Menú

Cecilia Valdés: zarzuela y llanto criollo

La recuperación de Cecilia Valdés, la zarzuela más importante del otro lado del Atlántico, sabe a estreno y acierta en casi todo

0
La recuperación de Cecilia Valdés, la zarzuela más importante del otro lado del Atlántico, sabe a estreno y acierta en casi todo
Cecilia Valdés | Teatro de la Zarzuela /Javier Real

"La zarzuela nació en España y fue a morir a América". No por reiterada resulta menos válida esta afirmación de Federico Moreno Torroba, quien vivió este fenómeno en primera persona: muchos compositores emprendieron largas giras con sus obras por Latinoamérica, mientras aquí el género era desplazado por la revista. La pasión por la zarzuela en aquellos países no se limitó a replicar los títulos españoles, sino que también desarrolló su propia producción, de la que desgraciadamente gran parte se ha perdido. Cecilia Valdés, basada en la emblemática novela cubana homónina, llega, 88 años después de su estreno, al Teatro de la Zarzuela.

ceciliavaldes-4871-ok.jpg
'Cecilia Valdés' | Javier del Real

La reposición de esta obra es ya un acontecimiento que merece la atención de cualquier aficionado del teatro lírico. Pero además es reseñable el cuidado que se ha puesto en todos sus aspectos: el esfuerzo por contar con un reparto casi íntegramente latinoamericano, la evocadora escenografía de Carlos Wagner, con 700 cañas de azúcar poblando el escenario -y limitando mucho el espacio y el margen de maniobra para actores y bailarines, hay que decir-, el colorido vestuario, la siempre eficiente dirección musical de Óliver Díaz, que saca todo el partido a una pletórica y compleja partitura de Gonzalo Roig, que combina música tradicional cubana con páginas más tradicionales -romanzas, dúos- en la línea de lo mejor del género.

Díaz no es el único con difícil cometido: esta historia folletinesca con tintes sociales, que anticipa el Show Boat americano-la Cecilia del título es una huérfana mestiza enamorada del hijo del rico comerciante de esclavos que la engendró, sin que ninguno de los dos conozca este título-, exige mucho de sus actores, a todos los niveles. El esquemático libreto incluye muchos personajes de la rica novela original pero apenas los desarrolla, y esto requiere gran aplomo y solvencia interpretativa.

ceciliavaldes-5603x- ok.jpg
'Cecilia Valdés' | Javier del Real

La protagonista, Elizabeth Caballero, es una excelente soprano que brilla en la Salida de su personaje, pero en la progresión de este de Carmen a Madame Butterfly flaquea en lo interpretativo: su desgarrador "¡a él no, a ella!" suena sobreactuado e incluso genera alguna risa involuntaria entre el público. En cuanto al tenor, Martín Nusspaumer, quien ya ha recibido comparaciones con Plácido Domingo, encaja mejor su personaje, si bien le cuesta llegar a ese do con el que culmina uno de sus números. Homero Pérez-Miranda, algo estático en el escenario, conmueve con su romanza. Y en un gran conjunto de secundarios destaca la siempre estupenda Cristina Faus y la veterana Linda Mirabal pasándoselo en grande con un papel de alienada que combina carácter y técnica. Y todos los integrantes del memorable número "Ya la campana sonó", nuestro "Ol’ man river" lírico que en su mezcla de denuncia, desgarro y baile produce una impresión en el espectador de esas que solo se viven muy de cuando en cuando. A aquellos interesados en las variaciones de un género muy nuestro y amantes de la lírica en general: huyan del frío con las dos horas de calor de Cecilia Valdés.

Título: Cecilia Valdés
Dirección musical: Óliver Díaz
Dirección de escena: Carlos Wagner
Dónde: Teatro de la Zarzuela (Jovellanos, 4, Madrid).
Cuándo: Hasta el 9 de febrero de 2020

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios