Menú

Cancelan en Miami un concierto de Pastora Soler tras reunirse con la hija de Raúl Castro

La organización de su concierto en Miami "aplazó" el recital por una polémica foto de la cantante sevillana almorzando con Mariela Castro.

Cultura
0
Pastora Soler | Archivo/Cordon Press

Pastora Soler viajó la semana pasada a Miami para ofrecer un concierto el 1 de diciembre que tuvo que cancelar tras una fuerte polémica surgida en las redes sociales. Antes de volar a Estados Unidos, la cantante hizo una parada en Cuba para dar otro recital invitada por el colectivo LGTBI. Allí compartió un almuerzo informal con algunos miembros de la organización de la gala entre los que se encontraba Mariela Castro, hija de Raúl Castro y sobrina del dictador cubano Fidel Castro.

Las imágenes del encuentro no sentaron nada bien a algunos seguidores de la sevillana. "Eres una gran artista pero es un tema delicado. Comer langosta con un familiar de la dictadura opresora no es acertado"; "no es una simple comida, es comer langosta, un plato que la inmensa mayoría de los cubanos desconocen" o "gracias por codearte con los que han destruido Cuba y han matado cubanos por miles", fueron algunos de las críticas que Soler recibió.

pastora-soler-mariela-castro.jpg
La polémica foto del almuerzo

La artista se vio obligada a dar explicaciones después de las críticas recibidas y la posterior cancelación de su concierto en Miami. "Mi presencia en Cuba atendió simplemente a una invitación realizada por el colectivo LGTBI con el que me siento sensibilizada y con el que siempre que puedo, me gusta colaborar (...) Previo al evento, acudimos al almuerzo informal en una casa particular, invitados por uno de los organizadores, donde coincidimos con muchas personas que no conocíamos, entre ellas Mariela Castro. Una vez finalizado el almuerzo, nos dirigimos al Teatro donde estaba prevista mi intervención para colaborar en una gala interpretando algún tema mío. Hasta ahí mi visita y mi intervención en Cuba", escribió en un comunicado que compartió en Instagram.

"A raíz de unas fotos que algún invitado hizo en ese almuerzo informal, recibimos una llamada del promotor de mi concierto en Miami solicitándonos un aplazamiento del concierto que estaba previsto para ofrecer el día 1 de diciembre aludiendo que pensaba que era mejor aplazar el concierto por las molestias despertadas a raíz de dichas fotos". Soler continúa su texto dejando claro que su intervención en Cuba solo atendió a "una acción solidaria y desinteresada económicamente, con el único objetivo de ofrecer mi música en apoyo a un colectivo que siempre ha sido maltratado y que en estos momentos sigue luchando por sus derechos".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios