Menú

Higuaín, de tres en tres para no perder la costumbre

Los tres goles del Pipita, tocado por la varita de los dioses, y otro de un resucitado Kaká han dado al Madrid un cómodo triunfo ante el Betis.

0
Los tres goles del Pipita, tocado por la varita de los dioses, y otro de un resucitado Kaká han dado al Madrid un cómodo triunfo ante el Betis.
Higuaín celebra uno de sus tres goles al Betis. | EFE

Después del obligado parón por los compromisos de las selecciones nacionales, el Real Madrid ha retomado el pulso a la Liga con un cómodo triunfo ante el Betis (4-1), gracias a tres goles de un Gonzalo Higuaín y a otro de Kaká, que ha resucitado y se va pareciendo cada vez más al que brilló en el Milan. Pese al marcador, el conjunto verdiblanco jugó con valentía en el Santiago Bernabéu pero al final acabó rindiéndose a la superioridad del Madrid, un equipo imparable en ataque.

Pepe Mel salió con todo y puso en liza su mejor once, mientras que José Mourinho volvió a confiar en Higuaín, que venía de marcar un hat-trick al Espanyol en Cornellá y de marcar otros tres tantos en la victoria de la selección argentina frente a Chile. Además, porque Karim Benzema aún no se ha recuperado plenamente de su lesión muscular. Y el Pipita respondió, aunque sus goles se hicieron esperar.

Después de una clara ocasión para los blancos en las botas de Higuaín (m.8), respondieron los visitantes con un disparo de Rubén Castro para poner en dificultades a Casillas. Sergio Ramos, que ha jugado un notable partido como central, se anticipó a continuación a un Jorge Molina que llegaba con todo para fusilar a Iker (m.11).

Al cuarto de hora llegó la mala noticia para el Betis con la lesión del canterano Vadillo, que se lastimó la rodilla derecha en la pugna por un balón con Ramos. En su lugar entró otro joven de la casa, Sergio Rodríguez. Este contratiempo descompuso a los verdiblancos y el Madrid lo aprovechó para llegar cada vez con más claridad a los dominios de Casto y crear varias ocasiones de gol, como un centro peligroso de Higuaín al que no llegaron por poco ni Cristiano Ronaldo ni Kaká, un remate de cabeza de CR7 que salió desviado o un mano a mano con el meta visitante que el portugués no supo resolver.

El show del Pipita

Incomprensiblemente el Madrid levantó el pie del acelerador y dio facilidades a un rival que hasta entonces estaba encerrado en su parcela. Poco antes del intermedio, Rubén Castro tuvo en sus botas el gol visitante, pero su remate de volea, tras el centro de Sergio Rodríguez, se marchó desviado. Con el 0-0 se llegó al intermedio.

La segunda parte no pudo comenzar mejor para el Madrid. Sólo habían transcurrido veinte segundos cuando Cristiano le ganó la espalda a Chica tras un buen pase en largo de Marcelo, se presentó ante Casto y optó por regalarle el gol a Higuaín. El Madrid consiguió abrir la lata y, con los deberes hechos, todo iba a empezar a ir cuesta abajo.

El Betis pudo haber empatado al cuarto de hora de la segunda mitad, pero no supo hacerlo y, de lo que pudo ser el 1-1, se pasó al 2-0. Cristiano condujo el balón por la izquierda y pasó atrás para Kaká. El brasileño, que al fin parece haber resucitado después de dos años aciagos, se inventó un gran disparo con rosca ante el que nada pudo hacer el guardameta bético. Segundos después, José Mourinho metió en el campo a Ángel Di María y quitó precisamente a Kaká para que la parroquia blanca le despidiera con una merecida ovación.

Pese a ir con dos goles por debajo en el marcador, el Betis no se descompuso y, con Roque Santa Cruz sobre el césped –el paraguayo había entrado en sustitución de Salva Sevilla–, aprovechó uno de los pocos errores de la zaga madridista para acortar distancias. Santa Cruz habilitó para Jorge Molina y éste batió a un Casillas que hasta entonces apenas había tenido trabajo.

Pero ya se sabe que la alegría dura muy poco en casa del pobre y, sólo unos segundos después, Higuaín marcaría el segundo en su cuenta particular para hacer añicos el sueño de remontada del Betis. Fue al aprovechar un pase de Di María y batir a Casto con un toque sutil. Cristiano estaba preparado en el segundo palo y esperaba que el Pipita le devolviera el favor, pero no fue así. El definitivo 4-1 llegó sólo cuatro minutos después, cuando de nuevo el imparable Higuaín se presentó ante el cancerbero rival y le batió con una preciosa vaselina. Un aguanís al estilo Raúl.

Mourinho aprovechó que todo el pescado estaba vendido para dar entrada a Fabio Coentrao, que acaba de salir de una lesión, y a Hamit Altintop, que debutaba con la camiseta blanca en el Bernabéu. El Betis, ahora sí, ya estaba entregado al rival, aunque también pudo haber marcado el segundo por medio de Molina. Justo después de que el árbitro Delgado Ferreiro se tragara un clarísimo penalti sobre Marcelo.

En definitiva, el Real Madrid ha pasado por encima del Betis en una jornada que presentaba ciertas dudas después de los compromisos de las selecciones. Pero no menos cierto es que los blancos se suelen curar bastante bien del 'virus FIFA'. No en vano, han conseguido 45 de 48 puntos posibles en los últimos 16 encuentros ligueros que han disputado tras los partidos internacionales.


Ficha técnica

Real Madrid, 4: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo; Lass, Xabi Alonso; Özil (Coentrao, m.74), Kaká (Di María, m.60), Cristiano Ronaldo (Altintop, m.77); e Higuaín
Real Betis, 1: Casto; Chica, Amaya, Dorado, Nacho; Iriney, Beñat (Momo, m.77), Salva Sevilla (Santa Cruz, m.62), Vadillo (Sergio, m.21); Jorge Molina y Rubén Castro

Goles: 1-0, m.46: Higuaín; 2-0, m.59: Kaká; 2-1, m.68: Jorge Molina; 3-1, m.69: Higuaín; 4-1, m.73: Higuaín
Árbitro: Delgado Ferreiro (Colegio vasco). Mostró tarjeta amarilla a Pepe (m.24), del Real Madrid; y a Salva Sevilla (m.60), Beñat (m.64) y Momo (m.85), del Betis
Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 83.000 espectadores. Lleno

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios