Menú

Tomás Rufo: "Hay momentos que la gente se olvida de que un toro coge y hace mucho daño"

Uno de los triunfadores de las Ferias de Sevilla y de San Isidro ha visitado esRadio.

Federico Jiménez Losantos entrevista a Tomás Rufo Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Uno de los triunfadores de las Ferias de Sevilla y de San Isidro ha visitado esRadio.

La temporada taurina de 2022 tiene varios nombres propios entre el escalafón de los toreros. Uno de ellos está recién llegado al mismo ya que tomó la alternativa en Valladolid en septiembre de 2021 y ha ido rindiendo casi todas las plazas en las que ha toreado desde entonces incluyendo las dos principales: la Maestranza y Las Ventas. Este torero es Tomás Rufo y ha visitado el programa Es la Mañana de Federico de esRadio.

Tomás Rufo ha señalado que ha tenido "suerte" de que en su "corta carrera" hay "personas muy importantes". Una de ellas es el mayoral de Las Ventas, Florito, "una de las grandes personas que está en mi vida" y, además, sus apoderados, la casa Lozano. Rufo ha dicho que es "un privilegio el mío de poder haber caído en sus manos". "Al final, aunque uno se prepare mucho y se mentalice mucho de lo que quieres conseguir necesitas tener un buen equipo y, sobre todo, que todos vayamos remando en la misma dirección. Esa ha sido la pieza fundamental en mi carrera", ha añadido.

El torero toledano ha asegurado que después de eso también cuenta "prepararse mucho, entrenar mucho, mentalizarse mucho y que luego la suerte te ayude un poquito para que días clave, como esta temporada en Castellón, Sevilla o Madrid pues eche una mano y te ayude a que las cosas salgan bien".

El toro "coge y hace daño"

Tomás Rufo triunfó a lo grande el día de su confirmación del alternativa en la plaza de Las Ventas cuando salió por la Puerta Grande. No era el único compromiso que tenía en la pasada feria de San Isidro y en su segunda corrida en Madrid se llevó una fea voltereta de la que se ha llevado una lesión en la muñeca. El torero lo ah recordado en esRadio.

Ha contado que tiene que dar "gracias a Dios" porque "para lo que pudo ser se quedó prácticamente en un susto". Ocurrió "haciendo un quite al toro del maestro Manzanares" y fue "un verdadero milagro". "El toro me echa mano" cuando tenía "el capote a la espalda", ha recordado Rufo. "A lo mejor no era el quite idóneo para ese toro pero venía de haber salido a hombros mi tarde anterior, sabía que el público de Madrid me iba a esperar y exigir mucho y esa tarde iba muy mentalizado a que pasase lo que tuviese que pasar. Tenía en mi cabeza que había que tirar para adelante como fuera e iba mentalizado a ello", ha explicado.

tomas-rufo-las-ventas.jpeg
Tomás Rufo cogido haciendo un quite en Las Ventas.

"Que era el quite bueno o malo para el toro, a lo mejor sí o a lo mejor no" pero "el pitón viajó por sitios muy feos y… no me gusta ni recordarlo", se ha sincerado Tomás Rufo que ha añadido que "tiene que estar presente porque hay en ciertos momentos que la gente se olvida de que un toro coge y hace mucho daño. No viene mal de vez en cuando volver a hacerlo presente y que la gente sepa que nosotros nos jugamos la vida diariamente".

Queriendo ser torero desde los 14 años

Tomás Rufo ha sorprendido a los aficionados por su forma de torear y por cómo hace la suerte suprema. Ha contado que entrena con sus banderillero pero no ha tenido a nadie que le diga: "más derecho, más arriba". "Me gusta ver muchos vídeos de toreros actuales y ya retirados y, la verdad, que hay una cosa fundamental para matar los toros que es hacer la suerte bien, despacio y hasta bonita".

El matador de todos ha dicho que "al final, cuando has cuajado un toro y lo quieres matar, te olvidas de la técnica, te olvidas de si tienes que dar un paso para adelante, te tiras con el corazón para adelante y los matas". "Muchas veces es la cabeza la que te hace también querer matarlo. Es cierto que tienes que tener muy hecha la suerte, que cierres los ojos y te salga", ha apuntado.

tomas-rufo-esradio-210622--2.jpg
Tomás Rufo en el estudio de esRadio

Ha recordado que estuvo sus dos "primeros años en la escuela taurina de Toledo" y que allí dio sus "primeros pasos" aunque "rápidamente" se salió y estuvo por su cuenta. También ha dicho quedo tiene antecedentes taurinos en su familia y que "lo más cercano" es que su padre "recoge la carne de lidia de las plazas". "Yo de pequeño le acompañaba pero a ver toros, jugaba al fútbol… lo típico cuando eres niño" ha explicado.

Le entraron las ganas de torear "con 14 años". "Soy de un pueblo que es muy taurino, de Pepino (Toledo), y allí se vive muy intensa la Fiesta, el toro y demás. Todos los años hacían una fiesta en la que estaba prácticamente todo el pueblo y soltaban alguna vaca para que saltase la gente y a mí ahí dije: "esto me ha gustado a mi". Tenía amistades que ya estaban empezando y creo que también como un juego todo empieza". Tomás Rufo ha apuntado que su familia le decía "que estudiase" porque su padre es muy aficionado y conoce el sector y sabe "del sacrificio que conlleva". "Nadie quiere que un hijo suyo…", ha dejado en el aire la reflexión.

El toreo clásico

El torero toledano ha hablado de su concepto del toreo. Ha dicho que a él le ha atraído "lo clásico, que siempre ha gustado y nunca pasa de moda". "Yo soy partidario de ello", ha dicho. "La mejor preparación para un torero es torear. La suerte es que hago mucho campo por ahí fuera pero en casa de mis apoderados muchísimo y es el sitio donde más me gusta estar porque cuando voy al Cortijillo (la finca de la familia Lozano) con don José Luis después de torear cuatro becerras me siento a hablar con él de toreros antiguos, de lo que gusta y lo que no, del toreo clásico. Al final es algo que no se debe de perder. La mejor forma de conectar con el público es toreando como uno es y si es de la forma clásica que recuerde a los aficionados a otro tipo de toreros más antiguos es la mejor forma de triunfar", ha reflexionado.

Tomás Rufo también ha hablado de toreros en los que se ha fijado. Tanto actuales como antiguos. "De los actuales el maestro Juli. Para mí es el máximo referente, la máxima figura". Sobre su exitosos paso por Madrid ha dicho que no está "sorprendido porque he tenido la suerte de compartir con él días de preparación y es una figura máxima del toreo que nunca se ve el techo. A la vista están estas dos tardes suyas de San Isidro. Es una cabeza privilegiada". De los antiguos le "ha encantado siempre Manzanares padre".

tomas-rufo-maestranza-sevilla-2.jpg
Tomás Rufo en Sevilla

Sobre sus aficiones y lo que le gusta hacer cuando no está toreando ha apuntado que tiene "la suerte de vivir en un pueblo pequeñito" y de que le encanta "el campo" y una de sus "mayores aficiones" es "la caza". "Me relaja muchísimo y cuando tengo un ratito libre en vez de hacer otra cosa que podría hacer otro chaval de 22 años pues yo me voy al campo. Si fuese al revés pues diría que me voy a tomar algo pero es que a mí lo que me gusta es eso", ha contado.

"Dedico prácticamente toda mi vida a mi preparación pero en mis ratos libres es cierto que lo que me gusta es estar tranquilo y la soledad. Me viene bien para desconectar pero sobre todo para preparar mi mente", ha señalado el torero.

Tomás Rufo también ha hablado del toro. Ha dicho que "es fundamental torear muchos animales en el campo y muy distintos todos". Piensa que "un torero tiene que ser un gran conocedor de todo tipo de toros aunque torees ganado de una ganadería que a lo mejor aún no la has matado en una plaza". Para el diestro, hay que "tener en la cabeza" los distintos comportamientos porque "hay muchas ganaderías que sin tener nada que ver tienen muchas cosas en común".

"Cuando estoy en una plaza intento desde el primer momento que sale el toro ver todo: sus reacciones, como galopa, ver lo que hace… Desde que se le para con el capote hay muchos que ya los tengo prácticamente vistos. Eso te lo da la preparación, que tu cabeza no se sature, que respires bien, que estés tranquilo dentro de que vas a ponerte delante de un toro", ha contado.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios