Menú

'El libro de las mutaciones': la última reinvención de Bunbury

En su próximo disco, el artista ofrece un replanteamiento, un desafío a la "policía de lo correcto", una reivindicación libre de su propia obra.

0
En su próximo disco, el artista ofrece un replanteamiento, un desafío a la "policía de lo correcto", una reivindicación libre de su propia obra.

Anuncia Enrique Bunbury (Zaragoza, 1967) que el próximo 27 de noviembre verá la luz su nuevo trabajo, El libro de las mutaciones, avisando al personal de que "no es un disco recopilatorio de grandes éxitos", ni un "acústico de músicos desenchufados frente a la chimenea", sino un –enésimo- replanteamiento, un desafío a la "policía de lo correcto", una reivindicación libre de su propia obra.

El I Ching es uno de los textos más antiguos del pensamiento oriental. Plantea que el universo está regido por el cambio y la relación dialéctica entre los opuestos, y que las modificaciones, las mutaciones, o sea, se suceden de manera cíclica.

Y ahí aparece, boca abajo y abierto, el I Ching en la portada del álbum. Quizá sea Bunbury el artista español que más haya mutado a lo largo de su carrera. El tronco de su obra es reconocible, no da opción a la duda –cuando suena una canción de Bunbury, quien la escucha sabe a quién pertenece, y eso, lamentablemente, es algo que se está extinguiendo en el rock en nuestro idioma-. Sin embargo, las ramas conforman un collage de matices, diversos y desafiantes. Por citar unos pocos ejemplos (des)encadenados: Radical Sonora es muy diferente de Pequeño, que a su vez es muy diferente de Hellville de Luxe, que a su vez es muy diferente de Las consecuencias, y así.

En El libro de las mutaciones, que recoge el MTV Unplugged grabado el pasado 1 de septiembre en los Estudios Churubusco de México DF, el autor de canciones como "El extranjero" o "Salvavidas" prescinde de "una fórmula, una manera concreta, un decálogo de obligaciones", reinventa un formato –"La instrumentación es orgánica y vintage. Hay guitarras acústicas, piano, percusión y batería, pero también procesamos algunos sonidos, utilizamos sintetizador mini moog, mellotron, dobro, guitarras tenor y barítono"-, revoluciona el repertorio y –alerta para los ultraortodoxos- abre, y muy en serio, la caja de Pandora de Héroes del Silencio.

Bunbury asume el riesgo y se vacuna –de nuevo- contra los fanáticos: "Cualquiera que haya realizado 'a su manera' un proyecto más o menos artístico o creativo sabrá de críticas feroces, como si hubiera cometido sacrilegio o una herejía inaceptable. (…) Espero que la policía de lo correcto se quede en casa y se me permita la licencia de ser libre. Y, todavía más importante, espero disfruten de la propuesta que grabamos y les ofrecemos, con la sana intención de que esta música les alcance y pertenezca".

En el setlist, formado por quince canciones –"No abarco mis treinta años de carrera de forma equitativa y justa"-, encontramos cinco piezas de Héroes del Silencio, bastante Hellville de Luxe o un tema inédito, "Dos clavos a mis alas". En cuanto a los invitados, Draco Rosa participó en "El boxeador"; Vetusta Morla, en "Planeta Sur"; Carla Morrison, en "Porque las cosas cambian"; León Larregui, en "La chispa adecuada", y Pepe Aguilar, en "Ven y camina conmigo". Además, a su banda base, Los Santos Inocentes, se sumaron seis coristas y un teclista invitado.

Mientras llega el disco, los admiradores del músico aragonés recibirán una tapita con la que podrán saciar, temporal y levemente, su curiosidad: el viernes 23 de octubre lanzará "La chispa adecuada", primer sencillo del álbum más vídeo. El libro de las lamentaciones verá la luz el 27 de noviembre en los formatos CD+DVD, vinilo, Bluray y Digital.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD