Menú

Copa del Rey

Combate nulo en Mestalla

Vibrante y polémico partido en Mestalla, donde Valencia y Barcelona han firmado un empate que deja todo pendiente para la vuelta.

0
Vibrante y polémico partido en Mestalla, donde Valencia y Barcelona han firmado un empate que deja todo pendiente para la vuelta.

Partido de alto voltaje en Mestalla, donde Valencia y Barcelona han firmado un empate (1-1), en la ida de semifinales de la Copa del Rey, que deja todo pendiente para la vuelta, dentro de una semana en el Camp Nou. Los goles se registraron en la primera parte: Jonas adelantó a los locales a los 26 minutos, mientras que Puyol establecía la igualada ocho después. El partido ha estado marcado también por la polémica actuación del árbitro González González, que se tragó una clara mano de Pinto fuera del área que le habría costado la roja directa.

Está claro que los duelos entre Valencia y Barça prometen espectáculo y goles, amén de tensión, mucha tensión, y el duelo de anoche en Mestalla no iba a ser una excepción. No fue un partido especialmente bonito, pero los dos equipos protagonizaron una enconada lucha táctica y física, especialmente en el centro del campo. Fue, en definitiva, uno de esos encuentros que tanto le gusta a los entrenadores.

Sorprendió de inicio Pep Guardiola al dejar fuera del once a dos titulares indiscutibles como Xavi y Dani Alves, dando la responsabilidad de la creación de juego a Thiago Alcántara, mientras que Unai Emery pudo contar finalmente con Éver Banega, Miguel, Adil Rami y Albelda, este último tras perderse el encuentro del pasado domingo en Santander por sanción.

Desde el principio se vio que el Barça no jugaba como en otras ocasiones. Le faltaron velocidad y fluidez a la hora de mover el balón, entre otras cosas porque el Valencia ejerció una buena presión en el centro del campo. Los futbolistas locales corrían con sentido, apretando las tuercas a un rival al que le costaba salir de su parcela. Aún así, la primera ocasión de la noche fue para los visitantes en un lanzamiento de falta a cargo de Messi que salió desviado por poco.

De nuevo el argentino llevó la zozobra al área local tras robarle la pelota a su compatriota Éver Banega, aunque Mathieu, un puñal en ataque y providencial en defensa, se cruzó en el remate del 10 azulgrana para que al final fuera Diego Alves el que atrapara la pelota sin apuros. Por los locales, era sobre todo Pablo Piatti quien ponía en aprietos a la defensa culé, que tuvo bastante más trabajo que en otras ocasiones.

La acción polémica de la noche se produjo a los 18 minutos, cuando Pinto salió de su portería y tocó la pelota fuera del área. El árbitro González González no lo vio –o no quiso verlo– y, por tanto, permitió que el portero gaditano siguiera sobre el campo cuando debió haberle mostrado la cartulina roja. Se animó el Valencia, que tuvo una buena oportunidad en las botas de Soldado –su volea salió fuera por poco–, y también el Barça. Fue Alexis Sánchez el que pudo haber logrado el primer tanto visitante sólo un minuto después, aunque perdonó en el mano a mano con Alves.

Y de lo que pudo ser el 0-1 se pasó al 1-0 sólo cinco minutos. Mathieu, tras asociarse con Jordi Alba, se pegó una carrera por la izquierda y puso la pelota en el corazón del área, por donde apareció Jonas Gonçalves para acabar fusilando a Pinto. No se descompuso el Barcelona, que fue a por el empate. Y lo acabaría logrando rebasada la media hora, después de que Alves le ganara el mano a mano a Alexis, en otra ocasión aún más clara para el chileno que la anterior. En la acción posterior, un córner botado desde la izquierda por Cesc Fábregas lo cabeceó Puyol a la red, aprovechándose de la indecisión del meta brasileño, para establecer el empate. De nuevo las espadas estaban en todo lo alto en Mestalla.

El Barça mejora en la segunda parte

Salieron los dos equipos enchufados tras el descanso, con una ocasión para uno y otro, pero la mejor opción fue para el Barça. A los diez minutos de la segunda parte, González González no dudó en señalar penalti a favor de los visitantes por un derribo claro de Miguel a Thiago. Messi pidió el balón y lanzó la pena máxima, ante la que se lució Alves con un paradón para evitar el 1-2 y, de paso, enmendar su error en el tanto de Puyol.

Tanto Emery como Guardiola movieron ficha: el vasco dando entrada a Feghouli por Piatti, uno de los más activos del Valencia en la primera parte, y el segundo quitando a Alexis para poner en el campo a Dani Alves, que pasó a jugar como extremo derecho. En los siguientes minutos, fue el Barça el que más se acercó a la portería rival y llegó a inquietar al portero brasileño, con un remate lejano de Abidal y un cabezazo de Piqué que salió alto, aunque la mejor ocasión corrió a cargo de Dani Alves. El brasileño se asoció con Thiago y probó fortuna con un remate cruzado que se estrelló en la base del poste.

Viendo que Soldado apenas recibía balones arriba, Emery dio entrada a Aduriz en sustitución de Jonas. Pero lo cierto es que tampoco funcionó el experimento con el donostiarra en el césped, entre otras cosas porque la auténtica batalla se vivió en el centro del campo. Quien tampoco tuvo demasiado protagonismo en la segunda mitad fue Leo Messi, aunque cada vez que aparecía era para poner en serios aprietos a la zaga local.

Hasta el final, los dos equipos se dedicaron a defenderse lo mejor posible y dejar que transcurrieron los minutos, dando por bueno un empate que deja todo pendiente para la vuelta en el Camp Nou.


Ficha técnica

Valencia, 1: Diego Alves; Miguel, Rami, Víctor Ruiz, Mathieu; Albelda (Tino Costa, m.66), Éver Banega; Piatti (Feghouli, m.58), Jonas (Aduriz, m.74), Jordi Alba; y Soldado
FC Barcelona, 1: Pinto; Puyol, Piqué, Mascherano, Abidal; Busquets, Thiago (Jonathan Dos Santos, m.79), Cesc; Cuenca (Tello, m.87), Messi y Alexis (Dani Alves, m.62)

Goles: 1-0, m.26: Jonas; 1-1, m.34: Puyol
Árbitro: González González (Comité castellano-leonés). Mostró tarjeta amarilla a Jonas, Banega (m.27), Banega (m.33), Albelda (m.46), Víctor Ruiz (m.52), Jordi Alba (m.73) y Mathieu (m.86), del Valencia; y a Mascherano (m.41) y Pinto (m.79)
Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Copa del Rey disputado en el estadio de Mestalla ante 51.800 espectadores. A la salida de los equipos, la afición del Valencia desplegó un mosaico desde la grada en el que se podía leer 'Jo crec' (Yo creo)

0
comentarios
Acceda a los 3 comentarios guardados

Servicios