Menú

Kaká y Marcelo acuden al rescate del Madrid

Benzema marcó dos goles, pero la clave del partido fue la entrada en escena de los dos internacionales brasileños.

0
Benzema marcó dos goles, pero la clave del partido fue la entrada en escena de los dos internacionales brasileños.
Kaká es felicitado por su gol al APOEL. | EFE

El Real Madrid ha acabado goleando al APOEL Nicosia (0-3), después de exhibir un juego algo espeso durante una hora, para dar un paso de gigante hacia semifinales de la Liga de Campeones por segundo año consecutivo. La entrada en el campo de Kaká y Marcelo resultó decisiva para el equipo blanco, en el que también ha brillado Karim Benzema con dos goles, mientras que Iker Casillas fue un espectador más porque no tuvo que intervenir. El campeón de Chipre nunca disparó a puerta.

José Mourinho salió con todo y apostó por un once muy ofensivo, con Mesut Özil, Cristiano Ronaldo, Higuaín y Karim Benzema. Por detrás, en la sala de máquinas, aparecía Nuri Sahin junto a Khedira. El internacional turco, titular por la baja del sancionado Xabi Alonso, tenía ante sí la oportunidad de reivindicarse. Y lo hizo. Empezó un tanto gris, pero fue a más. Puede que el Madrid lo haya recuperado para la causa en este tramo decisivo de la temporada.

Lo cierto es que los blancos saltaron al césped del Estadio GSP con una torrija importante. Unos 23.000 espectadores abarrotaron el campo de Nicosia, que al final no fue el infierno que se nos había anunciado. Ante la ausencia del sancionado Gustavo Manduca, una de sus principales estrellas, el APOEL tenía como referencia a Aílton. Pero el brasileño anduvo siempre perdido ante la defensa blanca.

Sin alharacas, el equipo de Mourinho empezó a pisar el área de Chiotis y la primera oportunidad llegó a los 11 minutos, cuando Özil obligó al meta chipriota a lucirse para desviar su remate de volea. En esas, Ivan Jovanovic se vio obligado a dar entrada a Kaká, el central local, en sustitución del lesionado Oliveira. Primer contratiempo para el técnico serbio del campeón chipriota.

Tuvieron que pasar bastantes minutos para que el Madrid volviera a pisar el área rival. Fue en el 28 cuando Ronaldo, escorado tras un pase en profundidad de Sahin –el exjugador del Borussia Dortmund empezaba a aparecer tras un comienzo discreto–, puso a prueba a Chiotis. Pero la oportunidad más clara de los blancos en la primera mitad llegaría cinco minutos después. También con Cristiano y Nuri como protagonistas. El primero habilitó para el turco y éste, jugando de primeras, encontró a un Benzema que esperaba en el segundo palo. Pero el lionés falló lo infallable al mandar la pelota a las nubes cuando se encontraba casi en la misma raya de gol, con Chiotis ya batido.

El Madrid perdonaba y se atascaba ante un flojísimo y decepcionante APOEL, que siempre renunció a la pelota y se dedicó a esperar a su rival atrás, prácticamente encerrado en su área. Con el 0-0 inicial se llegó al descanso.

La revolución de Kaká y Marcelo

Muy poco cambió el guión tras el intermedio, pero el Madrid no acababa de salir del atolladero. Hasta que a Mourinho se le encendió la luz. A los 63 minutos dio entrada en el campo a Marcelo y Kaká en sustitución de Coentrao, que sigue sin dar la talla, e Higuaín. Los cambios funcionaron... ¡y de qué manera!

Cuando los dos futbolistas brasileños llevaban apenas cuatro minutos en el campo, llegó el primer tanto de la noche. Kaká, tras una buena acción de Marcelo, desbordó por la izquierda, recortó a su defensor y puso un gran centro al corazón del área. Allí apareció, todo pundonor, Benzema, que se dejó el alma para rematar de cabeza y batir a un Chiotis que tal vez pudo hacer algo más. Al fin se abría el melón y se avecinaba goleada.

El portero chipriota, un amigo para este Real Madrid, empezó a ponerse nervioso y a punto estuvo de tragarse un disparo seco de Cristiano. Era el preludio del 0-2. Otra vez Marcelo campó a sus anchas. Después de dejar sentado a Poursatides, se tiró con todo para evitar que la pelota saliera por la línea de fondo. Se la acabó poniendo a Kaká, quien no tuvo más que empujarla para cerrar el partido y también la eliminatoria. Después de más de una hora sin chispa, los dos internacionales brasileños del Madrid salieron al rescate de sus compañeros para despejar el camino.

Aún faltaba otro gol más. Con el tiempo reglamentario casi cumplido, apareció en el área Özil, hasta entonces prácticamente inédito, para ponerle a Benzema un balón con un pase maravilloso con el exterior del pie izquierdo. El francés, después de la clarísima ocasión marrada en la primera parte, se acabó desquitando y fue el gran goleador de la noche.

Fin de la historia. El Real Madrid ha hecho los deberes y deja resuelta la eliminatoria ante un APOEL del que se esperaba mucho más, especialmente después de haber dejado en el camino al Oporto en la fase de grupos y de haber eliminado al Lyon en octavos. La vuelta en el Santiago Bernabéu será un partido de trámite para los blancos, que ya aguarda a su rival de semifinales: el Bayern de Múnich o el Olympique de Marsella. Eso será otra historia...


Ficha técnica

APOEL Nicosia, 0: Chiotis; Poursaitides, Oliveira (Kaká, m.13), Paulo Jorge, William Boaventura; Nuno Morais, Hélio Pinto (Solari, m.72), Charalambides, Trickovski, Alexandrou (Sousa, m.46); y Aílton
Real Madrid, 3: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao (Marcelo, m.63); Sahin (Granero, m.84), Khedira; Özil, Cristiano Ronaldo, Higuaín (Kaká, m.63) y Benzema

Goles: 0-1, m.73: Benzema; 0-2, m.82: Kaká; 0-3, m.89: Benzema
Árbitro: Felix Brych (Alemania). Sin amonestados
Incidencias: Partido de ida de cuartos de final de Liga de Campeones disputado en el Estadio GSP de Nicosia ante la presencia de 23.000 espectadores.
Lleno

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios