Menú

Champions League

El Madrid arranca con un triunfo gris en Zagreb

El conjunto de Mourinho, que estrenó la equipación roja, se ha impuesto a un Dinamo peleón gracias a un buen gol de Di María.

0
El conjunto de Mourinho, que estrenó la equipación roja, se ha impuesto a un Dinamo peleón gracias a un buen gol de Di María.
Ángel Di María controla el balón ante varios jugadores del Dinamo de Zagreb. | EFE

El Real Madrid no aparca las dudas, como las que mostró el pasado sábado en casa ante el Getafe. Esta vez, en el estreno en la Liga de Campeones, el conjunto de José Mourinho ha cuajado un partido gris, mostrándose sin ideas, ante un Dinamo de Zagreb que presentó batalla y gozó de alguna que otra ocasión. Eso sí, las mejores corrieron a cargo de los visitantes.

El técnico portugués no pudo dirigir desde el banquillo a los suyos, que han estrenado la equipación roja, al tener que cumplir el segundo de los tres partidos de sanción. En un principio se pensó que el de Setúbal se quedaría viendo el partido en el hotel de concentración, aunque finalmente decidió acudir al estadio Maksimir, que se llenó con unos 40.000 espectadores en las gradas, y presenciar la contienda desde la tribuna junto a Zinedine Zidane y Javier García Coll.

Sobre el césped, el Madrid se mostraba como un equipo sin ideas, sin capacidad de construcción en el centro del campo y con un exceso de protagonismo individual, capitalizado en las botas de Cristiano Ronaldo y Ángel Di María, que preferían encarar a la defensa rival antes que soltar el esférico y jugar con sus compañeros. La ausencia de un referente en el centro del campo –Mesut Özil estuvo muy apagado– facilitó que los croatas creyesen en sus posibilidades durante buena parte del encuentro.

Eso sí, las mejores ocasiones fueron del Madrid, con Karim Benzema como principal protagonista. El francés pudo haber inaugurado el marcador a los 11 minutos, aunque su disparo desde la frontal del área grande se estrelló en el larguero. A la media hora, el nueve del conjunto madrileño se inventó una gran jugada al desbordar por la derecha, regatear a dos rivales y ponerle un balón franco a Di María. El Fideo lo intentó con un disparo a bocajarro en el corazón del área, pero se topó con un sensacional Kelava, que realizó un partido espléndido y fue de largo el mejor de los suyos.

También tuvo una buena oportunidad el Dinamo por medio del peligroso Rukavina, que marró un mano a mano con Iker Casillas superada la media hora de partido. Al descanso se llegó con el empate sin goles pero con la sensación de que el 0-1 acabaría llegando tarde o temprano.

Y la segunda parte comenzó de forma muy favorable a los intereses del Madrid cuando, a los siete minutos, Di María culminó a la perfección una gran jugada colectiva en la que también participaron Cristiano Ronaldo, Benzema y Marcelo. El galo, desacertado de cara a gol pero generoso en el esfuerzo, habilitó al lateral zurdo brasileño para que éste abriese a la derecha y encontrase al Fideo, que fusiló a un Kelava que nada pudo hacer para evitar el 0-1.

Cristiano pudo haber marcado el segundo un minuto después, pero el portero croata, esta vez sí, se lució con un paradón para evitar un descalabro mayor. Ahí pareció morir todo el vendaval ofensivo del Real Madrid, que acabaría conformándose con ganar por la mínima y sin alardes.

Además, el equipo de Mourinho acabó quedándose con un jugador menos a veinte minutos del final al fingir una caída Marcelo dentro del área rival que le costó la segunda amarilla. Eso sí, el árbitro noruego Oddvar Moen también benefició al Dinamo al perdonar la expulsión a Jerko Leko, que se extralimitaba en cada una de sus entradas. Como una que le hizo a Cristiano Ronaldo, dejándole el tobillo derecho malparado.

Desde la grada, Mourinho tuvo que recomponer el equipo y dar entrada a Arbeloa y Lass Diarra –el mediocentro francés ha vuelto a jugar un partido cuatro meses después–, sacrificando a jugadores más ofensivos como Özil –muy gris el alemán– y Benzema. Así se aguantó hasta el final, con algún acercamiento de los pupilos de Krunoslav Jurcic, pero sin acciones comprometidas que pusieran en peligro el 0-1. El Madrid no jugó ni mucho menos un buen partido pero ha acabado sumando los tres puntos, que era lo importante.


Ficha técnica

Dinamo de Zagreb, 0: Kelava; Tomecak, Vida, Tonel, Ibáñez; Calello (Situm, m.86), Badelj; Kovacic (Pokrivac, m.62), Sammir, Leko; y Rukavina (Beqiraj, m.75)
Real Madrid, 1: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo; Xabi Alonso, Coentrao; Di María (Lass, m.77), Özil (Higuaín, m.77), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Arbeloa, m.81)

Gol: 0-1, m.52: Di María
Árbitro: Oddvar Moen (Noruega). Expulsó a Marcelo por doble amonestación (ms.69 y 72). Además, mostró tarjeta amarilla a Leko (m.38), Pokrivac (m.65) y Badelj (m.82), del Dinamo; y a Pepe (m.92), del Real Madrid
Incidencias: Partido de la primera jornada del grupo D de la Liga de Campeones disputado en el Maksimir Stadium de Zagreb ante 37.168 espectadores. El Real Madrid vistió de rojo, un color que no lucía desde hacía 1973 en Odessa (Ucrania). José Mourinho vio el partido desde la tribuna al estar sancionado por la UEFA

0
comentarios
Acceda a los 1 comentarios guardados

Servicios