniendo un perfil bajo. No me preguntes cómo, pero estoy seguro. ¿Adónde se va a ir si su mamá y su papá están aquí? Este es su lugar, junto a su familia". (Pág.94).

El guionista y realizador Toni Sánchez Bernal (Tarragona, 1990) debuta como novelista con Ofensa del frío (Planeta), un thriller psicológico que navega entre el terror gótico y el género policiaco. Los protagonistas están en una difícil encrucijada, un "desafío de partida" para su autor. "¿Qué pasa si estás obligado a vivir con tu ex? Son dos extraños sin relación física ni emocional, que viven experiencias paranormales. Es un conflicto muy interesante para explorar", dice Sánchez Bernal a Libertad Digital. "Ellos han vivido la muerte de su hija. Nadie muere de amor, pero ¿cómo gestionas la pérdida de un hijo? Es inimaginable, lo arrastras toda la vida. La primera versión de la novela la escribí sin ser padre, por intuición, y cuando tuve a mi primer hijo, la reescribí".

toni-sanchez-bernal--02.jpg

El germen de la novela, como nos confiesa, está en las experiencias vividas a nivel profesional. "Como cámara, he grabado muchos reportajes sobre misterios y he estado en contacto con investigadores paranormales y gente del mundo del espiritismo. Yo veía que aquello que me contaban y la seriedad con la que hablaban del mundo del más allá no se reflejaba en las ficciones. En el cine o en las novelas había mucho artificio. Me producía cierta frustración, así que decidí contar una historia de misterio dándole toda la verosimilitud posible". De hecho, aparece un personaje de una médium basado en una persona real, "una amiga a la que le ha cambiado el nombre, tan carismática como se releja en la novela".

El frío es un elemento crucial en la narración y vertebra toda la novela: "Los investigadores aseguran que cuando sucede un evento paranormal fluctúa la temperatura. En la novela, lo he exagerado para hacer más visible la amenaza".

Sánchez Bernal se define como "un contador de historias" cuyo fin es "emocionar y entretener". Por eso, más que de fantasmas, Ofensa al frío es para el escritor "una gran historia de amor entre Alba y Miguel", marcada por la gran tragedia de la pérdida de un hijo. "Los personajes tienen muchas aristas y puedes sentir mucha empatía con ellos", defiende.

Uno de los giros con los que pretende sorprender al lector es la aparición de un cadáver. Sabremos quién es el asesino desde el principio y seremos testigos de cómo la investigación policial cerca a un inocente. Una tercera trama se entrelaza con otra intriga, relacionada con una desaparición: "No quería que lo paranormal impregnase toda la narración porque creo que perdería su valor".

Toni Sánchez Bernal. Ofensa del frío. Editorial Planeta. 504 páginas - PVP: 21.90 euros

En Cultura

    0
    comentarios