Menú
Jesús Fernández Úbeda

Tip: poeta brillante, humorista censurado

Luis Sánchez Polack publicó el delicioso 'Cantares del Mío Tip' (Editorial Latina, 1980) al poco de que RTVE le censurara.

Luis Sánchez Polack publicó el delicioso 'Cantares del Mío Tip' (Editorial Latina, 1980) al poco de que RTVE le censurara.
Detalle de la portada de 'Cantares del Mío Tip'. | Editorial Latina

Bien por el destino, bien por el algoritmo luciferino de Youtube, desemboco felizmente en un vídeo de 1994 en el que Luis Sánchez Polack, o sea, Tip, comentaba una noticia sobre los estragos que los excrementos de palomas estaban causando en la iglesia de Algete. Lo hace recitando, de memoria y desbordando duende, un romance que así comienza: "Me han dicho que te has cagado / ayer noche en la taberna, / y no lo quise creer / dijera quien lo dijera / y vine corriendo a verte, / corriendo con estas piernas / para ver si era verdad / que del vientre andabas suelta". Las imágenes salen del espacio de Telecinco Este país necesita un repaso, en el que también participaban Chumy Chúmez, Antonio Mingote o Alfonso Ussía, paradójicamente cancelado, según escribió este último en La Razón, por su "alta audiencia": "Valerio Lazarov dimitió –de la dirección de la cadena–, y su sustituto, Mikel Lejarza, que venía de la televisión autonómica vasca, no se sentía complacido con las críticas al nacionalismo".

En mi casa se veneraba a Tip. Mis padres nunca se perdían Este país necesita un repaso ni "El Debate del Estado de la Nación", aquel descacharrante sanctasanctórum del programa Protagonistas de Luis del Olmo. Recuerdo también, muy vagamente, el homenaje que Martes y Trece le hicieron en un episodio de Viéndonos. Años después de su muerte, me interesé por su figura, me asomé por su maravilloso universo humorístico y, en una librería de segunda mano ya extinta de la madrileña calle de Fernández de los Ríos, donde ahora habrá un Taco Bell o un gastrobar ecosostenible, me agencié por cuatro perras un libro divertidísimo y, por supuesto, descatalogado desde el Pleistoceno: Treinta santos varones y una gamba (Espasa, 1997).

Total, que, hechizado por el poema antes referido –una parodia del "Romance a la infanta Isabel" de Rafael Duyos–, transcribo sus dos primeros versos en san Google y el buscador me conduce a un blog que, amén del romance completo, muestra la portada del libro que lo alberga, Cantares del Mío Tip (Editorial Latina, 1980), ilustrado con una caricatura del humorista valenciano disfrazado de caballero medieval. Lo tiene una librería de segunda mano de Barcelona, lo compro, lo recibo, lo leo y, una vez terminado, sólo me sale exclamar: "¡Qué genialidad, n’est pas possible!".

El lector de Cantares del Mío Tip descubrirá a un gran liróforo que, al margen del cachondeo que se le presupone, escribe con rigor métrico y de acentuación, que tiene un impecable sentido del ritmo y un discurso exclusivo e inimitable. El "Canto a la hernia de mi gran amigo Joaquín Portillo (Top)" lo componen decasílabos perfectos. La coplichuela inicial lo es todo menos un chiste: "El día que yo me muera / quiero estar vivo, / para ver si a mi entierro / van mis amigos". Rebosa ternura el poema "Tarde de toros", en el que el torero se niega a matar al morlaco cuando ve "que por el ojo / le salía una lagrimilla". Critica a los diputados de la incipiente democracia: "No me entretengas, zagal, / que voy a fuscar a mis cabras. / ¿Fa donde fas, moza bella? / ¿Fa donde fas a buscallas? / –A la puerta de las Cortes, / que hoy tienen sesión plenaria". También atiza a los sindicatos: "Duérmete niño, / que viene el CCOO CCOO / y se lleva al patrono / que paga poco".

Se lamenta Juan Antonio Vallejo-Nágera en el prólogo: "Es una lata que les hayan echado de televisión, hemos perdido entretenimiento". Sucedió que Cantares… vio la luz en un contexto en el que Tip y su compañero José Luis Coll acababan de ser censurados en TVE. El dúo, que trabajaba en el programa 625 líneas, dirigido por José Antonio Plaza, fue apartado del canal público en enero de 1979 por unos chistes sobre Blas Piñar y Enrique Múgica y, tras regresar al espacio, diez meses después, fueron definitivamente cancelados porque, según Plaza, los guiones eran "improvisados y muy malos". En 1986, tuvieron que suspender una función en Barcelona después de que Coll, en una entrevista en Catalunya Ràdio, pidiera que les hablaran en español. Hubo amenazas de bomba. "¿Qué es la democracia?", pregunta uno de los personajes de Tip en el cuento "Don Cosme y la democracia", incluido en la segunda parte del libro que nos ocupa. "Pues ya le digo…", contesta don Cosme. Seguro que hoy hubiera respondido algo en plan: "La democracia es que RTVE fiche a Broncano por 28 millones de euros gracias a la Abogacía del Estado".

En Cultura

    0
    comentarios