Menú

Nuria González: "He 'desvirgado' a un montón de espectadores"

La actriz interpreta junto a Nacho Guerreros Milagro en casa de los López, una de las obras más desconocidas de Mihura.

0
La actriz interpreta junto a Nacho Guerreros Milagro en casa de los López, una de las obras más desconocidas de Mihura.
Milagro en casa de los López | Teatro Reina Victoria

Miguel Mihura ideó una mansión donde todos estaban pirados. Teatro del absurdo. Excentricidades, enredos, discursos incoherentes y escenas surrealistas al más alto nivel, señas de identidad de uno de los dramaturgos más importantes del siglo XX. Y lo tituló Milagro en la casa de los López. Se estrenó en Barcelona en octubre de 1964, con Mari Carmen Prendes, Pedro Porcel y José Sazatornil. No tuvo demasiado éxito y Mihura, descontento con el segundo acto, lo metió en un cajón. Manuel Gancedo ha sido el encargado de abrir esa gaveta y llevar de nuevo a escena esta alocada comedia, una de las obras menos conocidas de Mihura, "su secreto mejor guardado".

Nuria González (Adela en Manos a la obra, Candela en Los Serrano y Clara en Física o Química) y Nacho Guerreros (Coque en La que se avecina o José María en Aquí no hay quien viva) encabezan el reparto, completado con Juan Antonio Molina, Maika Jurado, Ana Mayo y Nacho del Valle. Reciben a Libertad Digital en un ensayo general. Luces que se apagan y se encienden, retoques al atrezo, martillazos de fondo y últimas pruebas de sonido.

"El humor absurdo y el humor negro son los que más disfruto", asegura Nuria González. "La obra tiene mucha vigencia. Se han modificado cosas puntuales, pero todo lo que se habla de la televisión o del boom de la construcción son originales. Mihura tenía una concepción de la televisión que en estos momentos no se sale del cuadro", añade.

milagr-casa-lopez.jpg
Milagro en casa de los López. | T.Reina Victoria

Interpretan a Mercedes y Jerónimo, un matrimonio acomodado que vive en una mansión, encerrados desde hace diez años con la sola compañía de sus criados. Desean que un hecho excitante ocurra en su monótona vida...y ocurre. La llegada de una joven, que ha sido llevada hasta la casa por un misterioso taxista, es el detonante de una de las más divertidas comedias de Mihura.

"Mihura es un regalo y los compañeros también", asegura Nacho Guerreros. "Es uno de los dueños del teatro español y, sobre todo, de la comedia. No ha perdido para nada actualidad. Esta obra la podía haber escrito un autor contemporáneo ayer mismo. Es uno de los autores que no pasa de moda nunca y, por eso, hay que tenerle respeto, no miedo".

MilagroencasadelosLopez.jpg
Milagro en casa de los López. | Teatro Reina Victoria

Mercedes y Jerónimo son dos locos de rabiar, ricos y aburridos, que hacen las delicias del público. "Estoy lejísimos de Mercedes", confiesa Nuria entre risas. "Es una mujer católica, apostólica y romana. De mucha pasta, que se aburre soberanamente. Yo estoy en la antítesis. Está tan pirada que casi da igual que la estén engañando porque ya se engaña ella. De su personalidad me quedaría con esas ganas de juerga que tiene. Mercedes quiere que cuanta más gente mejor, me gustaría que me gustase eso".

Algo parecido le ocurre a Nacho. El actor, que hacía diez años que no representaba en Madrid una función importante, tiene entre las manos un papel desternillante, rico en gags: "Llevo años en una serie de un humor absurdo y un poco incoherente, acorde con los tiempos que vivimos. También la vida en sí es un absurdo, la realidad supera a la ficción siempre. Tengo la suerte de estar muy lejos de los tipos a los que interpreto. Hacer un papel parecido a mí no tendría ninguna gracia. No soy un ser especialmente gracioso".

Tanto Nacho Guerreros como Nuria González son caras conocidas para el gran público por sus populares trabajos televisivos, una circunstancia que coinciden en admitir que es beneficiaria para la obra. "He estrenado o desvirgado a un montón de espectadores. Lo atribuyo a que la gente se acostumbra a verte en la tele y si le gusta lo que haces y tienen la oportunidad de ir a verte, lo hacen. Es una cosa innegable que tanto Nacho como yo se lo debemos a la pequeña pantalla", comenta Nuria.

cartel-casa-lopez.jpg
Milagro en la casa de los López. | Cartel

Tiene presente lo que le debe a la televisión, sin embargo, la actriz es bastante crítica con ella: "Tratar de llegar al mayor número de gente posible con todo, siempre, indiscriminadamente y a todas horas, en plan competencia, se carga el concepto de entretenimiento y de servicio público. ¿Por qué ponen publicidad en los informativos? ¡Si es un servicio público! Es un grandísimo negocio y un escaparate para vender. Hay que revisar cuáles son los objetivos de la televisión. Es un cañón como medio, es muy democrático, pero todo el mundo hace lo mismo".

Estarán en el madrileño teatro Reina Victoria todo el verano. Un último mensaje a los indecisos: "Que vengan", dice Nuria. "Se lo van a pasar bomba. Con que se lo pasen la mitad de bien de como me lo paso yo, están servidos para tres meses".

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD