Menú

El encuentro real de la princesa Margarita y el presidente Johnson que cuenta 'The Crown'

La tercera temporada de la exitosa ficción de Netflix cuenta la cena y el baile celebrados en la Casa Blanca en noviembre de 1965.

0
La tercera temporada de la exitosa ficción de Netflix cuenta la cena y el baile celebrados en la Casa Blanca en noviembre de 1965.
Lord Snowden (ríe), Lady Bird Johnson, el presidente Johnson y la princesa Margarita. | Cordon Press

La tercera temporada de The Crown acaba de aterrizar en Netflix con cambios significativos en el reparto. Olivia Colman da vida a una Isabel II más madura y sustituye a Claire Foy, mientras que la princesa Margarita es interpretada ahora por una espléndida Helena Bonham-Carter en lugar de Vanessa Kirby. Esta nueva entrega abarca desde las elecciones en las que el laborista Harold Wilson sale elegido primer ministro en 1964 hasta la celebración de los 25 años del reinado de Isabel II en 1977.

Este periodo está dejando momentos bastante curiosos, como la cena celebrada en la Casa Blanca en honor a la princesa Margarita, que tiene lugar en el segundo capítulo de la tercera temporada. La ficción nos deja ver a la hermana menor de la reina afligida por estar siempre relegada a un segundo plano. Desde niña creció bajo la sombra de Isabel. Sin embargo, en 1965, una gira estadounidense junto a su marido, Lord Snowdon, la llevó a la primera página de revistas y periódicos, convirtiéndose en una estrella mediática. En cada ciudad a la que viajaban, miles de margaritómanos la esperaban y aclamaban.

The Crown centra la trama en el contexto de la crisis económica que sufrió Gran Bretaña y en el deterioro de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos por la Guerra de Vietnam, lo que complicaba un rescate americano que podría resultar vital. De ahí que fuera crucial la velada y el posterior baile celebrado por el presidente Lyndon B. Johnson y su esposa Claudia Alta en la Casa Blanca el 17 de noviembre de 1965. Margarita debía convencer a Johnson de que se llevase a cabo ese rescate. Había un centenar de invitados, entre los que se encontraban, según recogió The New York Times, Kirk Douglas, Henry Ford o algunos representantes de la familia Rockefeller.

La serie muestra a una Margarita espontánea, distendida, que embelesó al presidente Johnson con su carácter jovial, sus críticas a Kennedy y sus chistes verdes. Podemos hacernos una idea de lo que realmente ocurrió aquella noche gracias a la crónica de los periodistas que acudieron a esa cena como invitados. Según recogió The New York Times, la princesa lució un juego de diamantes que causó furor y protagonizó "un baile-cena reducido pero espectacular como pocos".

The Washington Post publicó que el presidente brindó por la relación entre ambas naciones "con la esperanza de que nunca se debilite" y Margarita agradeció la amabilidad con la que había sido recibida por la sociedad norteamericana: "Lo estamos pasando maravillosamente en Estados Unidos. La hospitalidad y el buen trato que hemos recibido en todas partes nos ha emocionado grandemente y gracias a ello nos llevamos a casa recuerdos sumamente felices".

"Risas y cháchara"

En la ficción, se ve al presidente y a la hermana de la reina bailando y divirtiéndose. Las crónicas de aquella noche hablan de que Lord Snowdon prefirió bailar de rock ’n’ roll con "enorme gusto y habilidad durante toda la noche" mientras que el presidente y la princesa bailaron juntos "Everything’s Coming Up Roses". "Hubo risas y cháchara; Margarita se fumó un cigarrillo en una larga pipa y todo el mundo parecía absolutamente relajado", publicó The New York Times. Los periódicos se hicieron eco del éxito del encuentro, que terminó a la 1.35 de la madrugada para la princesa Margarita y a las 2 para los Johnson.

Lo que no recogen las crónicas, sin embargo, es el duelo de rimas subidas de tono entre el presidente y la princesa que, en la serie, cuenta el primer ministro, Harold Wilson, a la escandalizada reina Isabel.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios