Menú

Emilio de Justo: "Cuando uno quiere ser figura del toreo tiene que alternar con las grandes figuras y eso me motiva"

El torero de moda en el arranque de la temporada 2021 fue entrevistado en esRadio tras varias semanas encadenando triunfos.

0
Es Toros: Con Emilio de Justo Es Toros

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El torero de moda en el arranque de la temporada 2021 fue entrevistado en esRadio tras varias semanas encadenando triunfos.
Emilio de Justo en su última participación en Sevilla. | Europa Press

Emilio de Justo (Torrejoncillo, Cáceres, 1983) es el torero de moda. En esta extraña temporada taurina de 2021 lidera el escalafón con triunfo por tarde en Almendralejo, Sanlúcar de Barrameda y Villanueva del Arzobispo con la mirada puesta en el comienzo de las grandes ferias. La pandemia ha reducido el número de festejos pero también ha convertido cada corrida de toros en un acontecimiento que llega a todos los aficionados gracias a la televisión.

Es un matador de toros que se reconoce aficionado al fútbol y apasionado del flamenco, música que escucha de forma asidua pero que en plena escalada a la cima del toreo sigue el consejo de la gente del toro y vive "24 horas pendiente del toro". En el programa Es Toros de esRadio el torero cacereño habló de su situación de la ausencia de ferias como la de San Isidro en Vistalegre, de su concepto del toreo o del camino que le ha llevado a codearse con las grandes figuras en los carteles.

De Justo aseguró que está "contento" porque está "siendo un inicio de temporada muy bonito y están saliendo los frutos de tanta preparación y dedicación". "Ha sido muy bueno y muy importante y intentar seguir en esa línea y no aflojar. Con esa ilusión estoy", remarcó. El torero espera que esta temporada "marque mucho" su carrera y pueda "dar ese salto de calidad" que está buscando.

Sobre la corrida de Santiago Domecq en Villanueva del Arzobispo (Jaén), en la que compartió cartel con Diego Urdiales y Juan Ortega, contó que fue "muy interesante y emocionante para el aficionado". Añadió se trató de "una corrida muy exigente, muy difícil de torear" y de "una tarde en la que en los dos primeros toros molestó mucho el viento y, sobre todo, salieron varios toros que nos pusieron a prueba a los toreros por su forma de embestir y con ese temperamento y ese carácter tan fuerte". Los toros tenían "embestidas que había que tener mucho mando sobre ellas y creo que los tres tratamos de ser fieles a nuestro concepto, a nuestra forma de interpretar el toreo". Por eso está convencido que "para el aficionado los tres dimos una tarde de toros muy importante y todo lo que pasó en el ruedo tuvo mucha importancia".

En este sentido cobra importancia el papel de la televisión en la repercusión de los triunfos de Emilio de Justo en el inicio de la temporada. El torero dijo que "todos sabemos la situación actual que estamos atravesando con la pandemia con el tema de la restricción de aforos y es verdad que la televisión está siendo un pilar fundamental e importante para que ciertos festejos y carteles se puedan llevar a cabo".

"A lo mejor si no hubiese esta situación sería totalmente inviable y, a parte, no tendría esa repercusión. La tele es muy importante porque es un escaparate muy bueno para nosotros los toreros, siempre con su medida, pero en mi caso estoy contento porque creo que han salido las cosas bien y a pesar de no ser plazas de primera categoría lógicamente he salido con la mentalidad como si fueran esas plazas", destacó.

La suspensión de Sevilla y la ausencia en San Isidro

El torero en estos días estaba anunciado en un mano a mano con Antonio Ferrera en Sevilla en la corrida de Victorino Martín, una de sus ganaderías predilectas. Sin embargo la Feria se ha acabado posponiendo al final de septiembre.

Sobre el proceso que llevó al aplazamiento de la feria sevillana dijo que "ha sido duro" por "toda la ilusión de poder torear en Sevilla en una corrida marcaba mucho el inicio de la temporada". "Con esa incertidumbre nos ha creado mucha angustia a todos los toreros y a los aficionados" quienes tienen "mucho mérito yendo a comprar las entradas y abonos".

palacio-vistalegre-toros.jpeg
El Palacio de Vistalegre en Madrid

Otro de los temas que también comentó es que pese al gran arranque de la temporada sólo está anunciado en la feria de Leganés el 9 de mayo en la corrida de Núñez del Cuvillo con Enrique Ponce y Juan Ortega. Habló de su ausencia en la feria de San Isidro prevista en Vistalegre entre el 13 y el 23 de mayo. Dijo que son cosas "que pasan en el toreo". "A lo mejor no te contratan para una feria, para otra sí, cosas que han pasado toda la vida. Es una cuestión en la que a mí no me gusta entrar ni profundizar y que son cosas privadas de empresarios y apoderados", añadió. "Se me ofreció estar en Vistalegre a última hora. Dos o tres horas antes de presentar los carteles la empresa me ofreció estar pero no estábamos de acuerdo con lo que se nos ofrecía. Lo que pasa muchas veces y no se llegó a un acuerdo y no hay mucho más", explicó.

"Lo único que yo puedo decir es que trato de hacer méritos en la plaza, de dar lo mejor de mi cada tarde como torero para que todas esas empresas de esas plazas importantes en las que creo que me estoy ganando un sitio para estar cuenten conmigo", destacó.

El camino para ser figura del toreo

Emilio de Justo está en posición de llegar a se figura del toreo pero para llegar a ese lugar privilegiado en el estamento del toro tuvo que bajar casi a los infiernos. El torero contó que "lo más fácil y lo más coherente hubiera sido aburrirse por las circunstancias tan duras que estaba atravesando pero creo que ha habido una base clara en esto que ha sido la afición y la vocación que he tenido siempre para el toreo".

"Cuando me tuve que marchar a Colombia a torear en los pueblos… todo eso me mantuvo con la ilusión de seguir haciendo vida de torero, seguir toreando y, sobre todo, tener muy claro que creía en mí a muerte cuando las circunstancias eran totalmente desfavorables", aseguró. El torero extremeño dijo que "lo más lógico es que nadie crea en ti y yo creía en mí como torero y poco a poco gracias a Dios se ha ido remontando una situación que no ha sido nada fácil". "Han sido momentos muy duros y muy difíciles", apuntó.

emilio-de-justo-san-isidro-2018.jpg
Emilio de Justo en la presentación de San Isidro 2018

El matador de toros señaló que está "contento y orgulloso de lo poco o mucho que he ido consiguiendo en el toreo y de lo que creo que todavía me queda por conseguir". Para seguir en este camino su pilar ha sido la fe. En el toreo "sabes que es una profesión que te puede cambiar la vida en muy poco tiempo", explicó. "Todo eso lo sabía. Sabía que podía pasar pero también era consciente que era muy muy difícil remontar una situación tan adversa como la que tenía. Entonces yo creo que ha jugado un papel clave la paciencia, la ilusión, la ambición y la fe. Creo que eso ha sido clave para poder resurgir como torero", añadió.

En este renacimiento también hay que poner en un lugar destacado a Francia y las oportunidades que le brindaron sus plazas. Emilio de Justo dijo que "Francia ha sido clave. Si no hubiera existido Francia en mi vida hubiera sido casi imposible remontar la situación que tenía, fue clave poder torear en estas plazas como Orthez o Mont de Marsan a finales de 2016". "Con esos triunfos que tuve allí me abrieron las puertas de ferias del suroeste como Dax o Vic Fezensac donde tuve tardes importantes", dijo el torero que está "muy agradecido a una afición y un país que me ha dado tantísimo como torero y ojalá pueda seguir dando lo mejor de mi en esas plazas".

El torero reflexionó sobre cómo llegar a ser figura. Explicó que "cuando uno quiere ser figura del toreo y quiere llegar a conseguir grandes logros en el toreo lógicamente tiene que tratar de alternar con los grandes toreros y las grandes figuras". Es algo que le "ilusiona y motiva". Cree que "estar en este tipo de carteles y corridas que también me permitan poder expresar lo que llevo como torero sin dejar nunca de lado ganaderías que me han dado tantísimo en mi vida como torero que es la de Victorino".

emilio-de-justo-las-ventas.png
Emilio de Justo en Madrid en 2019

Sobre ser torero dijo que "es una profesión muy difícil" y sabe que "habrá tardes buenas y tardes malas" y que "hay que ser capaz de tener la mente equilibrada para asumir las tardes bonitas y disfrutarlas pero, a la vez, cuando vengan momentos difíciles, también saber resistir y saber estar ahí". Emilio de Justo piensa que cumpliendo esa premisa "al final es lo que hace que tengas esa regularidad que te convierta en figura del toreo que es casi un milagro lograrlo pero no va a dejar de ser un sueño y una ilusión para mi".

En este sentido enfoca toda su preparación y a penas desconecta del toro. "Ahora mismo, la verdad es que no tengo muchos momentos en los que no esté el toro en mi cabeza. Mi vida se circunscribe prácticamente las 24h del día al toro y todos los días de la semana los paso pensando mucho en el toro, entrenando, haciendo tentaderos… analizando también en vídeos, tratando de mejorar, de corregir defectos, de muchas cosas que hay que mejorar", contó.

"He tenido esa educación taurina y lo he escuchado de las grandes figuras y de los grandes profesionales y de gente más mayor que yo: para llegar a conseguir ser alguien importante en el toreo tienes que sacrificarte mucho y tener una dedicación plena y por ese camino creo que vamos bien", explicó.

De Justo añadió que "el toreo está en una situación en la que hay que tratar de tener una regularidad. Que dentro de un concepto que sea clásico, también tener el suficiente poderío y capacidad para tener regularidad que tarde a tarde convenzas a los aficionados. No seas una estrella fugaz sino una realidad. En mi cabeza está trabajar eso".

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD