Menú

35 años del accidente que convirtió a Michael Jackson en adicto a los calmantes

Sucedió mientras grababa un anuncio publicitario para una marca de refrescos.

0
Sucedió mientras grababa un anuncio publicitario para una marca de refrescos.

En 1984, Michael Jackson sufrió un accidente que marcó su vida. Se encontraba rodando un anuncio publicitario para una marca de refrescos. Sobre el escenario, el rey del pop interpretaba una de sus míticas coreografías al ritmo de "Billie Jean" y unos 3.000 seguidores hacían las veces de figurantes.

El artista bailaba rodeado de pirotecnia pero una negligencia provocó que una chispa le alcanzase y tanto su pelo como su chaqueta comenzaron a arder. El cantante comenzó a gritar y Miko Brando, hijo de Marlon Brando y miembro del equipo de seguridad, corrió hacia él para intentar apagar el fuego.

Michael Jackson fue llevado en ambulancia al Centro Médico Cedars-Sinai y, posteriormente, trasladado a la unidad de quemados del Centro Médico Brotman. El diagnóstico confirmó quemaduras de segundo y tercer grado en su cuero cabelludo. Recibió el alta al día siguiente. La compañía responsable del spot indemnizó al cantante con un millón de dólares. Jackson donó el montante al Centro Médico Brotman.

El entorno del cantante desveló que, a partir de este accidente, Jackson comenzó a sufrir miedos y paranoias. Los medios estadounidenses señalaron que este suceso fue el inicio de su adicción a los calmantes, que tomaba para reducir ese estrés.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD