Menú

Joaquín Sabina aconseja a Pablo Iglesias "adaptarse al siglo XXI"

Mientras Willy Toledo acusa a Podemos de moderación, el cantante Joaquín Sabina le pide que matice su discurso. Lo ve demasiado marxista.

LD/Agencias
114

En declaraciones desde Chile, donde presenta su nueva gira 500 noches para una crisis, Joaquín Sabina habló de distintos temas de actualidad, entre los que se encuentra el auge de Podemos. El cantante achacó su éxito a la "desesperación" de la ciudadanía "con el modo que tienen de no resolver los problemas las castas de políticos profesionales" y vaticinó que la formación liderada por Pablo Iglesias seguirá creciendo.

Aún así, consideró que en algunas proclamas Podemos muestra un lenguaje parecido al discurso marxista de principios del siglo XX, por lo que le recomendó "reciclarse un poco y adaptarse al siglo XXI".

También se refirió a su actuación con Joan Manuel Serrat en Tel Aviv en junio pasado, cuando desde grupos propalestinos le exigían un boicot. El jiennense explicó que tenían un contrato vigente, aunque el motivo principal por el que decidió salir al escenario fue, dijo, que no cree en los boicots culturales. "Yo creo en los boicots de armas, incluso económicos, (pero) no creo en los boicots culturales. Creo que hay que tender puentes en lugar de dinamitarlos", sostuvo.

Además, alegó que los amigos israelíes que lo invitaron a actuar, como la cantante Noa o el novelista Amos Oz, son "absolutamente pacifistas, absolutamente antimilitaristas" y están en contra del Gobierno de su país. "No hay que dejarlos solos, es muy importante decirles que ellos son importantísimos para que el Gobierno de Israel no siga en esa deriva que llega a ser, como esta vez, criminal", añadió.

Sobre la dictadura cubana, dijo que "fuimos absolutamente pro cubanos y pro castristas" pero que, ahora, "a pesar de seguir siendo amigos", "no podemos cerrar los ojos a algunas cosas que vemos" en la isla. Lamentó la "falta de futuro y de oportunidades" que hay actualmente en ese país.

Contra Felipe VI y a favor de la consulta

También tuvo palabras para el Gobierno español -"están acabando con la educación pública, con la sanidad pública, y creo que van incluso contra la Ilustración. Es un momento muy dramático", dijo- y para la monarquía. Definió la Corona como "un anacronismo medieval", y consideró que el pueblo español es "suficientemente maduro" para aceptar una transición hacia una república "contemporánea y moderna".

También se posicionó contra los nacionalismos -"es un aldeanismo que se cura leyendo y viajando", dijo- al referirse al proceso separatista de Cataluña, aunque consideró que los ciudadanos deben poder votar en un eventual referéndum sobre la independencia. "Creo que tienen derecho a votar y a irse si quieren, pero que no cuenten conmigo para aplaudirlos", sostuvo.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios