Menú

Unas semifinales de balonmano cargadas de tensión

España se mide a Dinamarca con sed de venganza, aunque el seleccionador quite hierro, y Serbia y Croacia se enfrentan en el otro choque.

Libertad Digital
0

El seleccionador Valero Rivera ha asegurado, pese a reconocer el malestar de los jugadores españoles por el comportamiento de algunos de los integrantes de la selección danesa en la semifinal del último Mundial, que su equipo no quiere una revancha, sino ganar y disputar la final del Europeo.

"Quedarte fuera de una final siempre duele. El problema es que hubo algunos gestos fuera de lugar, que nos dolieron casi más que la derrota, porque algún jugador danés, no digo todos, no supo ganar, pero ánimo de revancha no, hay ánimo de hacerlo bien, de ganar, de estar en la final", señaló Rivera.

Una final que el técnico español confía en alcanzar si la selección española muestra ante Dinamarca en las semifinales el mismo nivel de juego que ha exhibido durante el torneo, en el que España es el único equipo que aún puede presumir de invicto.

"Es cierto que Dinamarca tiene un magnífico equipo, pero nosotros también tenemos lo nuestro. Ellos están aquí porque han ganado seis puntos seguidos y se han encontrado con otros resultados que les han favorecido, pero nosotros hemos sido absolutamente regulares, somos el único semifinalista que llega invicto y eso tiene mucho mérito, más teniendo en cuenta contra quien hemos jugado", indicó Rivera.

A la selección española, señala Valero Rivera, no le bastará solo con estar bien en defensa, porque si no se muestra segura en ataque, será víctima del contraataque danés. "El repliegue defensivo deber ser excelente, pero es también importante que en ataque no les demos opciones de montar el contragolpe, porque tienen un contraataque muy bueno", concluyó Rivera.

Serbia-Croacia, una semifinal muy tensa

Tras concluir el encuentro de España, las selecciones de Serbia y Croacia se medirán por el otro puesto en la gran final del Campeonato de Europa, en un partido marcado por la rivalidad y los incidentes que han ensombrecido las horas previas al choque.

Altercados que han llevado a la Federación Croata a desaconsejar a sus aficionados que viajen hasta Belgrado, para evitar incidentes como los ocurridos en las dos últimas noches en Novi Sad, que se saldaron con tres heridos leves, trece detenidos y cinco vehículos calcinados.

No hay que olvidar que varios vehículos con matrículas croatas han aparecido esta mañana calcinados en distintos hoteles de la ciudad de Novi Sad, donde el pasado martes ya se produjo el ataque a un grupo de aficionados croatas cuando regresaban a su país, tras la disputa del encuentro de Croacia y Francia del Europeo de Balonmano que se disputa en Serbia.

Una tensión que presumiblemente se trasladará a la pista, donde la anfitriona, Serbia, necesitará de todo el apoyo de los 20.000 espectadores que previsiblemente abarrotarán el recinto belgradense para superar a una Croacia, que sobre el papel cuenta con un equipo netamente superior.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios