Menú

Aprendiendo a torear en las marismas con el Club de Aficionados Prácticos Taurinos

El Club de Aficionados Prácticos Taurinos retomó su actividad aplazada por el coronavirus en El Rocío y la ganadería Partido de Resina.

0
El Club de Aficionados Prácticos Taurinos retomó su actividad aplazada por el coronavirus en El Rocío y la ganadería Partido de Resina.
Los aficionados prácticos dan las últimas lecciones antes del tentadero. | Javier Romero

Esta temporada taurina que no termina de arrancar debido a la pandemia del coronavirus, las trabas de la administración y al inmovilismo de un sector incapaz de afrontar una necesaria reestructuración y actualización; la afición sigue manteniendo la llama de la Fiesta.

Libertad Digital ha acudido al primer curso del Club de Aficionados Prácticos Taurinos (CAPT) que se celebra tras los momentos más duros de la crisis del coronavirus. Este Club, dirigido por el matador de toros Eduardo Dávila Miura junto a Nacho Moreno de Terry y Rafael Peralta, lleva casi 10 años llevando a los aficionados a los toros a ponerse en la piel de un torero por unos días. No es fácil, ni mucho menos, pero con unos conocimientos teóricos y prácticos y una pizca de valor se puede hacer. Damos fe de ello.

aficionados-practicos-taurinos-aprendizaje.jpg
Lecciones con la muleta en las marismas de El Rocío.

Moreno de Terry explicó a LD que tanto en el CAPT como con su empresa Bull Team utilizan "la tauromaquia como herramienta de teambuilding para fortalecer algunos aspectos en empresarios y trabajadores como es la toma de decisiones, el liderazgo, el compromiso la superación o la gestión del miedo". El responsable de esta iniciativa aseguró que se trata de "la vuelta a lo rural" porque "todo el mundo tiene raíces en el pueblo, en el campo". Piensa que "es una forma de poner los pies en el suelo, de agarrarnos a algo real, no a una película que jamás vamos a alcanzar". En este sentido dijo que "a una empresa de Castilla-La Mancha decirle lo duro que es subir el Everest seguramente no le puede llegar, pero si le explicas lo duro que se pasa antes de matar en una corrida de toros seguro que le llega antes".

El matador de toros y principal maestro del CAPT, Eduardo Dávila Miura, dijo que este curso "era especial" mientras que Moreno de Terry apuntó que "teníamos muchas ganas de retomar la actividad después de estos meses de sufrimiento". También de "reencontrarnos con los alumnos, de volver al campo, de volver a sentir las sensaciones que habitualmente disfrutamos en este tipo de cursos. Creo que el balance ha sido muy positivo", aseguró el responsable.

Clase magistral de David de Miranda en El Rocío

Los responsables del curso nos citaron un viernes por la tarde en la aldea de El Rocío, en pleno Parque Nacional de Doñana, un entorno incomparable para coger los trastos. Tras una recepción en la casa en la que se quedaban gran parte de los alumnos y recomendarnos usar la mascarilla y la distancia de seguridad para evitar contagios por covid-19, nos llevaron al límite del poblado donde pastaban apaciblemente unos caballos.

Dividieron a los alumnos en tres grupos separando a los que tenían experiencia de los que era la primera vez que íbamos. El equipo del CAPT explicó, bajó la dirección del maestro Dávila Miura, los conceptos más básico como el lance a la verónica, cómo coger una muleta o cómo dar un natural y un pase de pecho. Después de varias repeticiones y un primer acercamiento al carretón, la verdad es que se empieza a apreciar la dificultad de lo que hacen los que se ponen delante del de las patas negras, que diría Juncal.

aficionados-practicos-taurinos-charla-david-miranda.jpg
El maestro Dávila Miura y el matador de toros David de Miranda conversan ante los alumnos.

A la caída de la tarde el torero onubense David de Miranda dio una clase magistral con el capote y con la muleta y contó su experiencia vital. Recordó su alternativa en Huelva de manos de José Tomás, el grave percance sufrido en Toro (Zamora) por el que casi se queda paralítico y la gran faena al toro Despreciado de Juan Pedro Domecq con la que abrió la Puerta Grande de Madrid el día de su confirmación de alternativa y se convirtió en el torero revelación de la Feria de San Isidro de 2019. El matador de toros mostró con una facilidad imposible lo que los alumnos llevábamos horas intentando con las muñecas doloridas.

Moreno de Terry comentó que los aproximadamente 30 alumnos que conformaban este curso venían "desde todos los puntos de España" y contaban con personas de "todos los niveles". Además apuntó que el escenario en El Rocío "es único, idílico y distinto" y calificó la experiencia de "inolvidable".

Perfeccionamiento de lo aprendido y visita a la casa del conocedor

aficionados-practicos-taurinos-aprendizaje-2.jpg
Dos aficionados prueban lo aprendido frente al carretón.

El sábado nos citaron en una finca cercana a la aldea almonteña, un refugio para toreros con una pequeña plaza de tientas en la que entrenan. Allí perfeccionamos lo aprendido de la mano del equipo del CAPT. Practicamos distintos lances con el capote y también cómo dar distintas tandas con la muleta. A las doce en punto, Luis Fernando, párroco de Aliseda y aficionado práctico, dirigió el rezo del Ángelus azuzado por Dávila Miura.

Por la tarde, después de unas horas libres en las que algunos alumnos aprovecharon para ir a la playa de Matalascañas o hacer visitas por la zona y a la basílica de la Blanca Paloma, nos citaron en la Casa del Conocedor de Pablo Romero en la aldea de El Rocío.

aficionados-practicos-taurinos-visita-mayoral.jpg
Dávila Miura y el resto del equipo del CAPT de tertulia en la casa del Conocedor de Pablo Romero.

Manuel Muñoz, antiguo mayoral, o conocedor de la ganadería de Pablo Romero, nos abrió las puertas de su casa-museo repleta de recuerdos de la emblemática ganadería. La visita se extendió hasta la entrada de la noche debido a las anécdotas que contaron entre Dávila Miura y el propio mayoral. Ya sólo quedaba la última cena antes del debut. El miedo todavía no había hecho acto de presencia.

Debut ante las añojas de Pablo Romero

El domingo poco después del amanecer ya estábamos citados para cruzar parte del Coto de Doñana dirección Sevilla por una estrecha carretera. Al final del camino nos esperaba la ganadería de Partido de Resina.

aficionados-practicos-taurinos-visita-pablo-romero-1.jpg
El árbol de la ganadería de Pablo Romero.

Partido de Resina es la heredera directa de la emblemática ganadería de Pablo Romero. Sus toros, "los más guapos de la cabaña brava" dicen los aficionados, pastan en lo que queda de la fundada en 1885 por don Felipe de Pablo Romero. Tras más de un siglo ininterrumpido en manos de la familia Pablo Romero una sociedad la compra junto a la finca Partido de Resina, de la que obtiene su nombre actual. Su representante, el ganadero y veterinario, José Luis Algora contó a LD cómo después de 22 años al mando de este encaste único de reses bravas siempre le preguntan por la recuperación de los plablorromeros. Dijo que están "contentos" con el resultado que están dando y que "no hay ganaderías que se recuperan, sino una evolución al adaptarse a lo que exige el toreo en cada momento".

Llegamos a la finca y rápidamente entramos en la plaza de tientas. Poco a poco la intranquilidad fue aumentando. Algún alumno debutante confiesa que no ha dormido bien pensando en el momento de ponerse frente a alguna de las cuatro añojas que espera en la corraleta. Hacemos el último repaso de la mano de los profesores en el ruedo y nos separamos en grupos para ir saliendo a demostrar lo aprendido.

aficionados-practicos-taurinos-cogida.jpg
Un aficionado práctico se lleva un revolcón.

El maestro Dávila Miura paró a las añojas y dio los primeros lances para ir calibrando la complejidad de cada animal e ir modelando las embestidas con el objetivo de que no se resabiaran antes de empezar a llamar a los alumnos. Ya no es intranquilidad sino miedo lo que se siente detrás del burladero. Con la cámara de fotos fui esperando mi turno mientras retrataba las faenas, y alguna voltereta sin consecuencias, de mis compañeros.

Cuando Nacho Moreno de Terry dijo mi nombre el miedo se convirtió en terror. Me quité la mascarilla, tragué saliva, dejé la cámara de fotos y el teléfono, para que quedase inmortalizado el momento, y me dispuse a enfrentarme a mi enemiga que miraba con desconfianza y con ganas de cogerme. Era la segunda de la mañana y salí en último lugar. Después de una faena que queda sólo para las retinas de los que estaban allí (no se pudo grabar) salí feliz y con un pequeño cardenal en la rodilla. Quise pasármela muy cerca. Pasaron las cuatro añojas e intentamos torear todos, algunos con más experiencia dejaron algunos pases de cartel de toros y consiguieron los olés de los allí presentes. Hasta el párroco de Aliseda se puso la sotana y fue sacado a hombros.

aficionados-practicos-taurinos-sacerdote.jpg
Luis Fernando, el párroco de Aliseda en su faena.

Tras la tienta y un refresco recibimos nuestros diplomas que acreditan haber realizado el curso de aficionados prácticos. Luego nos montaron en unos remolques tirados por un tractor y visitamos los cerrados donde pastan los pablorromeros. Los toros de la corrida que se iba a celebrar en Madrid nos miraron desafiantes mientras aprovechamos para inmortalizarles con las cámaras. El ganadero contó a LD que este año empezaban en "Osuna en mayo y luego San Isidro" y que "las cuatro corridas" que tenían para la temporada 2020 "eran todas cuatreñas y se lidiarán el año que viene de cinqueños". También aseguró que algunos de sus toros irán a las calles, a los encierros, y que ya están vendidos con uno y hasta dos años vista. Sobre sus toros comentó que "los toreros prefieren cuatreños pero la verdad que he lidiado muchos cinqueños y no se nota ninguna diferencia a la hora de embestir el bueno sigue siendo bueno y el malo sigue siendo malo". "No hay tanta diferencia", dijo José Luis Algora.

aficionados-practicos-taurinos-visita-pablo-romero-3.jpg
Tres pablorromeros miran atentamente a los visitantes.

Camino al décimo aniversario del CAPT

El maestro Dávila Miura contó a LD que creía que había sido un curso "muy bonito" porque "tener la suerte de que te abran las puertas de esta ganadería y que los aficionados puedan torear aquí es un lujo". Aseguró que "como torero" sigue "disfrutando mucho y valorando mucho el poder venir a una ganadería tan especial como es Pablo Romero". Miembro de la emblemática casa de Miura, el matador de toros explicó que "son ganaderías que llevan muchos años en la primera línea" y que "mantenerse ahí no es fácil, hace falta que se reúnan una serie de circunstancias y también la suerte".

aficionados-practicos-taurinos-visita-pablo-romero-2.jpg
Las vacas de Partido de Resina en uno de los cercados de la finca.

Sobre la situación de este tipo de encastes únicos dijo que "al final las cosas volverán a su ser porque son ganaderías que tienen mucho interés para el aficionado y las empresas. Tienen plazas muy fieles en su trayectoria ganadera y esto puede seguir hacia adelante. La misma suerte y larga vida que le deseo a la ganadería de Miura se la deseo a Partido de Resina".

Por su parte el ganadero José Luis Algora valoró positivamente las actividades con aficionados prácticos. Dijo que "es bueno promocionar y que la gente se aficione, que se sujete en el mundo del toro y, además, que se divierta". El representante de Partido de Resina señaló que "puede ser una diversión para un aficionado práctico y un hobby como puede ser el ciclismo". "Los que están aquí van con el veneno metido", apuntó sonriendo.

Nacho Moreno de Terry felicitó a la ganadería porque "las becerras han dado un juego extraordinario" y apuntó que "casi todo el mundo ha podido sentirse torero, disfrutar y expresarse". El responsable del CAPT dijo que para ellos "es muy gratificante que la gente se vaya contenta, con más conocimientos, siendo mejores aficionados y con ganas de volver a disfrutar del mundo del toro en el campo o en la plaza". También comentó los proyectos que tiene entre manos mientras van organizando la décima temporada que será en 2021.

Próximamente harán un campus de verano para los más pequeños en El Puerto de Santa María del 3 al 7 de agosto. Explicó que van a "entrenar todas la tardes en la plaza de toros, visitar ganaderías, tentar y estar con toreros". Además, aprovechando que se celebrarán corridas de toros en la ciudad gaditana y Huelva capital van a celebrar tentaderos con aficionados antes de ir a los toros. Para el año que viene quieren hacer algo "especial" con "tentaderos en ganaderías muy emblemáticas". "Nosotros seguimos en nuestra batalla de transmitir los valores de la Fiesta y de acercar el toreo a todo el mundo de una manera real y práctica", remató el empresario que sabe que, una vez que lo pruebas, es complicado desengancharte.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios