Menú

Javier Marías la lía cargando contra el teatro de "tontunas contemporáneas"

"Lo lamento, pero si uno va al teatro hoy en día está expuesto a cualquier sobresalto. Y a cualquier sandez de no pocos directores", escribe.

Libertad Digital
0
Javier Marías | Cordon Press

El escritor Javier Marías publicó este domingo en El País Semanal un artículo titulado "Ese idiota de Shakespeare" cargando contra el teatro que "ha caído rendido a casi todas las tontunas contemporáneas": "Lo lamento, pero si uno va al teatro hoy en día está expuesto a cualquier sobresalto. Y a cualquier sandez de no pocos directores".

A Marías le irritan las "supuestas genialidades de muchos adaptadores y directores", "usurpadores de los buenos nombres de Lope, Calderón, Molière o Shakespeare", y lo ejemplifica recordando cómo Phyllida Lloyd, en 2012, "tuvo al parecer éxito con su versión de Julio César ambientada en una cárcel de mujeres y con reparto femenino al completo, consiguientemente".

El escritor señala que "este último caso forma parte de un movimiento deliberado": "Como sabemos, las actrices se quejan de que sus salarios son inferiores a los de sus colegas varones, pero me imagino que eso estará en función de lo taquilleros y rentables que sean, independientemente del sexo. Es como si la mejor futbolista protestara por ganar menos que Messi: se da el caso de que éste convoca a millones de espectadores y genera dinerales".

Sobre la queja "de que no haya tantos ni tan buenos papeles para ellas –las mujeres- como para los hombres", señala que, de media, Shakespeare tiene un personaje femenino por cada cuatro masculinos y que, además, son éstos "quienes encaran las cuestiones políticas que nos atañen a todos". La respuesta natural, según Marías, viene dada en forma de pregunta: "¿Y qué quieren, si en época de Shakespeare eso era más creíble o él decidió poner sus parlamentos en boca de Hamlet, Macbeth o Ricardo III?".

El escritor recuerda que, en la época de Shakespeare, "había una prohibición lamentada por todos, así que a Desdémona, Lady Macbeth y Ofelia las representaban, por desgracia, actores lampiños. Y sin embargo ahora se vuelve a lo mismo, sólo que a la inversa y por militancia o revancha sexista. ¿Qué sentido tiene que Glenda Jackson haga de Rey Lear? ¿Que un espectador como yo, que pide cierta verosimilitud, no se crea una palabra?".

Estas palabras le han valido las críticas tuiteras de no pocos actores, periodistas e indignados virtuales en general:

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco