Menú

España presiona a la OTAN para aumentar el compromiso con el Flanco Sur y la injerencia rusa en el Sahel

El Gobierno de Sánchez tendrá como aliado a Francia, Italia y Portugal, los otros países amenazados por las desestabilizaciones políticas en África.

El Gobierno de Sánchez tendrá como aliado a Francia, Italia y Portugal, los otros países amenazados por las desestabilizaciones políticas en África.
Pedro Sánchez habla con miembros de la delegación en la cumbre de la OTAN. | EFE

La invasión rusa de Ucrania es, sin lugar a dudas, el tema más mediático que se va a tratar en la cumbre de la OTAN que se está celebrando estos días en Washington (Estados Unidos). El reto que hay sobre la mesa es alcanzar un compromiso para que los socios creen una bolsa de unos 40.000 millones de euros en ayuda militar para el Gobierno de Kiev. Pero no va a ser el único, puesto que este conflicto bélico no es el único peligro al que se enfrentan los países aliados.

Hace tiempo que los países del sur de Europa observan con preocupación la evolución de lo que se denomina el Flanco Sur de la Alianza Atlántica. Un hecho de especial relevancia para países como España, Francia, Italia o Portugal, que son los más amenazados, debido a su situación geográfica, por los sucesos y acontecimiento que desestabilización el norte de África, especialmente en la zona del Sahel.

De hecho, en la cumbre de Madrid de 2022 consiguieron por primera vez que la OTAN hiciera alusión en su Brújula Estratégica al problema del sur. Pero ahora van a buscar con ahínco un compromiso de forma clara con un área geográfica que no ha parado de empeorar en los dos últimos años a ritmo de golpe de Estado y de retirada de las tropas europeas que trataban de apoyar en la estabilización de los países de la denominada frontera avanzada.

Pero, ¿qué significa eso de la frontera avanzada? Que los países no se ven afectados únicamente por los acontecimientos que desestabilizan a sus países fronterizos, sino también por los acontecimientos que desestabilizan a los vecinos de tus vecinos, porque eso termina afectando a tu vecino y, por consiguiente, a ti después. Se trata de adelantarse a los sucesos para no sufrir las consecuencias en carnes propias.

Hace años que el Sahel se ha convertido en una zona donde el yihadismo se ha extendido como la pólvora, las mafias de la inmigración ilegal cosechas grandes beneficios captando clientes que llegan en riadas a Europa, China compra voluntades políticas a base de créditos blandos y la construcción de grandes infraestructuras, y Rusia plasma su injerencia a golpe de acuerdos de asistencia militar con cualquier nuevo gobierno salido de un golpe de Estado.

La situación se ha vuelto tan crítica que, después de una década, las políticas de influencia rusa han conseguido expulsar a buena parte de las misiones militares europeas que pretendían ayudar a estos países a mejorar sus estructuras de Estado a largo plazo. Moscú ha conseguido cambiar adiestramiento y mejora a largo plazo por mercenarios y armas baratas para los ejércitos locales. Pan para hoy y hambre para mañana.

El ejemplo más palmario de ello se ha podido ver en Mali. Los europeos llegaron en 2012 para ayudar a un gobierno a punto de ser derrocado por los yihadistas, que se encontraban ya a las puertas de la capital. Consiguieron estabilizar el país, obligaron a los yihadistas a retirarse al norte y comenzaron un programa de adiestramiento militar. Una década después, la misión ha fracasado y el nuevo gobierno golpista maliense se ha echado en manos de Rusia.

Temas

En Defensa

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso