Menú

Olivia Molina: "Tengo una vida muy sencilla y muy plena"

La actriz se ha incorporado al reparto de Todo es mentira, que regresa a la cartelera madrileña instalándose en el Teatro Fígaro de Madrid.

Déjate de historias: con Mäbu y Olivia Molina

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La actriz se ha incorporado al reparto de Todo es mentira, que regresa a la cartelera madrileña instalándose en el Teatro Fígaro de Madrid.
Olivia Molina, durante la entrevista en 'Déjate de historias' | D.A./esRadio

Olivia Molina regresa al teatro con un guión pensado originalmente para la gran pantalla y que se estrenó hace más de veinte años en el cine, con gran éxito. La actriz se ha incorporado al reparto de Todo es mentira, en cartelera en el Teatro Fígaro de Madrid.

todo-es-mentira-cartel.jpg

Las relaciones humanas, los miedos y los sueños, son atemporales. Y Todo es mentira relata la historia de tres parejas muy distintas entre sí, pero con algo en común: ninguno dice lo que realmente piensa. Olivia interpreta el papel de Lucía, una hermosa traductora que se convierte en la chica de los sueños y también las pesadillas de Pablo, personaje interpretado por Tamar Novas. Él es un diseñador en paro que quiere ser un tipo duro y odia todo lo que le rodea hasta que la conoce a ella, que logra desmontarle su mundo.

"Lucía es un personaje muy bonito de hacer. Ella piensa que tiene la fórmula de amar bien y enseña a amar a los demás. Esta neura suya le lleva -muchas veces- a no ver al otro y no respetar su espacio... Y es muy divertido de crear", ha explicado la actriz durante la entrevista en el programa Déjate de Historias, de esRadio.

Olivia Molina se encuentra en un momento dulce, en lo personal y en lo profesional. Para ella, "el teatro tiene algo que engancha. Es presente absoluto, y en el presente hay una gran incógnita. No sabes qué va a suceder, dónde va a ir... Es un acto de valentía". Eso sí -advierte- "requiere mucha formación, estar muy al día, con tu cuerpo y con tu todo. Me gusta mucho. Siempre es un lugar que me acoge, es un lugar de retorno. Siempre que hago teatro me siento como en casa".

En lo que se refiere a su día a día, según asegura tiene "una vida muy sencilla y -gracias a Dios- muy plena. Tengo dos niños pequeños, de cuatro y un años. Están en pleno apogeo de vida y de todo... Y ese es mi motor. En torno a eso, y a mi chico Sergio, gira todo".

En Cultura

    0
    comentarios