Menú

María Fernanda D’Ocón, "la mejor intérprete de Galdós", en esRadio

La emblemática actriz ha recordado junto a Andrés Amorós su destacado papel como Benina en la famosa adaptación del Misericordia de Galdós.

Libertad Digital
0

La intervención de Andrés Amorós de esta semana en Es la mañana de Federico no se ha limitado a la recomendación de un libro, sino que ha venido acompañada de la actriz que "interpretó de manera más sublime" a su personaje principal. María Fernanda D’Ocón ha pasado de esa manera por los micrófonos del programa, para recordar aquellos tiempos en los que puso voz y semblante a la Benina de Galdós; en la "mejor versión teatral", según Amorós, que se ha hecho nunca de Misericordia y de toda la obra galdosiana.

Del genio de Galdós ha destacado Federico Jiménez Losantos su capacidad para comprender a todos sus personajes, y de mirarlos siempre con piedad, "a diferencia de Valle, que los maltrataba". De ese modo, ha catalogado al escritor canario, "por encima incluso de Cervantes", como el novelista piadoso por excelencia". Y es que aunque Galdós fue toda su vida un destacado "anticlerical", también fue siempre "muy católico", imbuido de esa visión de la caridad tan humana y universal. Esos son, de hecho, los rasgos que definen su obra, y esos son los rasgos que más destacan en Misericordia. En ella, ha comentado Losantos, "toca algo casi místico". Sobre todo en el personaje de la sirvienta Benina, "vieja, fea y sisona", pero profundamente buena, que se dedica a pedir limosna para mantener a su señora, y que todo lo que tiene lo entrega a quien lo necesite más que ella.

Antes de dar paso a la invitada, Amorós ha querido escuchar el monólogo que interpretó como actriz en esa adaptación de la novela que realizó Alfredo Mañas en 1972, dirigida por José Luis Alonso en el Teatro María Guerrero. Después, una María Fernanda D’Ocón visiblemente emocionada ha recordado sus inicios en los escenarios: su llegada a ellos por casualidad, su falta de estudios dramáticos, las primeras críticas que la destacaron en el diario ABC, y su periplo largo por los teatros españoles que la terminaron encumbrando como una de las mejores de siempre. De su papel de Benina, que todavía recuerda "casi de memoria", ha revelado cómo se encargó ella misma de escoger un calzado de goma silencioso, ya que se trataba de "un personaje que no podía hacer ruido, ni en el mundo ni en el escenario"; y también cómo ocultó sus manos, "unas manos que nadie habría creído que vivían de pedir limosna", con unos mitones.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios