Menú

¿Qué fue de los componentes de Mecano?

José María pinta, Nacho es productor musical y Ana es la única que sigue cantando. 

0
Mecano | Archivo

Al hilo de la reedición hace pocas semanas de los discos de Mecano evocábamos la trayectoria del recordado gran trío del pop español, cuya definitiva ruptura se produjo a finales de 1998. Como muchos de los seguidores entonces del grupo se habrán preguntado, ¿qué fue de sus componentes?, y tal como les prometimos en ese primer artículo dedicado al trío, respondemos al interrogante acto seguido.

Comenzando por el mayor de los tres, José María, que en febrero del año próximo hará los cincuenta y ocho años. Es el más apartado de la música, a la que tanto tiempo dedicó antaño. A sus siempre recordados éxitos con Mecano hay que añadirle otros en voces distintas, que fue el caso de "Lía", una de las más deliciosas piezas del pop melódico español, pensada en principio para Roberto Carlos, quizás como sugerencia de su casa de discos, en la que asimismo grababa el brasileño, pero que finalmente fue estrenada con gran éxito por Ana Belén, en 1988.

hqdefault.jpg

Lo mismo que, también de su autoría, fue "Aunque te haga calor", que popularizó Julio Iglesias. Y son sólo un par de ejemplos de su capacidad creativa como músico. Su obsesión por estrenar su ópera "Luna", en un desde luego afán de superación muy estimable en un joven cuando ya hace muchas décadas que nadie estrena ninguna, lo llevó a una larga estancia de cinco años en Londres, entre 1992 y 1997, hasta que por fin pudo grabar en disco su obra, en Nueva York, el último de los años citados, con la voz protagonista de Plácido Domingo, quien la estrenó en Valencia.

Empeño en el que José María estuvo al borde de la ruina económica y, como ya contábamos, tuvo que recurrir a subastar en Sotheby´s gran parte de su colección de valiosas pinturas y esculturas. Por eso aceptó volver con Nacho y con Ana Torroja para una fugaz reaparición de Mecano. Mas en noviembre de 1998, ante la sorpresa de sus compañeros, anunció en una gala de entrega de premios televisada en directo que dejaba para siempre el trío que, por ello, quedaba disuelto. Se arguyó entonces que José María seguía enfrentado a su hermano. Pero la verdad, según él, de aquella inesperada reacción, se debía a otra cosa: su hijo David, entonces de tres años, fruto de su matrimonio con la modelo Marta Gómez Visedo, con la que se había casado por poderes en Londres en 1998 tras una larga convivencia, padecía una grave enfermedad, conocida como síndrome de Asperger. Dejó en la estacada a sus compañeros, con los que tenía comprometida una gira de dos años por medio mundo, que les hubiera reportado un montón de millones de pesetas.

En adelante, sin abandonar su residencia en la capital británica, José María Cano alternó febrilmente su pasión pictórica con una aventura musical en solitario, aunque únicamente llegó a grabar un álbum titulado, así, todo unido el nombre y apellido, Josecano, en el que reunía temas muy dispares, como el referido a Romina y Al Bano, al boxeador Tyson, al Ché y a Fidel, con una versión de su aclamada "Lía". Pero la grabación, realizada en 2000, no lo sacó del pozo en que se encontraba. Tampoco funcionó un par de trabajos más: uno con el cantante Juan Sinmiedo, al que le produjo un fallido álbum, y un segundo para un grupo pop, asimismo con resultado negativo. Fue cuando decidió emplear todas sus fuerzas en dibujar y pintar como un poseso. Cualidades no le faltan, pues de adolescente ya evidenció sus dotes para ello, lo que le llevó posiblemente a cursar dos años de Arquitectura, en Valencia. Arrastró entre 2002 y 2005 un largo proceso de divorcio que se tramitó en los tribunales ingleses, que le supuso otro revés económico. Hizo una gira con Ana Torroja, con la que volvería a encontrarse en 2009, junto también con su hermano Nacho, para grabar a tres voces un pasodoble de su ópera "Luna", titulado "María Luz".

hqdefault.jpg

Aquello hizo surgir repetidos rumores de que Mecano se reagrupaba nuevamente. Falso proyecto que de vez en cuando ha vuelto a avivarse, ya desde luego olvidado por completo. Porque José María se ha dedicado a pintar en los últimos tiempo de eso vive (aparte de sus sustanciosos derechos de autor) y ha expuesto en muy variados países, últimamente este año en Praga y Beijing. Utiliza cera aglutinando pigmentos. Y entre su temática figura la taurina, con muy personal estilo. Su residencia habitual continúa siendo Londres, en una mansión entre recargada en su decoración y un tanto siniestra a decir de Capi, que acudió a ella un día invitado con su pupilo, Alejandro Sanz, Miguel Bosé y otra troupe española que estaba esos días en la capital británica.

Nacho, el menor de los Cano

En cuanto a su hermano, Nacho Cano, cuatro años menor que José María, tras grabar en solitario cuatro álbumes, entre los años 1994 y 2001, en general bien recibidos por crítica y seguidores, se ha dedicado más a componer y a producir espectáculos musicales como el aclamado "Hoy no me puedo levantar", donde jóvenes actores-cantantes interpretaban las más sobresalientes creaciones de Mecano, que estrenado en 2005, estuvo cinco años en cartel en un teatro de la Gran Vía madrileña, repuesto incluso tiempo después. En 2007, hubo problemas en aquella producción, surgidos entre Nacho y otros componentes de la compañía.

El asunto se resolvió con la salida de Nacho de aquel negocio, que dio en taquilla muchísimo dinero, pues el teatro agotaba diariamente las localidades, con un público ya adulto y otro juvenil que seguía adorando al inolvidable trío. Y como quiera que Nacho Cano tiene su vida resuelta desde el punto de vista económico, ha venido llenando su vida con otros proyectos, como el musical "A", que dio a conocer en Madrid y Barcelona; con fortuna, pero sin el arrollador triunfo de "Hoy no me puedo levantar".

Ana, la única que continúa cantando

Y, respecto a Ana Torroja, es la única del trío que ha continuado cantando. Y le han ido muy bien las cosas, salvo una, que les contaremos después. Esta madrileña coqueta, que cambia de look muy a menudo, con atrevidos y renovados vestidos; que pasó por el quirófano varias veces para retocarse la cara, en un pertinaz deseo de parecer cada vez más joven, cual si fuera una versión femenina de Dorian Grey; y que desde luego mantiene una vitalidad extraordinaria y una voluntad de hierro a sus casi cincuenta y siete años que cumplirá en el próximo diciembre, superó una gran depresión en 1992 cuando se quedó repentinamente sin voz.

Recuperada, grabó su primer álbum en solitario en 1997, Puntos cardinales, al que siguieron otros seis, uno de ellos en francés. Más de tres millones de copias se calcula que ha vendido de toda esa producción, en la que se combinan ritmos musicales muy variados, desde la balada pop a la pegadiza música latina. Se recuerda su gira con Miguel Bosé el año 2000, "Girados". Y sus actuaciones en 2006 cuando hacía sus propias versiones de éxitos de Mecano, como de "Barco a Venus" a ritmo de rumba, y cual huapango azteca "Hijo de la luna".

hqdefault.jpg

En México es donde finalmente encontró su centro de operaciones e instaló su cuartel general para desplazarse a otros países de habla hispana. Entre octubre y noviembre de este año ha ido cumpliendo sus contratos en Chile (donde ha sido meses atrás coach en un programa de televisión), República Dominicana y México, dentro de su gira "Conexión", título de su último disco. Cuando vuelve a España suele descansar en su casa de Tarifa (Cádiz), localidad donde mantiene el próspero negocio de un turístico hotel. Amén de que dispone de otras viviendas en Londres, Mallorca y Las Rozas (Madrid). Y es que ganó muchísima pasta y supo invertir.

Aunque "olvidándose" de hacer frente a su deuda con el Fisco, que le reclamó pagar sus impuestos entre 2006 y 2007, por lo que le advirtieron que podía ir a la cárcel. Hasta que en 2014 hizo un pacto con Hacienda y pagó medio millón de euros. Tal vez la aconsejó hacerlo así su tío, el Fiscal Eduardo Fungairiño, que no aprobaría esos "lapsus" de memoria de su popular sobrina, haciéndose la longuis a la hora de pagar los impuestos, como todos los españolitos de a pie.

Ana Torroja se casó en 2003, en el transcurso de una ceremonia privada celebrada durante una excursión marítima en un barco que navegaba por aguas mallorquinas, con el ingeniero de sonido Rafael Duque, al que conoció durante la gira de su disco Frágil. Es madre de una niña, Jara, nacida en 2005.

Temas

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation