Menú

Plácido Domingo, plantado por una soprano que no quería maquillarse de negro

La protagonista de Aída en Verona cancela su actuación tras negarse a maquillarse la cara de negro: "Es racista".

Libertad Digital
0
Plácido Domingo, plantado por una soprano que no quería maquillarse de negro
El tenor Plácido Domingo | EFE/ Archivo

La soprano Tamara Wilson, protagonista de la ópera Aida de Giuseppe Verdi en la Arena de Verona, plantó a Plácido Domingo, director de la orquesta, tras negarse a maquillarse de negro, según ella misma explicó en las redes sociales. La estadounidense aseguró que se trataba de un acto racista: "Hacer Aída negra es racismo. Yo rechazo maquillarme de negra. No quiero ser un engranaje en un mecanismo de racismo institucionalizado".

Posteriormente, canceló esa función por estar "enferma". "Lamento no poder realizar Aida con el Maestro Domingo esta noche, celebrando su 50 aniversario especialmente tras el maravilloso ensayo de ayer. Anoche me puse enferma. Deseo al Maestro, a todos mis colegas y la increíble orquesta todo lo mejor para esta noche especial. Espero volver muy pronto a la Arena de Verona".

Wilson ya había interpretado a este personaje los días 21 y el 24 de julio, pero en la última función decidió que no era conveniente interpretar a la princesa etíope esclava de los egipcios. Cree que sería más oportuno contratar a artistas negros para interpretar a personajes negros. "Espero que muchos no compartan mi posición, pero debo vivir conmigo misma hasta el fin de mis días. He hablado con algunos colegas, quienes no creen que representar Aída de este modo sea racista. Piensan que representarla blanca quiere decir cancelar un fuerte personaje femenino de color y lo comprendo perfectamente", escribió en Instragram.

La estadounidense subió el tono de sus palabras: "Conozco también colegas que no quieren que su piel se convierta en parte del disfraz, porque esto no ayuda a nuestra industria a abrazar la diversidad. Me gustaría ver a más personas de color trabajar en la ópera, en el palco y en la administración. Espero que mi voz ayude a abrir un diálogo y a promover un cambio".

Plácido Domingo consideró que se trata de un "tema muy delicado". "Pienso que esta sensibilidad viene de Estados Unidos, pero no es justo, porque si en la ópera hay un personaje japonés, como Cio Cio San – de Madame Butterfly-, debes tener vestimenta japonesa y los ojos orientales. Esta sería la línea general: Otello es moro; Buterfly, japonesa. Una soprano blanca debe maquillarse de negra para hacer Aída, mientras un tenor negro tiene todo el derecho de permanecer como es si canta Marico".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios