Menú

Rod Stewart se corona en su retorno a Madrid

Las 1.750 personas que abarrotaban el Teatro Real, incluidos los reyes Felipe y Letizia, disfrutaron de la leyenda del pop-rock mundial .

0
Las 1.750 personas que abarrotaban el Teatro Real, incluidos los reyes Felipe y Letizia, disfrutaron de la leyenda del pop-rock mundial .
Rod Stewart, durante su concierto en Madrid | EFE

El recientemente nombrado Sir por la reina de Inglaterra, Roderick David Stewart, hizo las delicias de los espectadores que agotaron las entradas para su concierto en el Teatro Real de Madrid.

Con una chaqueta plateada que reflejaba las luces del escenario y acompañado por un elegante grupo de músicos, Rod Stewart se coronó de manera triunfal en el Real, donde las 1.750 personas que abarrotaban el lugar, incluidos los reyes Felipe y Letizia entre otros personajes reconocidos, vibraron y cantaron los grandes éxitos de la leyenda del pop-rock mundial durante más de una hora y media.

"¡Vamos a disfrutar!", aseguró al principio el británico (Londres, 1945), que cumplió su promesa con creces convirtiendo la cita en ese "espacio íntimo" en una fiesta, desde "Having a party" hasta el "Tonight's the night", coreado a capella por el público en sus estrofas finales, en el que era el retorno del cantante a la ciudad madrileña tras once años de ausencia.

"Esta noche es la noche", decía la mítica canción, y así fue. Ya en camisa, en un ambiente sofocante animado por el público, Stewart también optó por baladas más románticas como "Downtown train", con la que se atrevió a hacer piruetas sentado al borde del escenario; "Have I told you lately" y "First cut is the deepest".

El solista, que hizo carrera en grupos como The Jeff Beck Group y Faces, agradeció esa entrega de los asistentes, algo de lo que al parecer ya le había avisado su amigo Elton John, según aseguró en el transcurso del concierto.

Entre otras canciones de los 70, "I don't wanna talk about it" fue de las más celebradas junto a "Maggie May", de su tercer álbum Every picture tells a story, así como "Sailing", otro de los grandes éxitos del recientemente nombrado Comandante del Imperio Británico, que cuenta, entre otros reconocimientos, con varios premios Brit Award, Grammy, Diamond y Legend.

Para terminar, el icónico cantante se despidió de forma oficiosa con "Sailing", tras la que terminó tumbado entre aplausos sobre el escenario, con el resto de músicos que habían rodeado instrumentalmente a esa voz inmortal a su alrededor.

"¡Esto no ha acabado aún!", avisó después Stewart, de nuevo puesto en pie, para cantar bajo un sombrero blanco estilo cowboy las míticas estrofas de "Da ya think I'm sexy?", tema que hace años que no aparecía en sus conciertos y que fue jaleado por todo el recinto.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot