Menú

Francesco Molinari gana el Abierto de España

El italiano se ha impuesto a los tres golfistas españoles que tenían opciones antes de la última jornada.

AGUSTÍN OLALLA
0
El italiano se ha impuesto a los tres golfistas españoles que tenían opciones antes de la última jornada.
Molinari, bañado en cava. | A. Marfil

Dixon, Larrazábal, Campillo, Cañizares, Kjeldsen... Al final, ninguno apareció, con lo que el italiano Francesco Molinari arrasó en el Real Club de Golf de Sevilla.

El sábado lo dejábamos con tres de los nuestros con claras opciones de triunfo en esta edición centenaria del Reale Open de España -Larrazábal, Campillo y Cañizares-, persiguiendo al inglés y líder el sábado Simon Dixon.

Por fin salió el sol a orillas del Guadalquivir y hemos podido disfrutar de una jornada de golf con emoción y gran asistencia de público. Todo parecía preparado para una jornada

de éxtasis español, con muchas esperanzas de ver coronado a un nacional como campeón de la centésima edición del Open de España, justo un día antes de que se cumpla el primer aniversario de la desaparición de Seve. Todos ellos salieron con fuerza y ganas, pero al final no pudo ser. El que menos esperábamos todos, se llevó el título.

Y nada más comenzar la última ronda, Dixon apretaba los dientes y con dos birdies consecutivos ponía tierra de por medio, pero sólo fue un espejismo. Por delante estaba el auténtico protagonista de la jornada y del Open, el italiano Francesco Molinari, que partía de 1 bajo par, a cuatro golpes del liderato.

El italiano con una vuelta estratosférica de 65 golpes, en unas condiciones climatológicas excelentes, con cuatro birdies por los primeros 9 y tres más para completar por lo 9 segundos, se colocaba en 8 bajo par, dígito inalcanzable para el resto de los jugadores, anotándose su tercera victoria en el European Tour.

Dixon se desinflaba como un globo de aire y, tras su gran comienzo, firmaba seis bogeys que le relegaban hasta 1 bajo par, cayendo estrepitosamente hasta la duodécima posición. Mientras, los nuestros no terminaban de arrancar.

Pablo Larrazábal se encontraba con la desagradable sorpresa del bogey del hoyo 7, de nuevo molestado por el público, y, a pesar de firmar dos birdies en la segunda vuelta, no fue suficiente para dar alcance al italiano, compartiendo la segunda plaza. Alejandro Cañizares firmaba un birdie en el hoyo 2, pero el doble bogey del 5 le paró por completo y, aún a pesar de los birdies y el eagle de la segunda vuelta, también segundo junto a Pablo y el danés Soren Kjeldsen, todos ellos con un total de 5 bajo par a tres golpes del campeón.

Jorge Campillo fue el peor parado de los tres. Con dos birdies, un eagle, pero adornando su tarjeta con cuatro bogeys que le dejaban al par en el día y con 3 bajo par, terminó ocupando la quinta plaza. Aun así, muy buen torneo para el extremeño.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios