Menú

Isabel Allende: "He tenido que desarrollar una personalidad de Tarzán para sobrevivir"

La escritora chilena, de 81 años, publica un libro infantil protagonizado por una perrita que aborda el bullying.

La escritora chilena, de 81 años, publica un libro infantil protagonizado por una perrita que aborda el bullying.
Isabel Allende junto a su perrita Perla. | Lori Ibarra
isabel-allende-perla.jpg

La escritora chilena Isabel Allende ha conmovido a millones de lectores con alambicadas historias, muchas de fondo autobiográfico, en las que ha explorado la muerte, el desarraigo o la soledad. Está considerada una de las novelistas más determinantes de Latinoamérica. Ahora, a sus 81 años, ha decidido ampliar su producción literaria con un libro infantil. Se trata de Perla, la súper perrita (Penguin Kind), protagonizado por una mascota dispuesta a darlo todo por un pequeño.

Allende limita sus viajes promocionales y atiende a la prensa por videoconferencia desde Nueva York. Desde la gran manzana nos cuenta que también este libro infantil ha nacido de una experiencia vital. "Perla era una perra rescatada por mi exmarido. Cuando él murió, yo la heredé. Ella es como un ratón de alcantarilla, pero se cree una princesa, es valiente y es arrogante. Hemos aprendido de ella a ir por la vida ocupando espacio. Nos pasa a muchas mujeres, que nos disminuimos. En este libro, esa perrita le enseña a Nico, un niño, a hacerse escuchar", explica.

Este libro ilustrado "pone el tema del bullying sobre la mesa": "Los abusadores son cobardes, cuando uno los enfrenta, escapan. Siempre abusan del pequeño". En este sentido, la autora chilena se siente bastante identificada. "Soy mu bajita, soy chaparrita. He tenido que desarrollar una personalidad de Tarzán para sobrevivir en el mundo".

"Las redes sociales han amplificado los daños del bullying. Ha llevado a niños al suicidio. Es más difícil controlarlo, es tremendo. Produce también la exclusión, que duele casi tanto como el bullying. Yo nunca sufrí abuso y en la época en la que era chica no existían las redes sociales, pero era hija de diplomático y cambiábamos de ciudad continuamente. Yo siempre fui la niña nueva y me sentí excluida, me refugié en los libros. Cuando uno se autovictimiza, te va peor, sobre todo a las niñas. Los niños, culturalmente, tienden a ser más seguros de sí mismos. Hay que meter ruido y agrandarse".

perla-isabel-allende.jpg
Interior de 'Perla, la súper perrita'

"Vivimos en una sociedad muy violenta. Todo se resuelve con violencia. Los juegos, las películas...todo se resuelve con matar. Es difícil contrarrestar esto", apuntó.

Allende reconoció que "se aburre con facilidad" si repite la misma fórmula en varios libros. "Me gusta el desafío de algo nuevo: novela histórica, unas memorias... Lo único que no puedo escribir es un libro de autoayuda. No lo puedo leer y no lo puedo escribir", desveló, y reconoció que el público infantil es más complicado que el adulto: "Debes usar pocas palabras y es una historia lineal, con pocos protagonistas. A mí me gusta escribir sagas, novelas complicadas en las que pasa de todo. Necesito 360 páginas para contar algo. Aprendí que yo no tengo que decirlo todo, la ilustradora pone la mitad del libro. Me facilita enormemente todo. Creo que ustedes deberían estar entrevistando a ella y no a mí".

Otro de los géneros "pendientes" para Allende tiene un corte bastante diferente al infantil. "Siempre quise escribir una novela erótica, pero mi mamá estaba viva. Tuve que esperar a que muriese y lo hizo con 98 años. Ya no tengo hormonas para escribir esa novela, me sobrepasó", bromeó la escritora.

El afecto a la literatura

La autora cree que los libros son "fundamentales" para la formación de valores y que, sin embargo, el escritor "no puede predicar". Con esta incursión en la literatura infantil, ha recordado sus inicios como lectora y su primer libro, uno de hadas escandinavo. "Me crie en una época en la que los niños crecíamos como la maleza y nadie se preocupaba por lo que yo leía pero sí que me enseñaron desde muy chiquita. Los libros fueron mis grandes compañeros. Hoy los jóvenes tienen miedo de la página porque leen en una pantalla. El medio no importa tanto, lo que importa es lo que te da la literatura. El deseo y la necesidad de escuchar historias es más antiguo que la humanidad".

"Mi único súper poder es contar historias. Es lo único que tengo a mi favor. Nací con la vocación de atrapar historias en el aire y contarlas", dice Allende.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro