Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Las feministas piden eliminar 'Insaciable', una serie de Netflix que trata el sobrepeso

La serie Insaciable narra la venganza de una chica que ha perdido peso contra aquellos que se burlaron de ella. 

Cultura
0

La serie Insaciable, que aborda el tema del sobrepeso, ha causado enorme revuelo en internet antes incluso de su estreno, previsto para el 10 de agosto, y una plataforma de Change.org donde se exige detener su lanzamiento.

La causa, el sobrepeso de su protagonista, Patty (Debby Ryan), a quienes sus compañeros de clase llaman "Fappy Patty". Insaciable se centra en esta adolescente que sufre acoso debido a su peso, hasta que decide adelgazar durante el verano y sus compañeros dejan de humillarla... aunque ella, en su nueva apariencia esbelta, decide emprender una particular venganza.

Más de 200.000 personas han firmado una petición en Change.org por considerar que causa "dudas devastadoras en la mente de jóvenes que pensarán que para ser felices y dignas necesitan perder peso", asegura la feminista Florence Given, que inició la solicitud. Su punto de vista no es crítico con la venganza que decide ejecutar su protagonista, sino que se centra en el peso: "No solo perpetúa lo tóxico de la cultura de la dieta, sino también la cosificación del cuerpo de las mujeres", asegura en Change.org.

Otras activistas como Stephanie Yeboah, bloguera de moda dedicada a tallas grandes, cree que la historia de Insaciable no hace "nada para promover la positividad corporal".

Otras críticas hacen referencia a una de las decisiones artísticas tomadas en la serie, en el que la misma actriz delgada, Debby Ryan, interpreta el mismo papel, con sobrepeso y sin él, usando un disfraz y maquillaje.

Muchos usuarios de redes sociales, sin embargo, no han picado en el mensaje de las activistas. Y algunas estrellas del show, como la actriz Alyssa Milano (que aparece en un papel secundario) han defendido la serie, todavía sin emitir. "No estamos avergonzando a Patty. Abordamos a través de la comedia el daño que produce avergonzar a alguien por su peso", tuiteó la actriz de Embrujadas.

También lo ha hecho su creadora, Lauren Gussis, que asegura basarse en una experiencia personal y real, y que asegura que se trata de una "sátira" de un tema doloroso cuyo punto de partida no es el mismo que el de llegada.

"Cuando tenía 13 años, intenté suicidarme. Mis mejores amigos me dieron de lado y yo quería vengarme", explica. "Pensé que si me veía guapa por fuera, sentiría que era suficiente. En cambio, desarrollé un trastorno de alimenticio... y el tipo de ira que hace que quieras hacer cosas oscuras. La serie sirve como historia de advertencia", dijo Gussis.

Netflix, por su parte, apuesta por la serie. La plataforma de streaming ha asegurado a través de Cindy Holland, su vicepresidenta, que "el 'fat-shaming' está en el ADN de la serie, pero el mensaje final es que lo más importante es sentirse cómodo".

Temas

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios